Último número
Entrevistas
Romina Garber, autora de Lobizona y la saga Zodíaco.
Tessa Gratton, autora de Blood Magic y Lady Hotspur.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Renace de las sombras (Hija del dragón II)
Kiersten White

Puck
Reseñas de novedades El Templo#75 (abril 2020)
Por Daniel Renedo
866 lecturas

¡Cuidado! Renace de las sombras es la segunda parte de Hija del dragón, novela nominada a los Templis 2018, y esta reseña contiene spoilers de lo ocurrido en ella.

«Es más fácil destruir que construir».

Enero de 1453. Han pasado meses desde que Lada abandonara a Radu y regresara a Valaquia. Él eligió quedarse junto a Mehmed, y en todo este tiempo no ha tenido noticias de su hermana. Radu asumía que ella se habría hecho fácilmente con el trono, pero, en una fiesta, se entera de que no es así, y de que Mehmed lo ha sabido todo este tiempo. ¿Qué más le estará ocultando?

Febrero de 1453. Lada lleva sin noticias de Radu y Mehmed desde su intento fallido de tomar el trono valaco; ha fracasado, no tiene aliados (aunque conserva a sus hombres) y no está dispuesta a volver mostrando debilidad. Ahora, tras cierta noticia, la certeza de que ambos seguían creyendo en ella se ha esfumado por completo. Pero aún le queda una oportunidad: el príncipe de Valaquia la considera una amenaza y «donde hay miedo, también hay poder».

Lada hará lo que sea por recuperar el trono que cree que le pertenece; Mehmed, por conquistar Constantinopla y Radu, por… Mehmed, incluso infiltrarse en Constantinopla para ser sus manos y ojos detrás de la muralla de cara a la toma de la ciudad.

Aunque la novela se divida en capítulos alternos en los que seguimos a cada hermano en una línea temporal distinta, Radu es, a nuestros ojos, el protagonista absoluto de esta segunda parte. Lada por supuesto sigue evolucionando —llega a comprender, aunque conserva su fortaleza de carácter, que quizá sus esfuerzos jamás sean suficientes—, pero es Radu quien logra «romper con todo», como ella hizo en Hija del dragón. Radu, ese chico incapaz de entender que alguien le pueda querer por lo que es y no por lo que tiene que ofrecer, que cree que las cosas siempre se pueden hacer de forma distinta y que solo encuentra consuelo en la fe.

Esta continuación confirma la trilogía como el mejor trabajo de Kiersten White hasta la fecha: una obra de ficción histórica juvenil abismal, tan adictiva como absorbente, que es capaz de reflejar los deseos y miedos de los seres humanos, pero, sobre todo, su bajeza.

La hija del dragón ha renacido de las sombras, pero… ¿Arderá todo a su paso? ¿Lo harán los hermanos Dracul?

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Isma en Las verdaderas confesiones de Charlotte Doyle: Yo lo leí solo porque lo mandaron en el instituto, pero la verda...
Nadie importante en Marina: Carlos Ruiz Zafón hizo muy buen trabajo con este libro, rebosado...
Aroha en El ponche de los deseos: Es un poco aburrido, pero si le pillas el truco, te va gustando m...
Bruno en El reino de los Tres Soles (El reino de las Tres Lunas II): A mí, al principio me estaba aburriendo, pero con el tiempo me e...
la loca es perfecta en El señor de las moscas: Muy buena reseña. ...
xd en Las máscaras de Omega (Luna y los Incorpóreos I): No me gusta nada este libro....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número