Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Todas las palabras que no me han dicho
Véronique Poulain

Nube de tinta
Zona <20 El Templo#48 (octubre 2015)
Por Gabriela Portillo
5.350 lecturas

Véronique llegó al mundo llorando, como todos. Pero a diferencia del resto, a ella nadie la oía: sus padres son sordomudos.

Para una niña que escucha es difícil ser hija única en una familia muda. Para una niña charlatana es complicado no tener unos padres que oigan lo que tiene que decir. Sin embargo, el ingenio se impone sobre todos los impedimentos y la comunicación se hace posible: Véronique aprende desde pequeña la lengua de signos, utiliza todo su cuerpo para expresarse. Además, el excelente humor de sus padres permite que la niña sea feliz y perciba su vida de la manera más natural posible.

Con sus malos y sus buenos momentos, Véronique crece sin darse cuenta. Gracias a una iniciativa de sus padres, las personas con discapacidad auditiva empiezan a cobrar mayor visibilidad en Francia; se produce un boom al que Véronique no duda en unirse como profesora de arte dramático para sordos en el teatro de sus padres. En pocos años, su país se convierte en uno de los mejor adaptados para la vida de los sordomudos. Incluso el tío de Véronique, también sordomudo, se convierte en un reconocido humorista en la televisión.

Con un estilo escueto y directo, la propia Véronique cuenta su historia: pequeños detalles que en conjunto nos permiten acercarnos a una realidad desconocida para muchos. Quizás el hecho de que lo haya vivido en primera persona le da el valor necesario para hablar sin tapujos, comentar anécdotas desternillantes y datos sorprendentes. ¿Sabías que los sordos ponen un mote a cada persona para identificarla? La Que Siempre Sonríe, Calvo Como Un Huevo o La Soñadora (Véronique) son algunos ejemplos. Además, al contrario de lo que pueda parecer, son muy ruidosos, lo que da para más de un momento divertidísimo.

Dale una oportunidad a Todas las palabras que no me han dicho. No tienes excusa: la autora te hará reír y llorar en menos de doscientas páginas. Y es que, aunque parezca increíble, a veces las palabras sobran.

¿Qué opinan nuestros lectores?
Naydeling
2017-11-02 19:53:25
Resumen largo.
En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Jose Carlos en Maldita física: Quiero leerlo para una tarea de física....
sofia reyes en Marianela: Está muy aburrido, le faltan palabras malas....
Cesar en El ladrón de minutos: Este cuento me pareció divertido y emocionante....
collo en Los tres mosqueteros: La verdad es que a mí me pareció un libro interesante, con histor...
Naty en A dos centímetros de ti: Tengo una duda sobre si el libro ¿Y si quedamos como amigos? y A...
kappOTAKU en Éramos mentirosos: No me gustó este libro, sentí que era una pérdida de tiempo porqu...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras