El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

ENTREVISTAS

Concha López Narváez, autora de El silencio del asesino.
Kiera Cass, autora de La Selección y La Sirena.
Leer más...

RESEÑAS

Aquí empieza todo Jennifer NivenA little something different Sandy HallLa distancia entre tú y yo Kasie WestPax: una historia de paz y amistad Sara PennypackerLa llave de bronce (Magisterium III) Holly Black, Cassandra ClareLas aventuras de Tom Sawyer Mark Twain
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 ENTREVISTA 

David Blanco Laserna

El Templo #45 (abril 2015) por Rocío Carrillo y Carlota Echevarría


David Blanco Laserna ha hecho de todo: escribir guiones, actuar, estudiar la carrera de Física... Actualmente elabora contenidos para páginas web, hace talleres de ciencia recreativa y escribe libros infantiles, juveniles y adultos para acercar la ciencia a todos los públicos.

¿De pequeño te considerabas de ciencias o de letras? ¿Crees que es una división a la que se da demasiada importancia en el colegio?

Creo que de pequeño, como la mayoría de los niños, no ponía etiquetas a las cosas que me llamaban la atención. Me resultaba igual de increíble que hubieran existido los egipcios o que hubiera millones de galaxias. Me lo sigue pareciendo. Las categorías ayudan a organizar el conocimiento, pero creo que tampoco hay que hacerles demasiado caso.

¿Cuándo empezaste a escribir?

Pues tendría ocho años. Sobre todo escribía historias de misterio. Me encantaban los crímenes que ocurrían en cuartos cerrados o los enigmas que parecían imposibles de resolver, pero luego tenían una solución perfectamente racional, como El misterio del cuarto amarillo, de Gaston Leroux. Creo que, de algún modo, en esos libros estaba el germen de la mezcla de ficción y ciencia que tanto me interesa.

¿Tuvo algo que ver tu interés por la ciencia ficción con que decidieras estudiar Física?

Tuvo todo que ver. En mi casa se leía muchísimo, pero no podías encontrar un solo libro científico y en clase la ciencia tampoco es que presentara su mejor cara. Aunque soy un físico vocacional, los problemas con poleas o planos inclinados me daban ganas de saltar por una ventana. La ciencia ficción convertía la ciencia en un espectáculo. Allí las leyes de Newton se utilizaban para escapar de un agujero negro y las matemáticas eran la llave que abría la puerta a dimensiones desconocidas.

Volver arriba

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

Graham en Memorias de un amigo imaginario: Este libro es, sin duda alguna, mi favorito. Me atrapó desde ... Leer comentario

ANGIE en Ciudades de papel: Primero de todo, quiero felicitar al autor de la reseña por haber... Leer comentario

Milena en Cress (Las crónicas lunares III): Sin duda el mejor de toda la saga. ¡¡La amé!! Los personajes bien... Leer comentario

lucia en El aprendiz del diablo: Filip, un chico de trece años de conducta intachable, estaba un d... Leer comentario

Elsa en ¡Buenos días, princesa! (El Club de los Incomprendidos I): Es muy buen libro y me encantó. La película también es muy b... Leer comentario

Argenis en El Chico de las Estrellas: Me encantó.... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO