Último número
Entrevistas
Costa Alcalá, autores de La Segunda Revolución.
Margaret Stohl, coautora de Hermosas criaturas y guionista de La Capitana Marvel.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Verano en vaqueros
Ann Brashares

SM
El reportero recomienda El Templo#53 (agosto 2016)
Por Gabriela Portillo
2.062 lecturas

El clan de los Pantalones Vaqueros Compartidos nunca se ha separado. Sus cuatro integrantes (Carmen, Lena, Bridget y Tibby) se conocen desde antes de nacer, sin exagerar: sus madres iban juntas al mismo grupo de preparación para el parto y, aunque no tenían nada en común, eso las unió, y las cuatro chicas se criaron juntas.

Sin embargo, llega el verano y, con él, las despedidas. Siempre han ido juntas a campamentos, pero este año todo va a cambiar: para empezar, Lena se va a Grecia a conocer sus raíces; Carmen visitará a la nueva familia de su padre, con quien no trata mucho tras el divorcio, y Bridget acudirá a un campamento de fútbol en México. La única que se queda en la ciudad, más aburrida que nunca, es Tibby, que para colmo tiene que trabajar en un supermercado.

Unas sienten emoción ante sus planes, mientras que otras los detestan o las asustan. Pero todas tienen algo en común: echarán de menos a las demás. Por eso, cuando encuentran unos pantalones que, asombrosamente, les sientan bien a las cuatro (y eso que tienen cuerpos muy distintos) deciden ir rotándolos; cada amiga se los enviará a la siguiente junto a varias cartas relatando su verano. Así, la distancia no será tanta.

Este pacto se repite durante el siguiente verano, dando lugar a Segundo verano en vaqueros. En esta nueva entrega las chicas tienen otros planes, pero su amistad es tan fuerte como siempre. Si han superado un verano, pueden con este. E incluso con otros dos, ya que la saga cuenta con un par de volúmenes más: Tercer verano en vaqueros y Cuarto verano en vaqueros. Las aventuras se suceden, siguiendo la misma fórmula, pero se van haciendo más complejas a medida que las chicas maduran.

Precisamente ahí reside la magia de la saga: el lector es testigo del crecimiento de las protagonistas, ya que durante cuatro años ve cómo evolucionan, dejando atrás la preadolescencia y llegando a la edad adulta.

Además de crecer con sus protagonistas, lo que hace que la saga guste tanto es que es muy fácil identificarse con ellas. Como son tan diferentes unas de otras y cada una tiene su trama individual, seguro que te ves reflejado en alguna de sus vivencias, porque la autora plasma de manera realista las verdaderas preocupaciones y problemas a los que se enfrenta un joven, como son el primer amor, los problemas familiares, la búsqueda de la identidad o el duelo tras la pérdida de un ser querido.

También acierta a la hora de retratar a las cuatro protagonistas; sus personalidades están claramente definidas y ellas actúan acorde a su psicología. Carmen, mitad puertorriqueña, es muy pasional, pero Tibby es más dramática y pesimista; Bridget es un auténtico terremoto, excesivamente impulsiva, mientras que Lena es más reflexiva y sus capítulos tienden a la introspección. De este modo, al intercalarse capítulos de cada protagonista, el tono y la trama varían con frecuencia y no llega a hacerse pesado en ningún momento.

Ann Brashares es consciente de que muchos de sus lectores vivieron su adolescencia junto al clan, así que por el décimo aniversario del primer libro publicó el quinto volumen: Sisterhood Everlasting. No obstante, se trata de una novela adulta, dirigida a esos primeros lectores de la saga. Las chicas se enfrentan a los desafíos que supone la adultez, e intentan mantener su amistad pese a ellos.

Si buscas una saga realista, en la que el amor esté presente pero que la historia no se reduzca a él, sino que se acerque más a la realidad e incluya otros temas, en especial la amistad (esa gran olvidada), no lo dudes más. Seguro Tibby, Carmen, Lena y Bridget estarán dispuestas a incluirte en el clan.

Es más, desde aquí te proponemos que, si tienes la suficiente fuerza de voluntad, leas un tomo cada verano, para sentirte uno más dentro de la pandilla. A lo mejor, hasta te entran ganas de escribirles cartas para contarles tu verano.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
El dador de recuerdos en Si decido quedarme (Si decido quedarme I): Un libro que nos enseña mucho sobre la vida, y no solo en situaci...
Laia en La lección de August (Wonder I): Me encantó el libro, me he leído el libro y también he visto la p...
Jonathan en La historia interminable: Considero La historia interminable un libro imprescindible...
iker alvarez en La Casa del Miedo: Me ha gustado el libro....
txatxe en Insu-Pu: la isla de los niños perdidos: Me mandaron comprarlo para la clase en Mercedarias y lo que no en...
Nepe en La lección de August (Wonder I): El libro me encantó, lo recomiendo mucho y muy buena reseña. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras