Último número
Entrevistas
Jay Kristoff, autor de Las guerras del loto, Illuminae y Nuncanoche.
Chris Pueyo, autor de El chico de las estrellas, Aquí dentro siempre llueve y La abuela.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Rojo, blanco y sangre azul
Casey McQuiston

Molino
Reseñas de novedades El Templo#73 (diciembre 2019)
Por Daniel Renedo
550 lecturas

Tienes muchos lunares. ¿Es por culpa de la endogamia? 

Alex Claremont-Díaz, hijo de la primera presidenta de Estados Unidos, ha de acudir al evento internacional más importante del año, la boda real inglesa, donde habrá de toparse, lo quiera o no, con su ya legendario archienemigo: el príncipe Henry. La Casa Blanca es, salvando las distancias, lo más parecido a la realeza inglesa, y la prensa lleva comparándolos desde que la madre de Alex se alzó con la victoria. Pero a Alex lo que más le repatea es que el aparentemente inapetente príncipe se crea perfecto.

El día de la boda real, ambos se convierten, muy a su pesar, en protagonistas absolutos cuando, tras buscarse las vueltas, consiguen que la tarta nupcial (de astronómico valor) acabe por los suelos, y ellos dos sobre esta, uno encima del otro. A partir de ese momento, no lograrán sacarse las cámaras de encima: primero habrán de aparentar ser «colegas» para que la situación se calme, y después… digamos que el roce hará el cariño.

Rojo, blanco y sangre azul ha hecho recientemente doblete en los Goodreads Choice Awards, ganando las categorías de mejor novela romántica y mejor debut, algo bastante inusual para un libro New Adult —en el que el sexo tiene mucho peso—. Una novela muy querida por el público estadounidense que, sin duda, es con el que mejor resuena, pues, partiendo de las elecciones presidenciales de 2016, la del libro es una realidad alternativa a la actual. Pero Rojo, blanco y sangre azul es ante todo una «comedia romántica, política y queer, con elementos de la realeza» que funciona como literatura de evasión.

Las cosillas que no nos terminan de convencer son, por un lado, la voz narradora —una tercera persona omnisciente— dadas las circunstancias de la historia y, por otro, cierta descompensación entre la primera mitad del libro —amena, muy desinhibida, ligera y entretenida— con la segunda: con demasiado peso dramático, que frena por completo el ritmo.

No obstante, es muy fácil dejarse atrapar por Rojo, blanco y sangre azul por su factor escapista, su amena ironía y divertida crítica, su carácter rebelde, su fondo esperanzador y por su (no menos importante) tórrido romance.

Juntos, Alex y Henry, son libres, pero ante todo sinceros consigo mismos. ¿No es acaso eso lo más importante?

¿Qué opinan nuestros lectores?
Eva Navarro
2020-03-23 14:55:18
Rojo, blanco y sangre azul es una novela ideal para desconectar. Su autora Casey McQuiston ha sabido contarnos una historia sobre los malentendidos, cómo aprender a crecer, que no importa a quién amemos y que a veces es muy difícil escapar de la jaula de oro en la que te obligan a vivir. También se siente muy de cerca todo el mundo de la prensa rosa y amarilla y lo difícil que es vivir rodeado de toda esta falta de intimidad que a veces puede llegar a ser insoportable y que no destila tanto glamour como parece.

El libro es directo y muy fresco, divertido y que te ayuda a olvidar los problemas. Alex y Henry son adorables y es maravilloso seguirlos en su camino a la madurez y a descubrir sus sentimientos. Sus encuentros son muy apasionados y, otras veces, tan dulces y románticos. Quien busque un príncipe azul aquí lo encontrará, seguro. Los secundarios son encantadores y la guinda que este delicioso pastel necesita. La historia no sería la misma sin la loca familia de Alex.

En conclusión, la recomiendo muchísimo si buscas una novela simpática, repleta de buenas vibraciones, muy romántica pero con su toque picante y que su profundidad la crean sus personajes, sobre todo Henry, ya que al ser un príncipe heredero no puede tener la libertad y vivir el amor que cualquier joven merece. Alex es divertido y con una y mil ocurrencias cada cual más alocada. Solo recordar la escena de los pavos. Espero impaciente otros libros de esta fantástica autora pues son un soplo de aire fresco.
En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
en El señor de los anillos: ¡Es horrible!...
Valeria Olivero en Trilogía Hex: AMÉ EXPERIMENTO HEX. Anhelo con todo mi ser los otros do...
Adriana en Forbidden (Prohibido): ¡Es una historia excelente y conmovedora! Coincido con las opinio...
sidgrid uribe en La Selección (primera parte de la saga): Estuvo super genial... Me encantaría tener la saga completa. :(...
princesa luna en Princess Diaries (El diario de la princesa): Hola, princesa luna. ...
Anonimo en La guerra de los mundos: Buena reseña, me ayudó. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número