Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Yo os salvaré a todos
Emilie Frèche

Nube de tinta
Reseñas de novedades El Templo#64 (junio 2018)
Por Gabriela Portillo
1.147 lecturas

Élea desaparece sin dejar rastro. Sus padres no dan crédito, y buscan ayuda de la policía. Descubren que tomó el tren desde su ciudad natal, en Francia, junto con una amiga, la cual sí fue detenida. Elea voló a Turquía: no necesitaba ninguna autorización paterna para volar sin billete de vuelta, sin equipaje y siendo menor de edad. Después, se pierde su pista.

Élea se fuga por amor. Un amor del que se aprovechan, envenenado desde la raíz y orquestado desde las sombras con intereses ocultos. Un amor que duele llamar así, que le lleva a cambiar su identidad y sus valores: ahora se hace llamar Um Sumeya, desprecia a sus familiares y amigos y odia su patria.

Élea se marchó hace seis meses a Siria para hacer la hégira y sus padres solo han recibido una llamada en la que ella misma lo confirma. A través de sus diarios personales vislumbraremos cómo les afectó: la culpa por no haberlo visto venir, la rabia por no poder hacer nada y, sobre todo, el dolor de la pérdida.

Mientras ambos diarios comienzan tras la partida de su hija, el diario de Élea nos permite seguir el proceso de radicalización y comprender cómo operan los responsables. Tan complejo proceso se plasma de un modo realista y crudo, que consigue ponernos en alarma: no es un caso aislado, nadie es inmune y por eso se deben poner medidas de protección.

Émilie Frèche realiza un gran trabajo en este aspecto: el diario de la madre muestra casos reales de captación de jóvenes para la yihad, la historia de dichas familias y las medidas que piden para evitar nuevos casos desde su experiencia. El problema de los atentados, el terrorismo y la radicalización se tratan con conocimiento, apelando a la unión entre todos los ciudadanos, que son las verdaderas víctimas.

Yo os salvaré a todos es un choque con la realidad. Realidad que puede parecernos incomprensible, hasta que la escuchamos de primera mano. Su complejidad hace necesario que no nos limitemos a una sola voz, y en esta novela con tintes de no ficción hay muchas más de las tres principales.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Jose Carlos en Maldita física: Quiero leerlo para una tarea de física....
sofia reyes en Marianela: Está muy aburrido, le faltan palabras malas....
Cesar en El ladrón de minutos: Este cuento me pareció divertido y emocionante....
collo en Los tres mosqueteros: La verdad es que a mí me pareció un libro interesante, con histor...
Naty en A dos centímetros de ti: Tengo una duda sobre si el libro ¿Y si quedamos como amigos? y A...
kappOTAKU en Éramos mentirosos: No me gustó este libro, sentí que era una pérdida de tiempo porqu...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras