Último número
Entrevistas
Catalina González Vilar, autora de Las lágrimas de Naraguyá y Los coleccionistas.
Philip Pullman, autor de La materia oscura y El libro de la oscuridad.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El único recuerdo de Flora Banks
Emily Barr

Salamandra
Reseñas de novedades El Templo#62 (febrero 2018)
Por Víctor Heranz
478 lecturas

Con diez años, la memoria de Flora se estancó. Como resultado de la extirpación de un tumor cerebral, tan solo recuerda las cosas durante un par de horas. De la vida de antes de la operación sabe muchas cosas: cómo poner el té a calentar, cómo escribir... La escritura la ata a la realidad: vive acompañada de un cuaderno que contiene toda su historia, que lee cada vez que olvida. Siempre vivirá en su pueblo, con sus padres. Nunca retendrá ningún recuerdo nuevo. El resto de su vida será una niña de diez años encerrada en un cuerpo que ya le cuesta reconocer.

Pero entonces Drake la besó y su memoria volvió a ponerse en movimiento. Aunque solo recuerda el beso, la playa, las olas y su conversación, Flora ha recordado algo nuevo. Una isla en medio del torrente de olvido que ha sido su vida los último siete años. Él le ha hecho recordar.

El problema es que Drake es el novio de su mejor amiga que se ha ido a estudiar a las Svalbard, unas islas recónditas en el círculo polar ártico. Lo que detendría a cualquiera no frenará a Flora, que por fin ha recordado. Cuando su hermano Jacob, que vive en París, enferma gravemente y sus padres van a visitarlo, dejándola sola sin saberlo, la joven seguirá las palabras que tiene grabadas en la mano: «Sé valiente». Irá en busca de su amor, del chico que le ha hecho recordar. Tiene diecisiete años. Ama a Drake. Él la ama a ella.

Pero todo se vuelve muy diferente cuando llega a la tierra donde nunca se pone el sol.

El único recuerdo de Flora Banks parte de una premisa muy interesante, pero el desarrollo no es tan satisfactorio como cabría esperar. Aunque la trama es ágil y el lector apenas puede despegarse del libro, la aventura de Flora es más un viaje en busca de una identidad propia que el thriller psicológico que promete. Pero gracias a sus personajes, más que peculiares, y a una ambientación muy cinematográfica, hemos llegado al desenlace con el corazón en un puño.

Emily Barr firma una novela disfrutable, misteriosa y algo tramposa que te gustará más si buscas una buena protagonista y el retrato de un viaje tanto interno como externo que una gran trama de misterio. 

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
luna en El viajero (La Puerta Oscura I): ¿Dónde se puede comprar ese libro?...
hola en Pulsaciones: Este libro yo lo tengo y es reentretenido, lo leí como cuatro vec...
Luisa en El futuro es femenino: En mi opinión el libro no me ha gustado para nada, siento que aga...
dandyboy en En el círculo del tiempo: El arranque es bueno pero el desarrollo me decepcionó un poco, po...
Ange en Mi primer beso: Esperaba más de este libro, sobre todo después de oír tanto sobre...
Mitzy en El secreto de la última luna: ¡Hola! Me encantó la película, me gustaría saber cómo se llama el...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número