El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

RESEÑAS

Los chicos sí que lloran Leah KonenCorazón de cactus Anna MansoEl corazón de la bestia Brie SplingerSupersorda Cece BellAdonde llegan las nubes Juana Aurora MayoralUn mundo feliz Aldous Huxley
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 ENTREVISTA 

Daniel Hernández Chambers

El Templo #29 (agosto 2012) por R. A. Calle Morales


Daniel Hernández Chambers es el ganador del último Premio de Literatura Juvenil Everest. Este joven filólogo canario ha publicado con varias editoriales españolas y va camino de alcanzar la decena de títulos juveniles en el mercado. Además de su labor como autor, ha ejercido como traductor en varias ocasiones. Daniel, que reside en Alicante, accedió amablemente a contestar a unas preguntas para nuestra revista.

Tu última novela publicada nace de la necesidad de un chico por contar historias y de sus ganas de convertirse en periodista. ¿Hay algo de autobiográfico en esa premisa? ¿De dónde nace tu necesidad de escribir?

Algo hay, pero poco. Hubo una época en la quise ser periodista, pero ahora no estoy muy seguro de que me hubiera gustado serlo. Y en cuanto a lo de contar historias, sí, es una necesidad. Al fin y al cabo, todos contamos historias a diario, aunque solo sea la última anécdota vivida en el ascensor. Creo que lo más importante que tenemos es la imaginación, y la mía siempre está en funcionamiento. 

En varias de tus novelas la trama se divide en dos planos: una historia presente y otra del pasado en la que el protagonista suele descubrir algo relacionado con su familia. ¿Qué te ofrece esta forma de narrar los acontecimientos que te hace volver a ella?

Me gusta mezclar historias y personajes, simplemente. Jugar a sorprender al lector con dos o más historias que aparentemente no tienen relación pero que de pronto se unen.

El tema del misterio por resolver, además, es recurrente en tu obra. Según has afirmado en alguna ocasión toda obra juvenil debe tener algo que el protagonista deba ir descubriendo a la vez que el lector. ¿De dónde viene esta convicción y ese gusto por los secretos ocultos?

No recuerdo haber dicho que «toda obra juvenil» deba tener un misterio, sino que en mis obras me gusta colocar un misterio e ir dándole al lector pistas para que juegue a resolverlo de la mano del protagonista. Si el protagonista sabe más que el lector, es trampa. Supongo que ese gusto por lo secreto nace porque veo misterios en todas partes: en una mirada inesperada, en un gesto violento, en un ladrido lejano, en la marca de un frenazo, en una pirámide, en una huella en la arena, en la boca de un túnel,enunsobresinabrir, en una lágrima, en un rincón en sombras...

Volver arriba

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

Joan en Frankenstein o el moderno Prometeo: Estamos ante uno de los grandes e imprescindibles clásicos que no... Leer comentario

alonso en Mecanoscrito del segundo origen: Me enteré de que esta novela existía por intercambio de vídeos pi... Leer comentario

Anónima en Fangirl: Este libro me pilló en una etapa delicada/adolescente en la que s... Leer comentario

angela en La colina de Watership: La colina de Watership es uno de los mejores libros que me he lei... Leer comentario

Tomas en La casa de los mil pasillos: Hola, ¿qué tal? He buscado el libro por todas partes, pe... Leer comentario

arturo en La guerra de los mundos: Excelente reseña.... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO