Último número
Entrevistas
Costa Alcalá, autores de La Segunda Revolución.
Margaret Stohl, coautora de Hermosas criaturas y guionista de La Capitana Marvel.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Entrevista a...

Christopher Paolini

El Templo #25 (diciembre 2011)
Por Rocío Carrillo y R. A. Calle Morales
13.248 lecturas
Este noviembre se ha publicado el último tomo de la tetralogía El Legado y nosotros hemos querido aprovechar la ocasión para entrevistar a su autor.

Christopher Paolini es un californiano de 28 años recién cumplidos que ha visto, desde la salida de su primer libro, Eragon, cómo el mundo de la literatura juvenil se rendía a sus pies. La noticia del chico que publicó su primera novela en la imprenta de sus padres hasta que una gran editorial lo fichó dio la vuelta al mundo. Su saga ha sido traducida a casi medio centenar de lenguas y ha vendido millones de ejemplares en todo el mundo.

Desde la publicación de Eragon hasta Legado han pasado diez años. En todo este tiempo, ¿decidiste cambiar el futuro de alguno de los personajes o ya tenías todo claro desde el principio?

Antes de empezar a escribir Eragon planeé todos los acontecimientos más importantes de la saga. Como muchos autores encuentro imposible escribir si no sé a dónde voy. Sin una ruta me pierdo completamente y/o gasto enormes cantidades de tiempo desarrollando la historia mientras intento escribir. Difícilmente una buena receta para ser productivo.
También planeé cada libro con más detalle aún (normalmente de diez a catorce páginas) antes de empezarlos. Sin embargo, todavía hice muchos cambios en el argumento de la saga durante la escritura. Algunos de los cambios no fueron del todo inesperados, mientras que otros me pillaron completamente por sorpresa. Por ejemplo, en el último libro, me di cuenta de que algunos personajes, Eragon incluido, ya no eran como había pensado que sería allá en 1998. Así que cambié la historia para ajustarla a su nueva forma de ser. Y en el proceso, creo que mejoré los libros enormemente.

¡Atención, templario! Las preguntas que vienen a continuación contienen spoilers:

En anteriores entrevistas contaste que tuviste que quitar personajes en el proceso de creación y edición de las novelas. ¿Quiénes eran? ¿Puedes decirnos algo acerca de alguno de ellos?

En realidad nunca he llegado a eliminar ningún personaje, sino que cambié los destinos de muchos de ellos. Para empezar, hay personajes secundarios que ni siquiera planeé poner en la saga, como por ejemplo Angela, Elva, Nasuada…

Cuando me enfrenté al último libro me di cuenta de que algunos finales que había planeado para determinados personajes ya no servían porque, básicamente, ya no eran los mismos. Este fue el caso de Brom, Eragon, Arya, Saphira, Nasuada, Murtagh.

Uno de los que más cambió fue el de Roran, que tenía pensado que fuese el rey después de Galbatorix. Y la razón por la que cambié esto en el último libro fue porque no hubiese sido justo para Nasuada hacerle rey simplemente por ser el primo de Eragon. Tampoco hubiese sido algo que a Roran le hubiera hecho feliz. Él quería regresar a casa, al Valle de Palancar, con su gente.

En su momento también quise matar a Murtagh. Pero también comprendí que eso habría sido injusto para el personaje.

Volviendo a Roran y Nasuada, ella no lo hubiera aceptado, a menos que hubiese resultado gravemente herida en las torturas de Galbatorix.

Al principio había pensado que la reina Islanzadí iba a morir, lo que convertiría a Arya en reina, pero eso hacía incompatible que Eragon y ella estuvieran juntos. Así que opté por dejar viva a Islanzadí y que Eragon acabara con Arya, y todos contentos... Pero entonces me di cuenta de que Arya era una elfa que había vivido siglos y Eragon, prácticamente un adolescente. Por lo que tendría que pasar mucho tiempo hasta que estuvieran equiparados. Así que al final decidí que la reina de los elfos tenía que morir, y ellos separarse y ver qué les deparaba el futuro.

¿Todos estos cambios los decidiste por ti mismo durante el proceso de escritura o te sentiste presionado en algún momento por los fans?

No, no… las únicas que han influido en el devenir de la historia fueron mi agente y mi editora que, cuando leyeron la primera versión, me hicieron ver que no resultaría realista que Arya se fuese con Eragon.

Aunque por supuesto era consciente de que decisiones como matar a Murtagh podrían acarrear la ira de trescientos mil fans furiosos, esa no fue la razón por la que finalmente lo dejé con vida.

