El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

ENTREVISTAS

Concha López Narváez, autora de El silencio del asesino.
Kiera Cass, autora de La Selección y La Sirena.
Leer más...

RESEÑAS

El cartero siempre llama mil veces Andreu Martín, Jaume RiberaLa ciudad desolada (Miss Peregrine II) Ramson RiggsYo, Simon, Homo Sapiens Becky AlbertalliMomo Michael EndeLos criminales de noviembre Sam MunsonCircus Mirandus Cassie Beasley
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 ENTREVISTA 

Concha López Narváez

El Templo #54 (octubre 2016) por Víctor Heranz

Concha López Narváez es una de las voces más interesantes de la literatura juvenil. Sevillana de nacimiento, Concha ha escrito más de una treintena de novelas para niños y jóvenes, además de otra decena junto a su marido e hijos. Fue vicepresidenta de la Organización Internacional para el Libro Juvenil y finalista cinco veces del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil.

Estudió Filosofía y letras y se especializó en historia de América. ¿Cómo han influido estos estudios en su carrera literaria?

Comencé a escribir para niños, cuando, por motivos personales, dejé la enseñanza. Lo de estudiar Filosofía y Letras fue precisamente porque quería enseñar. La especialidad en Historia de América se debió al hecho de que en Sevilla está el Archivo de Indias, que es un tesoro para la investigación. Por supuesto mi vocación de investigadora influyó en mi literatura, que empezó siendo histórica.

¿Cómo ha sido la experiencia de escribir con su marido e hijos?

Muy gratificante.

Ganó en el Premio Lazarillo en 1985 por El amigo oculto y los espíritus de la tarde. ¿Qué supuso este premio así como los demás que ha ganado en su carrera? 

Los premios que he recibido, empezando por el Lazarillo, siempre han supuesto un acicate y mucho agradecimiento.

De toda su larga trayectoria, ¿hay alguna novela que recuerde con especial cariño?

La primera: La tierra del sol y la luna, Memorias de una gallina, la versión de Platero y yo y El último gol, cada una por un motivo diferente.

¿Cómo fue para una mujer irrumpir en un panorama literario dominado por los hombres en los años 80?

En la literatura para niños, escritoras y escritores íbamos, y vamos, a la par.

La literatura juvenil ha cambiado mucho en todos los años en los que usted ha estado inmersa en ella, pero, ¿cuáles creen que son los ingredientes que cocinan un buen libro para jóvenes, ahora y siempre?

Que la historia, sea del tipo que sea, tenga emoción y llegue a los niños, y también que esté escrita con un lenguaje sencillo; pero nunca vulgar.

Muchos de sus libros son novela negra. ¿Qué es lo que le atrae de este género? ¿Tiene algún referente? 

Siempre me interesaron y entretuvieron las novelas de misterio más o menos negras; pero siempre he procurado que a los niños, además de otras cosas, les hicieran pensar.

En El silencio del asesino, una de sus novelas más conocidas, escribe sobre el amor y la muerte. ¿Considera que, como siempre se ha dicho, estos dos temas son básicos en cualquier novela?

Pienso que tanto el amor como la muerte son temas que interesan a cualquier ser humano, pero hay otros muchos temas. Por ejemplo, en el Quijote, una de las obras clave de nuestra literatura, se dan tanto una cosa como otra, pero me parece que no son las esenciales: justicia, generosidad, libertad y aprecio a la persona, sea cual sea la clase social a la que pertenezca: «Sancho amigo», le llama casi siempre …Y a punto de morir le dice: «Si cuando estaba loco te quería hacer gobernador de una ínsula, ahora que estoy cuerdo te daría el gobierno de todo un reino…»

Y ya que hablamos del amor y la muerte, ¿qué opina sobre la imagen del amor de la actual literatura juvenil? ¿Cree que idealiza de alguna manera las relaciones conocidas como tóxicas?

No podría decirlo, no leo todo lo que se publica; pero me parece que hay muchas diferencias entre unas y otras novelas de este género… Colecciones, escritores… hay tanto y tan distinto. En todo caso espero que no sea así; pero en mi contacto con adolescentes en visitas a instituto he advertido que sí hay algo de eso.

Escribió una adaptación de Don Quijote prologada por Ana María Matute, ¿qué opinión tiene sobre la relación de los jóvenes, los clásicos y la educación española?

Los clásicos siempre han sido difíciles para niños y jóvenes; por eso creo que una versión libre, de alguien que los conozca y los ame, puede ser una ayuda para conocerlos, de forma que, pasado el tiempo, sientan la necesidad de leerlos.

¿Tiene alguna idea en mente para una futura novela?

Dentro de muy poco saldrá una versión de El fantasma de Canterville, y una historia, creo que tierna, sobre los hombre primitivos. Vueltas a la mente siempre doy.

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

Amélie en Rescate en la ciudad sumergida: ¡Wow! Parece bueno, mi pregunta es; ¿Es recomendado para a partir... Leer comentario

carlos en Skulduggery Pleasant: No pondré mi verdadero nombre porque me controlarán, como le decí... Leer comentario

alejandra mejia en Forbidden: Es el mejor de los libros. Es un libro que se debe leer con la me... Leer comentario

Tatiana Álvarez en La guerra de los mundos: Muy buena la reseña. Me fue muy útil cuando presente un trabajo d... Leer comentario

anaid en Eleanor y Park: Me encantó todo, pero el final me dejó inconclusa, senti que debe... Leer comentario

Ángela en Legend (primera parte de la saga): Esta historia me encantó, es fascinante en todos los sentidos de ... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
LA LÍNEA DE «EL TEMPLO»
ÚLTIMO NÚMERO