Último número
Entrevistas
Rafael Salmerón, autor de No te muevas, Musaraña, El club y 27 latidos.
Jay Kristoff, autor de Illuminae, Nuncanoche y Las guerras del Loto.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Tess del camino (primera parte de la saga)
Rachel Hartman

Nocturna
Reseñas de novedades El Templo#71 (agosto 2019)
Por Marta Álvarez
413 lecturas

Han pasado varios años desde el desenlace de Seraphina, pero eso a su hermanastra Tess le da igual. Lo que ella quiere es casar a su hermana, Jeanne. Piensa que consiguiéndole un buen marido enmendará el error que cometió hace años y por fin podrá empezar a vivir su propia vida. Pero se equivoca. Una boda, un par de copas de más y… ¡paf! Tess vuelve a meter la pata, y esta vez sus padres pretenden meterla en un convento para dejar de preocuparse por ella. Así que Tess se planta unas botas, se corta el pelo y se lanza al camino en busca de… bueno, no sabe de qué. Pero sea lo que sea, lo encontrará.

A esta novela, su título le sienta como un guante: la Tess que encontramos al principio no es la misma Tess del camino, ni mucho menos la que llega al final del mismo. Su evolución es el centro de toda la historia, y se va confeccionando a través de lo que la protagonista extrae de cada pequeño encuentro, de cada pintoresca aventura que le ofrece su viaje. Pero no creas que se trata de una secuencia de cuentos con moraleja. Es algo más complejo. Muchas veces, Tess tiene la lección frente a sus ojos, pero tendrá que pasar mucho tiempo (y muchas experiencias) hasta estar preparada para aprenderla. Y la suya no es una lección cualquiera: se trata de reconocer su enfado con el mundo, consigo misma, y perdonarse por algo que, en realidad, nunca fue culpa suya.

En esta novela, como ya sucedía en la bilogía de Seraphina, Rachel Hartman se recrea describiendo con delicadeza las costumbres de la corte, de la vida en la campiña o en los monasterios. Goredd es un mundo lleno de matices, algunos ya los vimos en las anteriores novelas de la autora; en otros profundiza por primera vez, por ejemplo en la cultura y creencias de los quigult, la raza «prima» de los dragones saar. Y no nos cabe duda de que le quedan muchos rincones por explorar, no en vano es una ambientación que lleva acompañando a Rachel Hartman desde que estudiaba en el instituto. Si quieres saber más sobre esto, ¡no te pierdas la entrevista que le hemos hecho en este número!

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Anonimo en Un hijo: Gracias, me llegó hasta el corazón. Muchas gracias por su reseña....
diana en El señor de los anillos: Me encantó la reseña de El señor de los anillos. ...
elia en Monsterchef: Horrible. ...
Joana Isabel en Vendida: ¿Está basado en un hecho verídico? Hace años oí este titulo por l...
Azul Montalvo en La quinta ola (primera parte de la saga): Es un libro muy bueno, de esos que empiezas y no quieres parar. M...
maikelys en Un beso en París (primera parte de la saga): No leí el libro completo, pero se ve que es muy interesante....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número