Último número
Entrevistas
Gabriella Campbell, autora de El fin de los sueños y La noche del espectro.
África Vázquez, autora de las bilogías La ciudad de los ladrones y El club de los miércoles
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Sadie
Courtney Summers

La Galera
Reseñas de novedades El Templo#73 (diciembre 2019)
Por Gabriela Portillo
772 lecturas

«No puedo enfrentarme a otra chica muerta».

Ya ha muerto Mattie. Tenía trece años. Se fugó en medio de la noche y poco después encontraron su cadáver en una casa calcinada. Y ahora, Sadie también ha desaparecido.

West McCray no buscaba una historia tétrica. Sabe entretener a la audiencia del pódcast que presenta sin necesidad de sensacionalismos. Pero, cuando una mujer te contacta con un temor tan desgarrador, el de perder a su otra protegida, da igual lo que quieras. La ayudas. Así nace Las chicas, un programa de radio que intercala entrevistas, reflexiones e investigación para arrojar luz sobre el caso de huida de la hermana mayor de Mattie.

Esa es Sadie. Ser hermana era su única identidad, su vida. Se la han arrebatado y ella no descansará hasta hacer lo mismo al hombre que asesinó a Mattie.

Estos dos enfoques se intercalan en la novela para desentrañar qué hay detrás de ese nombre: quién es Sadie ahora. Ella narra el camino a su venganza en presente; el guion radiofónico, su pasado. Courtney Summers logra con esta narración algo complejo: reflejar la idiosincrasia de Sadie (¿el primer personaje tartamudo que leemos?) a la par que el modo en que se funde la chica en la universalidad de la realidad de muchas mujeres. La autora parece decirnos que aquí Sadie es la protagonista porque, si no, puede que nunca lo hubiera sido. Como tantos otros nombres femeninos que el anonimato engulle, también en la novela.

Por eso, Sadie es un libro duro. La crudeza y el desapego de la historia atraerán a algunos lectores, mientras que otros la rehuirán. Los primeros hallarán personajes machacados por sus circunstancias, sin esperanza y rodeados de tales injusticias que muchas veces solo les queda servirse de sus manos para combatirlas. Hasta la ambientación se impregna del tono derrotista de la escritura, trasladándonos a las poblaciones fantasmas de las carreteras de Colorado.

Esta historia, te avisamos, no es de las que se disfruta. Como tampoco lo fue para las chicas.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Luz María Rivero en Un beso en París (primera parte de la saga): Me encantó, pero me habría gustado más si fuera más largo. Aun a...
MJA en Un beso en París (primera parte de la saga): Ei!! Os recomiendo este libro porque es muy interesante. Des...
vale en El violín negro: nos super encanto la reseña por la intriga que te deja.y nos enca...
ALBERTO VALDIVIA PORTUGAL en El retrato de Dorian Gray: El Retrato de Dorian Gray, lo he leído varias veces en diferentes...
Eilin Ramos en Dare me: Fue bonito mientras nadie murió: Me gustaría leer el libro entero :(...
Gaby en Memorias de un amigo imaginario: Realmente disfruté leer este libro. Me llamó la atención en una f...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número