Último número
Entrevistas
Beatriz Esteban, autora de Presas, Las voces del lago y Donde no haya niebla.
Gemma Pasqual, autora de la trilogía Xenia y la bilogía Like.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El sorprendente catálogo de Walker & Dawn
Davide Morosinotto

Destino
Reseñas de novedades El Templo#66 (octubre 2018)
Por Sebastián G. Mouret
1.201 lecturas

Nuestra historia comienza a principios del siglo XX, a orillas del río Misisipi. En las aguas lentas del bayou proliferan insectos, caimanes, pantanos y arenas movedizas, y por eso es el lugar perfecto para construir el Refugio: una guarida secreta donde Te Trois, Eddie, Tit y Jolie se reúnen para urdir sus planes y vivir aventuras.

Te Trois no es un niño revoltoso, pero trata de escabullirse siempre que puede de las riñas y exigencias de su madre. Jolie y Tit son hermanos, aunque pudieran no parecerlo a primera vista, pues ella es blanca y él es negro, lo que le ha valido a su madre sobrenombres como «fresca» o «fulana». Por su parte, Eddie es el hijo del médico, y el único niño del bayou con gafas.

En una soleada tarde, los cuatro amigos pescaban en la canoa que ellos mismos habían construido cuando, de repente, una misteriosa lata picó el anzuelo. Se decepcionaron al comprobar que no era un pez, pero en su interior encontraron algo mucho mejor… ¡tres dólares! Decidieron invertirlo en comprar algo para los cuatro y, hojeando en las páginas de El Catálogo de Walker & Dawn, encontraron el objeto perfecto. Sin embargo, cuando su encargo llegó, el contenido no era el esperado.

Barcos de vapor, locomotoras, revólveres, pantanos… Esta novela bebe indiscutiblemente de las ambientaciones típicas de Mark Twain. Te Trois, Eddie, Tit y Jolie cruzarán el país (desde Luisiana) emprendiendo un viaje plagado de peligros y aventuras, decididos a reclamar lo que es suyo.

A lo largo de sus páginas, el autor nos traslada a una época más simple y temeraria, donde los niños gozaban de mayores libertades pero también recibían severos castigos. La prosa de Davide Morosinotto no está nada edulcorada: elige mostrarnos la crudeza de una época donde la violencia y el racismo estaban a la orden del día.

Es por ello que, si bien los protagonistas son niños y esto le confiere un aire más inocente a la historia, son los temas y el lenguaje empleado los que convierten esta novela en una obra mucho más profunda.

En 1904 no existía Internet, pero había un catálogo por el que se podía comprar de todo… ¡El sorprendente catálogo de Walker & Dawn!

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Biavina en Pregúntale a Alicia: Le puse ganas, llegué hasta la página 25, me aburrí y me fui....
team melangas en Sin corazón: Todavía no leí el libro, pero lo quiero. Me gusta mucho Alicia en...
sandra en El diario de Anne Frank: Me ha gustado mucho, es un tema muy triste pero es interesante ve...
MIO en La noche más oscura: Necesito urgente el por qué se llama así el libro, por favor....
Ana en El reino de los Tres Soles (El reino de las Tres Lunas II): Es muy aburrido. No encuentro la necesidad de hacer una se...
anastasia en Insu-Pu: la isla de los niños perdidos: Tengo doce años y recomiendo mucho este libro. Era lectura obliga...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras