Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Zac y Mia
A. J. Betts

Salamandra
Reseñas de novedades El Templo#47 (agosto 2015)
Por Lorena Mozo
5.095 lecturas

Zac y Mia se conocen en circunstancias poco afortunadas: en el área de oncología del hospital de Perth. Su relación no empieza de la manera habitual y tampoco se desarrolla como todos esperamos o estamos acostumbrados. Todo comienza con Lady Gaga y unos golpes en la pared, seguidos de notas furtivas y visitas clandestinas por la noche, para terminar con una salida precipitada y sin despedidas del hospital por parte de Mia.

Cuando Zac cree que no volverá a verla, Mia aparece una noche en la ventana de su cuarto dejándole sin aliento. El chico no sabe por lo que ha pasado Mia desde que dejó el hospital. Poco a poco, Zac irá descubriéndolo tras una peculiar petición que le hace Mia.

Si leemos la premisa inicial de esta novela, lo primero que nos viene a la cabeza es Bajo la misma estrella, pero la verdad es que no tiene nada que ver con esta. Sí es cierto que hay adolescentes, cáncer y amor, pero las referencias culturales, los diálogos y lo distintos que son los personajes entre sí hacen que esta novela destaque y no se deje eclipsar.

La primera parte de la novela está narrada únicamente por Zac, lo cual sirve para generar cierto hype en torno al personaje de Mia. En la segunda parte se alternan los capítulos de Zac con los de Mia, ambos en primera persona, lo que nos permite ver su evolución de manera más cercana y da una perspectiva más completa de toda la situación, los sentimientos y los sucesos.

A. J. Betts ha logrado plasmar el espíritu adolescente a la perfección: las inquietudes, las reacciones y sobre todo los gustos de ambos por cosas de lo más normales y para nada excéntricas le dan verosimilitud a la historia.

Pero si hay algo que nos ha gustado  de la novela es la ambientación en la Australia natal de la autora, pues nunca está de más viajar más allá de Europa y Estados Unidos y descubrir por ejemplo que en aquel lejano país también se cultivan aceitunas y se produce aceite de oliva.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número