Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Un trono oscuro (Tres coronas oscuras II)
Kendare Blake

Del nuevo extremo
Reseñas de novedades El Templo#66 (octubre 2018)
Por Marta Álvarez
1.877 lecturas

¡Cuidado, continental! Esta reseña contiene spoilers para cualquiera que desconozca las desgracias que sufrieron las reinas en Tres coronas oscuras I.

Tras lo sucedido en Beltane, ya nadie está tan seguro de que Mirabella vaya a hacerse con la corona. Sus hermanas han demostrado ser mucho más temibles de lo esperado: Arsinoe se presentó con un oso por familiar, y Katharine se alzó de entre las profundidades del Dominio de Breccia, el foso del que ninguna reina había logrado escapar jamás, y ahora la llaman la Reina Zombi.

Apoyar a la hermana correcta puede cambiarte la vida; apoyar a la incorrecta puede acarrearte la muerte. Además de la tensión inevitable de tener a tres trillizas obligadas a matarse entre sí, Un trono oscuro añade la intriga de las conspiraciones y las alianzas. Está claro que Jules apoya a Arsinoe, y que los Arron harán todo lo que está en sus manos (que no es poco) para sentar a otra envenenadora en el trono. Pero, ¿cambiarán las lealtades de Billy cuando su padre lo obligue a conocer a Mirabella? ¿Y qué hay de Pietyr, que juró amar a Katherine y que, poco después, la empujó al Dominio de Breccia? Las reinas no pueden bajar la guardia: el Año de la Ascensión ha comenzado, y eso significa que nadie está a salvo de nadie.

En la primera entrega de Tres coronas oscuras, Kendare Blake sacrificó un poco el ritmo de la trama a cambio de presentarnos las macabras tradiciones de Fennbrin, la isla de las reinas asesinas. Pero ahora que ya conocemos a las protagonistas, sus dones y sus (supuestos) aliados, la autora pasa directamente al meollo de la cuestión: la muerte. En Un trono oscuro no hay respiro ni para las trillizas ni para el lector. Es una novela cargada de acción y sangre, donde nunca sabes de dónde (o de quién) vendrá el siguiente ataque. Lo único que empaña el tenebroso placer de esta lectura es la traducción, tan literal en ocasiones que no podemos evitar centrarnos en ella en lugar de en los infortunios de las reinas.

A pesar de eso, Un trono oscuro es una aventura que conseguirá engancharte hasta el final. Un final que, por cierto, promete una tercera parte de proporciones todavía más épicas… y más sangrientas.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número