Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Las tres caras de la luna
Sally Gardner

Nube de tinta
Reseñas de novedades El Templo#33 (abril 2013)
Por Lorena Mozo
11.328 lecturas

Standish Treadwell es tonto de rema­te, o eso es lo que todos sus compañeros de clase creen, pero hay algo que él tiene y el resto no: imaginación. Eso y un amigo: Hector. Dos cosas a las que aferrarse, y las únicas capaces de cambiar su historia. Siempre ha sido un niño peculiar, sobre todo porque tiene un ojo de cada color, y solitario, al menos hasta que la familia de Hector es trasladada a la Zona Siete, gueto al que destierran a todos aquellos que puedan suponer un problema para la hegemonía de Patria y donde él vive. Des­de el primer momento la conexión entre ambos es evidente, y juntos soñarán con Juniper, un planeta creado por ambos al que escaparán tan pronto como terminen de construir la nave espacial.

Un día, jugando cerca del muro que los separa de lo desconocido, la pelota se cuela y Hector decide ir a buscarla. Al hacerlo, descubre algo que podría supo­ner el declive de Patria (y que el gobier­no está dispuesto a ocultar cueste lo que cueste... pero ¿qué es? ¿Y cómo podrán ellos detenerlo?)

Sally Gardner nos presenta una rea­lidad paralela a 1959. Patria no es ni más ni menos que otra manera de llamar a la Alemania nazi pues, aunque no se descri­be a la perfección el funcionamiento del gobierno, es evidente que se trata de un régimen autoritario de las mismas carac­terísticas. Aunque la ambientación no es muy detallada, es suficiente para que el lector se pueda imaginar perfectamente en que situación se haya todo.

Las tres caras de la luna está na­rrada desde el punto de vista de nuestro entrañable protagonista, Standish, con el que no tardarás en empatizar, aunque al principio la autora nos haga creer que se trata de un niño de ocho años, y no de quince. Los personajes que acompañan al héroe de esta historia en su hazaña so­lamente están perfilados, algo que no es necesario para comprender qué les lleva actuar de la manera en la que lo hacen.

Desde El Templo te animamos a leer esta sorprendente novela que te mantendrá en tensión desde la primera página, te pondrá la piel de gallina y te hará sonreír al mismo tiempo. Con unos capítulos cortísimos que hacen la lectura más ligera, Las tres caras de la luna no es ni más ni menos que una oda a la amistad y la libertad.

¿Qué opinan nuestros lectores?
Cristiane
2018-01-11 16:24:52
¿Este libro trata sobre el tema de la dislexia? ¿El protagonista es disléxico?
En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número