Último número
Entrevistas
Catalina González Vilar, autora de Las lágrimas de Naraguyá y Los coleccionistas.
Philip Pullman, autor de La materia oscura y El libro de la oscuridad.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Viaje en el tiempo con un hámster
Ross Welford

Edelvives
Reseñas de novedades El Templo#63 (abril 2018)
Por Carlota Echevarría
303 lecturas

«Mi padre murió dos veces. La primera vez tenía treinta y nueve años, y la segunda, cuatro años más tarde, doce».

Imagina que inventas una máquina para viajar en el tiempo y al hacerlo descubres que morirás en menos de una semana. ¿Qué harías? A Pi Chaudhury se le ocurren un par de ideas y, por si salen mal, tiene un plan B: dejarle una nota a Al, su hijo, donde le explica cómo salvarlo. Como su hijo solo tiene ocho años, pide que se la entreguen más adelante, en su décimo segundo cumpleaños.

Por supuesto, Al crece sin saber que su padre inventó una máquina del tiempo. Solo sabe que murió trágicamente cuando él tenía ocho años, y que cada día que pasa lo recuerda un poco menos. Su madre se ha vuelto a casar y, aunque su padrastro y su hermanastra no son malas personas, no tienen nada en común con él. Por suerte tiene a su abuelo, el padre de su padre, un hombre culto, divertido y con una memoria prodigiosa.

Y entonces llega el día de su duodécimo cumpleaños y recibe dos regalos: un hámster... y una carta de su padre.

Si algo tenemos claro los lectores de ciencia ficción es que, cuando viajas en el tiempo, las cosas nunca salen como estaban planeadas. Por eso es tan fácil empatizar con Al: sabe que hacerlo seguramente tenga nefastas consecuencias, pero no puede ignorar la llamada de socorro de su padre. El otro gran personaje del libro es el abuelo Byron, un auténtico anciano sabio que cumple el papel de «maestro del héroe», pero con un toque más cercano y entrañable.

El argumento es bastante previsible, pero está tan bien contado que el libro atrapa de todos modos. El narrador nos adelanta algunos acontecimientos (por ejemplo, la primera frase del libro, que has leído al inicio de la reseña), para mantenernos enganchados en todo momento. Como Al solo tiene doce años, y además para usar la máquina del tiempo tienen que entrar en una casa que ya no es suya, la emoción está asegurada.

En definitiva, Viaje en el tiempo con un hámster da lo que promete: una historia escrita con un tono cómico y despreocupado sobre un chico que trata de recuperar a su padre.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
luna en El viajero (La Puerta Oscura I): ¿Dónde se puede comprar ese libro?...
hola en Pulsaciones: Este libro yo lo tengo y es reentretenido, lo leí como cuatro vec...
Luisa en El futuro es femenino: En mi opinión el libro no me ha gustado para nada, siento que aga...
dandyboy en En el círculo del tiempo: El arranque es bueno pero el desarrollo me decepcionó un poco, po...
Ange en Mi primer beso: Esperaba más de este libro, sobre todo después de oír tanto sobre...
Mitzy en El secreto de la última luna: ¡Hola! Me encantó la película, me gustaría saber cómo se llama el...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número