Fin de las preguntas con spoilers.

 

¿Qué te supuso un mayor reto a la hora de ir desgranando la historia página a página?

Ya que este libro era el último en la saga, y por tanto el final de la historia en la que he estado trabajando durante casi trece años, sentí una gran responsabilidad; una responsabilidad de hacer un trabajo concluyendo este relato tan bien como me fuera posible. Le di muchas vuelta a cada palabra, de principio a fin. Y creo que mereció la pena porque Legado es, definitivamente, el mejor libro que he escrito.

Nos has hablado sobre Ángela, sobre el cambio de su destino en los libros.

Sí, de hecho ella no estaba en el primer borrador de la historia de Eragon.

Sí, pero todavía queremos saber más sobre Ángela...

De acuerdo, está bien, sé que he dejado algunas preguntas sin resolver en el cuarto libro, y que el personaje de Ángela es una de ellas, igual que la historia de Oromis, o algún otro cabo suelto sobre lo que ocurrió antes de Eragon. Me gustaría escribir sobre todo ello, aunque no sería exactamente una precuela...

Entonces es un hecho que va a haber un quinto libro, ¿no?

¡De hecho ya tengo un guión de la historia! Pero no será pronto. He estado trabajando en esta saga durante catorce años. Necesito un respiro, así que escribiré sobre otra cosa.

Algo que nos llamó mucho la atención al comienzo de la saga fue cómo Eragon se hería los muslos al volar sobre Saphira por culpa de sus escamas. ¿Cómo se te ocurrió esto?

Bueno, he crecido montando a caballo. Y, de acuerdo, no es como montar en dragón, pero soy consciente del daño que puede hacer una cabalgata. Creo que cuando haces una saga de este tipo, es importante hacerla todo lo realista posible, porque, ya que estás intentando convencer a la gente de que están pasando cosas imposibles, hay que escribirlas de forma que se las crean.

En el último número de nuestra revista hemos hecho un viaje por Alagaësia, visitando cada uno de los sitios que aparecen en la historia. Pero nos hemos dado cuenta de que aún faltan muchos por ser descritos, ¿hablarás algún día sobre ellos?

Sí, eso es básicamente porque cuando dibujé el mapa al empezar a escribir Eragon, conocía los sitios principales que iban a visitar, pero no todos. Y esos son los que aparecen en el mapa. En el futuro me gustaría hacer una versión ampliada del mapa de Alagaësia poniendo las diferentes poblaciones y emplazamientos.

Sabemos que aparte del mapa de Alagaësia y de los ojos de los dragones has seguido dibujando.

Sí, de hecho en una edición especial que saldrá en EEUU del último libro habrá unas ilustraciones mías de Galbatorix. También tengo pensado, como dije, ampliar el mapa.

Una pregunta sobre los dragones: ¿se diferencian sólo por el color de sus escamas o hay diferentes especies?

Hay muchas especies relacionadas en el mundo de Alagaësia. Hubo especies más pequeñas, nocturnas, e incluso alguna versión acuática de los dragones.

Tras finalizar con la tetralogía, ¿sigues teniendo claro que te quieres dedicar a la escritura? ¿Tienes algún proyecto en mente del que nos puedas desvelar algo? En alguna ocasión has mencionado que, tras terminar con Legado, te planteabas seguir escribiendo sobre Alagaësia. Quizá un precuela con la historia de Brom o una posterior a Eragon. ¿Siguen esas ideas rondando por tu mente?

No sé exactamente qué haré en el futuro, pero sé que quiero seguir contando historias, ya sea a través de libros o de algún otro tipo de medio. Tengo una gran cantidad de libros (unos veinte o treinta) que he planeado por completo durante esta última década. Ahora, sólo tengo que elegir cuál escribiré. De momento, me inclino hacia la ciencia ficción para lo próximo, pero es posible que cambie de idea cuando vuelva a casa. Y sí, tengo planes de escribir más libros sobre Alagaësia. De hecho, he llegado a poner los cimientos de esos libros en Brisingr y Legado. No tengo planes para abordarlos ahora mismo (después de trece años necesito un descanso), pero seguro que los escribiré en algún momento.
En general, sin embargo, sólo espero que los lectores disfruten de Legado y espero que lo consideren una conclusión satisfactoria y también sorprendente de la historia.

 

¿Nos puedes contar algo más sobre esta historia de ciencia-ficción? ¿Está emplazada en nuestro mundo o en un mundo imaginario?

Está situada en el futuro de nuestro propio mundo. ¡Sois los primeros en preguntar al respecto, de hecho!

