Último número
Entrevistas
Gabriella Campbell, autora de El fin de los sueños y La noche del espectro.
África Vázquez, autora de las bilogías La ciudad de los ladrones y El club de los miércoles
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El síndrome de Bergerac
Pablo Gutiérrez

Edebé
Reseñas de novedades El Templo#81 (abril 2021)
Por Carlota Echevarría
186 lecturas

«Mosqueteros. Nobles. Una dama. Una nodriza. Un héroe.
El amor. La envidia. El orgullo. Los malentendidos. El teatro».

Hay historias que rompen todas las barreras: la que separa la realidad de la ficción o la que impide a un grupo de adolescentes subirse a un escenario. Pasan los siglos y, en lugar de quedarse obsoletas, adquieren profundidad, se reinterpretan. Para Marina y sus compañeros esa historia fue Cyrano de Bergerac.

Todo empezó con una buena profesora, Lupe, y con un grupo de alumnos muy reducido que, por un motivo u otro, habían decidido estudiar Literatura Universal. Estaba Connor, siempre con sus tonterías, intentando llamar la atención; Claudia, extrovertida y brillante en cualquier cosa que se proponía; Vélez, el pijo venido de otro instituto; Candi, amable pero muy callada… Y Marina, claro. Marina con sus prejuicios, dispuesta a encasillar a todo el mundo, pero también a rectificar. La única que no pensaba que pudiesen llevar Cyrano al teatro, y también la que termina más involucrada porque, como ella misma dice, no puede evitar contagiarse del entusiasmo de los demás.

El síndrome de Bergerac tiene un argumento sencillo: seguimos a un grupo de chicos durante unos meses mientras preparan una obra de teatro, y vemos cómo evolucionan las relaciones entre ellos. Una historia basada en la que vivió el autor, Pablo Gutiérrez, cuando adaptó la obra con sus alumnos. Quizá por eso la trama resulta intensa y trascendente. O puede que no sea por eso. Seguramente el verdadero motor de este libro, tanto dentro como fuera de la ficción, sea el amor por la literatura y, específicamente, por el teatro. A través de los ojos de este grupo de alumnos redescubrimos el teatro como si lo viviéramos por primera vez, con sus limitaciones y su magia, sus momentos de desesperación y los de euforia. Mediante un narrador en primera persona, escrito por Marina, el autor reflexiona sobre las expectativas, la timidez, los prejuicios, la amistad y el amor. Y no lo hace desde la distancia de un adulto que finge ser adolescente, sino con transparencia y sinceridad. Sus referentes tal vez no sean los de un estudiante actual, pero a cambio consigue un texto lleno de fuerza, ingenioso y auténtico.

Con esta segunda novela juvenil, Pablo Gutiérrez ha logrado alzarse con el Premio Edebé de Literatura Juvenil. Una buena noticia que a nosotros nos ha permitido descubrirlo como autor y que esperamos que ayude a muchos lectores a interesarse por el teatro.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
vale en El violín negro: nos super encanto la reseña por la intriga que te deja.y nos enca...
ALBERTO VALDIVIA PORTUGAL en El retrato de Dorian Gray: El Retrato de Dorian Gray, lo he leído varias veces en diferentes...
Eilin Ramos en Dare me: Fue bonito mientras nadie murió: Me gustaría leer el libro entero :(...
Gaby en Memorias de un amigo imaginario: Realmente disfruté leer este libro. Me llamó la atención en una f...
gabriela en El chico de la flecha: Para mí el libro es muy aburrido, no tiene nada de interesante, p...
Juani Soriano en Capitán Calzoncillos: Es un libro que me encanta por lo creativas que son las cosas. :)...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número