El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

ENTREVISTAS

Laia Soler, autora de Los días que nos separan.
Daniel Handler, autor de Todos somos piratas o Y por eso rompimos.
Leer más...

RESEÑAS

Mi plan D (Las chicas Sullivan I) Andrea SmithEl chico que nadaba con las pirañas David AlmondTras la sombra del brujo Francisco Díaz ValladaresEl mono del asesino (Sally Jones II) Jakob WegeliusHasta (casi) 50 nombres Daniel NesquensLas palabras heridas Jordi Sierra i Fabra
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 ENTREVISTA 

Christopher Paolini

El Templo #25 (diciembre 2011) por Rocío Carrillo y R. A. Calle Morales


Este noviembre se ha publicado el último tomo de la tetralogía El Legado y nosotros hemos querido aprovechar la ocasión para entrevistar a su autor.

Christopher Paolini es un californiano de 28 años recién cumplidos que ha visto, desde la salida de su primer libro, Eragon, cómo el mundo de la literatura juvenil se rendía a sus pies. La noticia del chico que publicó su primera novela en la imprenta de sus padres hasta que una gran editorial lo fichó dio la vuelta al mundo. Su saga ha sido traducida a casi medio centenar de lenguas y ha vendido millones de ejemplares en todo el mundo.

Desde la publicación de Eragon hasta Legado han pasado diez años. En todo este tiempo, ¿decidiste cambiar el futuro de alguno de los personajes o ya tenías todo claro desde el principio?

Antes de empezar a escribir Eragon planeé todos los acontecimientos más importantes de la saga. Como muchos autores encuentro imposible escribir si no sé a dónde voy. Sin una ruta me pierdo completamente y/o gasto enormes cantidades de tiempo desarrollando la historia mientras intento escribir. Difícilmente una buena receta para ser productivo.
También planeé cada libro con más detalle aún (normalmente de diez a catorce páginas) antes de empezarlos. Sin embargo, todavía hice muchos cambios en el argumento de la saga durante la escritura. Algunos de los cambios no fueron del todo inesperados, mientras que otros me pillaron completamente por sorpresa. Por ejemplo, en el último libro, me di cuenta de que algunos personajes, Eragon incluido, ya no eran como había pensado que sería allá en 1998. Así que cambié la historia para ajustarla a su nueva forma de ser. Y en el proceso, creo que mejoré los libros enormemente.

¡Atención, templario! Las preguntas que vienen a continuación contienen spoilers:

En anteriores entrevistas contaste que tuviste que quitar personajes en el proceso de creación y edición de las novelas. ¿Quiénes eran? ¿Puedes decirnos algo acerca de alguno de ellos?

En realidad nunca he llegado a eliminar ningún personaje, sino que cambié los destinos de muchos de ellos. Para empezar, hay personajes secundarios que ni siquiera planeé poner en la saga, como por ejemplo Angela, Elva, Nasuada…

Cuando me enfrenté al último libro me di cuenta de que algunos finales que había planeado para determinados personajes ya no servían porque, básicamente, ya no eran los mismos. Este fue el caso de Brom, Eragon, Arya, Saphira, Nasuada, Murtagh.

Uno de los que más cambió fue el de Roran, que tenía pensado que fuese el rey después de Galbatorix. Y la razón por la que cambié esto en el último libro fue porque no hubiese sido justo para Nasuada hacerle rey simplemente por ser el primo de Eragon. Tampoco hubiese sido algo que a Roran le hubiera hecho feliz. Él quería regresar a casa, al Valle de Palancar, con su gente.

En su momento también quise matar a Murtagh. Pero también comprendí que eso habría sido injusto para el personaje.

Volviendo a Roran y Nasuada, ella no lo hubiera aceptado, a menos que hubiese resultado gravemente herida en las torturas de Galbatorix.

Al principio había pensado que la reina Islanzadí iba a morir, lo que convertiría a Arya en reina, pero eso hacía incompatible que Eragon y ella estuvieran juntos. Así que opté por dejar viva a Islanzadí y que Eragon acabara con Arya, y todos contentos... Pero entonces me di cuenta de que Arya era una elfa que había vivido siglos y Eragon, prácticamente un adolescente. Por lo que tendría que pasar mucho tiempo hasta que estuvieran equiparados. Así que al final decidí que la reina de los elfos tenía que morir, y ellos separarse y ver qué les deparaba el futuro.

¿Todos estos cambios los decidiste por ti mismo durante el proceso de escritura o te sentiste presionado en algún momento por los fans?

No, no… las únicas que han influido en el devenir de la historia fueron mi agente y mi editora que, cuando leyeron la primera versión, me hicieron ver que no resultaría realista que Arya se fuese con Eragon.

Aunque por supuesto era consciente de que decisiones como matar a Murtagh podrían acarrear la ira de trescientos mil fans furiosos, esa no fue la razón por la que finalmente lo dejé con vida.

Fin de las preguntas con spoilers.

Volver arriba

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

Yolindaca en Starters (primera parte de la saga): ¡Me encantó!... Leer comentario

Paola en Por una rosa: Es un libro muy entretenido en donde se juntan tres realidades di... Leer comentario

gabriel sofia gordillo sandoval en Ciudad de hueso (Cazadores de sombras I): Super cool.... Leer comentario

María Ángeles en Tengo tanto que contarte: Me ha encantado esta historia. Está narrada en primera persona p... Leer comentario

Massiel gongora cervantes en Divergente (primera parte de la saga): Me encantó, está muy bueno. ... Leer comentario

SHADRYCK en Cuando me alcances: Me encantó el libr0, lo leí en dos días de tan entretenido que se... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO