Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Soñar con la superficie
Louise O´Neill

Plataforma Neo
Reseñas de novedades El Templo#70 (junio 2019)
Por Daniel Renedo
226 lecturas

Comprendo de pronto que, si no puedo hablar, no puedo cambiar nada.

Gaia lleva años mirando hacia arriba, como los humanos miran al cielo, imaginando algo diferente. Acaba de cumplir quince años y, por fin, podrá salir a la superficie y ver lo que esta esconde. Puede que solo entonces logre comprender por qué su madre arriesgó (y perdió) su vida por ese mundo.

Aunque cumplir años también tiene un lado negativo. La tradición del mar dicta que una sirena no puede unirse en matrimonio hasta los veinte, pero con Gaia se hará una excepción. Es la hija pequeña (y la más bella) del Rey del Mar y se casará cuando cumpla los dieciséis, porque así lo quieren su padre y su pretendiente.

Pero, el día que sale a la superficie, se queda prendada de un hermoso chico de cabello y piel oscuros. El miedo a no volver a sentir lo que ese chico, al que ni siquiera conoce, le ha hecho sentir hace que acabe salvándole la vida sin pensar en las consecuencias. Y esa es tan solo la primera locura de las varias que Gaia hará por culpa de ese estúpido enamoramiento.

Soñar con la superficie es el tercer libro juvenil de la autora irlandesa Louise O’Neill, y su única obra traducida de momento al castellano. Es, además, un retelling feminista del cuento de Hans Christian Andersen, La sirenita. Pero en él no encontrarás, como cabría esperar de una novela del tipo, a mujeres empoderadas (a excepción de dos que han sabido eludir el destino del resto), sino a mujeres silenciadas, obligadas a sentirse agradecidas, privadas de libertad, violentadas, vendidas al mejor postor... Y es que lo mejor que tiene que ofrecer Soñar con la superficie es, indudablemente, la voz de O’Neill, cargada de dardos, de frases que nos duele escuchar.

El final es el mayor cambio en cuestión de argumento, y una de las grandes sorpresas, pero bien es cierto que acaba resultando algo accidentado. Influye que el despertar ideológico de la protagonista sea un proceso arduo y lento, lo cual es verosímil, pero difícil de compatibilizar con el ritmo ya de por sí irregular de la novela.

Renunciar a tu voz resulta relativamente fácil cuando nadie te ha enseñado su poder, ni a no confundir el deseo con amor. Solo osan hablarte del segundo: el que, según ellos, te ha de salvar.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
zooo en La lección de August (Wonder I): Estuvo bien....
Priscila Camargo en Las chicas malas no mueren: Un gran libro, simplemente me encantó....
alondra en El lado oscuro (Una vida oculta I): Me encantó el libro, creo que el final fue impactante, ese giro d...
izan en La lección de August (Wonder I): Está muy chulo :)...
Pn en El corredor del laberinto (El corredor del laberinto I): El único el único libro que me he terminado, jajajaja. ...
marcelino en La Declaración: Pues no sé si estará bien, pero promete mucho, gracias. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras