Último número
Entrevistas
Beatriz Esteban, autora de Presas, Las voces del lago y Donde no haya niebla.
Gemma Pasqual, autora de la trilogía Xenia y la bilogía Like.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El sueño de Frankie
Pauline Fisk

Montena
Libros olvidados El Templo#42 (octubre 2014)
Por Javier Moriones
3.994 lecturas

Charis Watts vive en Dartmouth, un pequeño pueblo de la costa de Reino Unido. Su vida era de lo más aburrida hasta que conoció a Frankie. Charis jamás pensó que pudiera llegar a trabar una amistad con alguien como Frankie, tan estirada y con esos aires de princesita que tanto detesta. Además, todo el mundo sabe que Francesca Diana Bradley, que es el nombre completo de Frankie, vive en la zona señorial de la ciudad. Y, claro, dos personas tan distintas no pueden ser amigas; nadie lo aprobaría.

Así empieza un relato de dos chicas que, en las circunstancias más inesperadas, se convertirán en amigas. Pero esta también es la historia de la enfermedad de Frankie y de sus sueños. Puede que incluso sea la historia de Judith Mason, la mujer que se ha ofrecido a arreglar el jardín de los Watts, pese a que a la madre de Charis le saque de quicio tenerla todo el día en casa arreglando las flores. Sobre todo, cuando el padre de Charis está tan contento de que les eche una mano allí, y se olvida un poco de su mujer.

El sueño de Frankie es el diario de los sentimientos y las inquietudes de su protagonista, una chica que tiene ya un pie en el complicado mundo de la adolescencia. Pauline Fisk, autora de la obra, nos introduce a esta historia tan sencilla y tierna, narrada desde uno de los puntos de vista más dulces e inocentes que han pasado por El Templo.

La autora nos muestra una relación entre dos personajes muy trabajados, que se hacen creíbles a través de las circunstancias que viven. El ritmo de la historia es muy ágil gracias a su particular narración: se producen elipsis que duran semanas y no siempre sigue un orden lineal. Pero, sin duda, lo que más peso tiene en este libro es el punto de vista de su personaje principal, que consigue transportarnos a las costas inglesas y hacernos vivir la historia en primera persona.

El sueño de Frankie es un juego de contrastes entre lo que podemos soñar y lo que podemos alcanzar, entre la forma de ver el mundo con unos ojos más limpios y hacerlo con unos más cansados, entre arriesgar y quedarse parado.

Aunque probablemente ya no lo encuentres en casi ninguna librería, si algún día cayera en tus manos este libro, no dudes en leer lo que esta joven tiene que contarte.

¿Qué opinan nuestros lectores?
Dala
2019-11-16 20:35:54
Es un libro muy interesante y con mucho que contar y, aunque sea un poco triste, merece la pena leerlo.
En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
rosa de la casa en El gabinete de los objetos perdidos (Sección 13 I): Es muy chulo y me gustó mucho....
Oscar Cespedes en Amigo imaginario: Un libro que me atrapó al punto de extrañarlo. Stephen me most...
Bianca Torres Hudson en Para siempre, Lara Jean (A todos los chicos de los que me enamoré III): Me gustó muchísimo el libro. Le agradezco mucho a la escritora y ...
Bianca Hudsson en Para siempre, Lara Jean (A todos los chicos de los que me enamoré III): Está muy lindo e interesante, pero no me atrapó tanto como los do...
#Hungergameslover en Los Juegos del Hambre (Los Juegos del Hambre I): Me encantó el libro, es muy adictivo desde que Katniss se ofrece ...
Elena en La música de los prodigios: Me compré el libro nada más salir porque soy una asidua de las hi...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras