Último número
Entrevistas
Rafael Salmerón, autor de No te muevas, Musaraña, El club y 27 latidos.
Jay Kristoff, autor de Illuminae, Nuncanoche y Las guerras del Loto.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Yo, él y Raquel (Un final para Rachel)
Jesse Andrews

Nube de tinta
Zona <20 El Templo#46 (junio 2015)
Por Víctor Heranz
8.036 lecturas

Greg no tiene ni idea de cómo escribir un libro. Lo cierto es que no tiene ni idea de nada, ni de hacer amigos, ni de qué quiere hacer con su vida. Tan solo sabe que le gusta dirigir extrañas películas y que, durante el tiempo que esté en el instituto, quiere pasar desapercibido. Pero esto cambia cuando Rachel enferma.

Eh, para el carro. No, esta no es otra historia de amor con un protagonista moribundo y plagada de frases filosóficas (como nos deja muy claro el protagonista desde la primera página). Así que si estás buscando eso, cambia el chip. Porque Greg no quiere ser amigo de Rachel, sino que su madre le ha «propuesto» serlo. Y con ello, ha obligado al chico a ver cómo la joven se acerca cada vez más a su final. Pero Greg es una de las pocas personas capaces de hacer reír a Rachel en este momento. Así que, haciendo de tripas corazón y muy a regañadientes, se hace amigo de la joven.

Si a todo esto le añadimos el malhumorado Earl, único amigo de Greg, el humor ácido e irreverente del protagonista, y una docena de películas, la mitad de ellas protagonizadas por un gato, tenemos Un final para Rachel. Bajo este título,Nube de tinta publica la primera novela del estadounidense Jesse Andrews cuya adaptación a la gran pantalla ganó el último Festival de Sundance.

La voz del protagonista, cargada de ironía, le da un punto cómico a la novela, lo que la convierte en algo novedoso dentro de su género. Porque, si a algo estamos acostumbrados, es a una historia dramática cuyo eje central es el cáncer. Por ello, Un final para Rachel es una obra notable, por la capacidad de hacernos soltar carcajadas tratando un tema tan duro, de mano, principalmente, de los dos protagonistas masculinos.

Por otro lado, la personalidad de Greg puede llegar a resultar cargante a lo largo de la narración. Su necesidad de recordarnos constantemente que el libro que estamos leyendo es horrible se hace un poco repetitiva.

Un final para Rachel es una novela fresca y divertida pero que tiene los fallos típicos de los escritores noveles, como la falta de profundidad o la ausencia de subtramas sólidas que rodeen a la situación principal. Pero si quieres reírte, esta es sin duda la novela que tienes que leer este verano.

 

[Nota del equipo de El Templo: Un final para Rachel se reeditó en Octubre de 2015 bajo el nombre de Yo, él y Raquel por Nube de tinta].

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Anonimo en Un hijo: Gracias, me llegó hasta el corazón. Muchas gracias por su reseña....
diana en El señor de los anillos: Me encantó la reseña de El señor de los anillos. ...
elia en Monsterchef: Horrible. ...
Joana Isabel en Vendida: ¿Está basado en un hecho verídico? Hace años oí este titulo por l...
Azul Montalvo en La quinta ola (primera parte de la saga): Es un libro muy bueno, de esos que empiezas y no quieres parar. M...
maikelys en Un beso en París (primera parte de la saga): No leí el libro completo, pero se ve que es muy interesante....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número