Último número
Entrevistas
José Antonio Cotrina, autor de La deriva, La noche del espectro y La canción secreta del mundo.
Marissa Meyer, autora de Renegados, Sin corazón y Las crónicas lunares.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Rojo y oro
Iria G. Parente, Selene M. Pascual

Alfaguara
Zona <20 El Templo#57 (abril 2017)
Por Nuria Dam
1.219 lecturas

Presta atención, mortal, si en una noche despejada decides alzar la vista a las estrellas. Puede que las musas susurren a tu oído los versos de una historia milenaria.

La historia de una amazona sometida por el mismo hombre que destruyó todo lo que amaba; de un dios castigado por un crimen que no cometió. La historia de dos esclavos que nunca debieron serlo; de muchos años de sufrimiento que se escapan en forma de sangre derramada, roja y dorada, y terminan cubriendo sus cuerpos como una armadura. La historia de cómo ni el Olimpo ni el Caos, ni siquiera la propia Muerte pueden entrometerse en el camino de la libertad, si se lucha y se quiere con suficiente fuerza.

La historia de Asteria y la historia de Orión.

Incluso los dioses del panteón, tan ensimismados en su divinidad, fueron capaces de percibir la humanidad de los protagonistas.

Apolo quedó prendado por la forma en que las ninfas, los astros y el propio Mundo cuentan la historia. Se trata de un enfoque original, que nunca se había escuchado en una epopeya como esta y que permite descubrir matices que resultan imperceptibles cuando las musas hablan con las voces de los propios personajes.

Afrodita terminó conmovida por el amor puro y dulce de Orión y por la fuerza con la que Asteria, impulsada por una sororidad implacable, ama a sus hermanas; Artemisa, por el valor de la amazona, una auténtica heroína que demuestra que una mujer no necesita a ningún hombre que la salve.

Zeus admiró en silencio el poderoso mensaje de las acciones de Asteria y Orión, su fe inquebrantable en un mundo mejor; y hasta el mismísimo Hades se quedó de piedra al contemplar el final de sus desventuras.

Si estás lo suficientemente loco como para pasar por alto las recomendaciones de los dioses, mortal, deja que termine de convencerte. Épica; cargada de batallas y reflexiones, de humanidad y de crudeza; con personajes memorables y un mensaje, aunque atemporal, muy necesario en la época que vivimos: así cantan las musas esta historia. Y así será como quede grabada en las estrellas... y en tu memoria.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
titi vega en Nunca digas siempre: El libro no me gustó para nada, fue como cualquiera de esas histo...
Sandra en La colina de Watership: Yo vi primero la película de animación hace muchos años, y me fas...
HDP en Seis horas y unas gotas de sangre: Una grosería. El libro es muy grosero y nada educativo. ...
Luis en Se vende mamá: No he podido encontrar el libro....
Sara en Muerte en el Priorato: Al principio no engancha, pero conforme pasan las páginas se va v...
Mayté Vega en El Chico de las Estrellas: Es lo mejor, ayuda a las personas a superarse por sí mismas....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número