Último número
Entrevistas
Gabriella Campbell, autora de El fin de los sueños y La noche del espectro.
África Vázquez, autora de las bilogías La ciudad de los ladrones y El club de los miércoles
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El visitante del laberinto
Rafael Ábalos

Montena
Libros olvidados El Templo#51 (abril 2016)
Por Ricardo Cuesta
3.382 lecturas

El protagonista de esta historia no tiene nombre, o al menos no se acuerda de él. Dando un paseo por el bosque llega a una extraña cabaña donde le espera un pequeño duende llamado Gorgonán, que le cuenta que ha atravesado las puertas invisibles del laberinto y al hacerlo ha dejado atrás todo lo que conocía. El visitante (así es como le llama el duende) es hijo de Winder Wilmut Winfred, el rey de la triple W y, al igual que hizo su padre cuando era joven, tiene que encontrar la salida del laberinto. Sin embargo, para ello, debe encontrarse a sí mismo primero.

La sorpresa aumenta cuando aparecen otros tres duendes idénticos al primero, cada uno con un carácter y un nombre diferente. La primera decisión que tiene que tomar el príncipe es elegir a uno de ellos para que le acompañe durante su viaje. Este solo es el primer paso de una aventura llena de piratas, dragones, caballeros andantes, grandes castillos y, sobre todo, mucha acción y aventuras.

El visitante es un personaje especial, que va sufriendo una progresiva transformación a lo largo de la historia. Al principio es un muchacho tímido, indeciso, que no parece muy capaz de hacer justicia a su estatus de príncipe. Sin embargo, a medida que recorre el laberinto en su propia búsqueda personal, se convierte en un chico sabio, decidido y fuerte, capaz de afrontar cualquier obstáculo.

De manera sutil, Rafael Ábalos introduce pequeños temas filosóficos que se entremezclan con la trama de aventuras y desventuras que sufre el protagonista. Y es que este libro está lleno de pequeñas preguntas que buscan ser respondidas, preguntas que te harán reflexionar.

A pesar de este toque filosófico, es un libro fresco, ameno y rápido de leer, aunque merece la pena tomarse su tiempo para avanzar poco a poco por cada una de sus páginas y explorar todos los rincones que esconde.

Yo ya he cruzado el laberinto y ha sido una gran experiencia, y tú, ¿estás preparado para ser el próximo visitante?

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Luz María Rivero en Un beso en París (primera parte de la saga): Me encantó, pero me habría gustado más si fuera más largo. Aun a...
MJA en Un beso en París (primera parte de la saga): Ei!! Os recomiendo este libro porque es muy interesante. Des...
vale en El violín negro: nos super encanto la reseña por la intriga que te deja.y nos enca...
ALBERTO VALDIVIA PORTUGAL en El retrato de Dorian Gray: El Retrato de Dorian Gray, lo he leído varias veces en diferentes...
Eilin Ramos en Dare me: Fue bonito mientras nadie murió: Me gustaría leer el libro entero :(...
Gaby en Memorias de un amigo imaginario: Realmente disfruté leer este libro. Me llamó la atención en una f...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número