¿Será una historia coral como Eragon, con muchos personajes, o habrá un personaje principal que lleve el peso de la misma?

No estoy seguro todavía, pero no creo que sea un libro tan largo como Legado… eso sería demasiado grande.

O sea, que no habrá secuelas...

No, no. No tengo planeado escribir más sagas por el momento. Creo que no tengo la energía necesaria ahora mismo. Tengo bastantes ideas autoconclusivas. He pasado 14 años escribiendo la última y, aunque viviese 100, creo que 14 ya son muchos años.

Imaginamos que, igual que nos pasó a nosotros, antes de que se hiciera famosa la saga comenzamos a leer el libro porque en la portada aparecía un dragón azul...

Sí, cosas como esa me ocurrían a mí de pequeño. Cuando tenía 9 años recuerdo que fui a la librería y vi un libro con un monstruo aterrador de escamas rojas que me llamó la atención: Ruby knight. No tenía ni idea de qué iba, solo que quería conocer la historia de ese caballero vestido con armadura.

¿Entonces lees literatura para jóvenes? ¿Qué nos recomiendas?

Bueno, en realidad leo de todo un poco y todos los días. Para jóvenes, recomiendo la saga Fablehaven, de Brandon Mull. También Dune, de Frank Herbert o El nombre del viento, de Patrick Rothfuss. Sí, definitivamente de mis libros de fantasía favoritos, El nombre del viento se encuentra entre los primeros puestos.

Hablando de fantasía, en estos días se tiende más hacia una fantasía urbana que a la épica a la que estábamos acostumbrados en libros como los de tu saga. ¿Qué opinas del futuro de la fantasía?

Oh, creo que la fantasía épica nunca va a desaparecer. Son el tipo de historias que siempre enganchan a la gente desde hace cientos y cientos de años: La odisea, Beowulf... Creo que el futuro de la fantasía es tan fuerte como siempre. Por supuesto, la fantasía urbana es un hecho, Crepúsculo o Cazadores de sombras son un ejemplo. También la ciencia ficción con libros como Los juegos del hambre y muchas otras novelas. Hay muchos autores trabajando en estos géneros, por lo que creo que tampoco estos van a desaparecer.

¿Cuál es tu método de trabajo para desarrollar un libro?

Para empezar, necesito una idea sobre la que trabajar. Una cara, un recuerdo, una sensación… y a partir de ahí, comienzo a desarrollarla. Empiezo a hacerme preguntas. A imaginar cosas. Por ejemplo, la imagen de un joven encontrando un huevo de dragón. Es entonces cuando empiezo a desarrollar la historia. ¿Cómo sería ese mundo que he imaginado con dragones? ¿Por qué o cómo se aparecería un huevo de dragón frente a un chico? ¿Lo ha enviado alguien? ¿Puede el huevo transportarse solo? Y cosas así. De esta forma desarrollo todas mis historias. No espero a tener cada detalle antes de ponerme a escribir, pero sí una imagen general con la que empezar.

¿Y prefieres crear un mundo y ambientar tus historias en él, o adaptarlas al que ya conocemos?

Bueno, depende. Una de las ventajas de crear tus propios mundos, como Alagaësia, y ambientar tus historias en ellos, es que puedes desarrollar más los detalles.

 


Has mencionado en varias ocasiones tus influencias literarias: Tolkien, Le Guin, Pullman… ¿Cuáles son tus influencias no literarias?

Música: escucho mucha música clásica y bandas sonoras. Más de una de mis ideas para libros salieron de intentar imaginarme una historia que pegase con una determinada pieza de música. Brahms, Beethoven y Verdi son mis favoritos. Entre las bandas sonoras, me gustan las de Waterworld, Conan el Bárbaro (la antigua), Gladiator, El Señor de los Anillos y bastantes de John Carpenter (no me preguntéis por qué).

Películas: mi familia y yo vemos una cantidad enorme de películas, y estas, desde luego, han influenciado la forma como veo historias. Algunas de mis películas favoritas son Nausicaä del valle del viento, Brazil, La noche del cazador, Alien, La Bella y la Bestia de Jean Cocteau, Terminator y Tigre y Dragón.

Juegos: Juego bastante si tengo la oportunidad y los juegos, como otro medio de comunicación, le han dado forma a mi enfoque al escribir y contar. La sagas Myst y Marathon probablemente fueran las que tuvieron un mayor impacto en mi mientras crecía. Hoy en día, disfruto jugando a Mass Effect 1 y 2, Lugaru, Minecraft y Skyrim.

Y hablando de cine. ¿Los proyectos de adaptación de las películas de la saga siguen adelante? ¿Podremos ver en los cines Eldest?

Es posible que haya alguna película más basada en la saga El Legado, pero de momento, no puedo decir mucho más que eso.

Hemos visto que desde hace poco tienes cuenta en Twitter, donde puedes comunicarte de una forma más directa con tus lectores. ¿Qué te parecen estas nuevas formas de comunicación?

Sí, Random House al final me convenció de entrar en Twitter. He disfrutado usándolo mientras viajaba por los EE. UU. promocionando el libro, pero tengo que tener cuidado porque puedo acabar malgastando el tiempo que prefería pasar en alguna otra parte. De todas forma, es divertido interactuar con mis lectores a un nivel más directo. Y me brinda un lugar donde postear vídeos e imágenes interesantes, incluido bastante arte conceptual que he hecho para la saga El Legado. Si alguien está interesado en seguirme, mi Twitter es @InheritanceCP.

¿Algún consejo para los lectores que quieren ser escritores?

1 – Leed, leed y leed. Los buenos escritores son, sobre todo, buenos lectores. Leed cosas que os gusten, pero también cosas que os enseñen algo.
2- Escribid cada día. En exámenes, en vacaciones, en tu cumpleaños… puedes tomarte las Navidades libres, pero no el resto. Escribir es como tocar un instrumento musical, necesitas practicar todos los días. No esperes a la inspiración. La inspiración es algo que a mí me viene una vez cada dos meses, mientras tanto: escribo.
3 – Aprende todo lo que puedas acerca de la lengua en la que estás escribiendo. Cuanto mejor conozcas la lengua y sus normas, mejor te irá a la hora de desarrollar la historia en el papel.
4 – Encuentra a alguien que lea lo que escribes: un amigo, un profesor, un fan, un bibliotecario, un librero. Que sea un buen lector, que te aconseje y que pueda editar tu trabajo, porque aprenderás tanto del proceso de edición como del proceso de creación.
5 – Escribe acerca de lo que te importe más. Escribir es un proceso duro, pero si realmente te importa lo que escribes te será más llevadero pasar por las partes difíciles. Da igual lo que sea: estrellas de la música, unicornios, cantantes sobre unicornios… ten por seguro que al menos otros 6 millones de personas en el mundo estarán interesadas en ello.
6 – No te rindas. Es muy fácil dejarse vencer por el desánimo, pero no desesperes. No creas a la gente que te dice que no puedes hacer cosas, porque sí que puedes.
7 – Diviértete escribiendo. Puede que no te divierta todo el rato, pero al menos intenta sacar algo entretenido de cada momento de escritura.
8- Y como consejo especial a los escritores de fantasía y sagas: planea la historia con anterioridad.

¿Cómo están siendo estos días para ti?

¡Una locura! Estoy de viaje unas semanas por Europa y Reino Unido, pero también voy a visitar Australia y Nueva Zelanda. Así que cuando todo eso acabe, lo único que querré será llegar a casa y dormir. Y después dormir un poco más y ponerme a trabajar en los nuevos proyectos.

Y en un tour tan largo como este, ¿hay algo de lo que no te separes nunca?

Mi ordenador para poder escribir cuando lo necesite, dos notebooks, uno como diario personal y el otro para hacer bocetos, bolígrafos, ipod, el móvil…

Un saludo para todos los lectores de El Templo de las Mil Puertas, espero que hayáis disfrutado con la saga de El legado y que disfrutéis también con mis futuros libros.
«Atra esterní ono thelduin, Paolini Shur'tugal»
Y como diría Eragon: «Sé onr sverdar sitja hvass!». ¡Que vuestras espadas se mantengan afiladas!

 

[Nota del equipo de El Templo: esta entrevisa se publicó en el número 25 (diciembre 2012), pero la versión online esta ampliada con las preguntas que le hicimos durante su visita a Madrid en abril de 2012]

¿Qué dicen nuestros lectores?
El dador de recuerdos en Si decido quedarme (Si decido quedarme I): Un libro que nos enseña mucho sobre la vida, y no solo en situaci...
Laia en La lección de August (Wonder I): Me encantó el libro, me he leído el libro y también he visto la p...
Jonathan en La historia interminable: Considero La historia interminable un libro imprescindible...
iker alvarez en La Casa del Miedo: Me ha gustado el libro....
txatxe en Insu-Pu: la isla de los niños perdidos: Me mandaron comprarlo para la clase en Mercedarias y lo que no en...
Nepe en La lección de August (Wonder I): El libro me encantó, lo recomiendo mucho y muy buena reseña. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras