El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

ENTREVISTAS

Marie Lu, autora de Legend y Los jóvenes de la élite
David Lozano, autor de Hyde y Cielo rojo
Leer más...

RESEÑAS

Todas mis heridas Kathleen GlasgowEl chico de la flecha Espido FreireEl enigma Vermeer Blue BalliettArianwyn, la aprendiz de bruja (primera parte de saga) James NicolEl Corsario Negro Emilio SalgariLo que sucedió con la medusa Ali Benjamin
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 ENTREVISTA 

David Blanco Laserna

El Templo #45 (abril 2015) por Rocío Carrillo y Carlota Echevarría


David Blanco Laserna ha hecho de todo: escribir guiones, actuar, estudiar la carrera de Física... Actualmente elabora contenidos para páginas web, hace talleres de ciencia recreativa y escribe libros infantiles, juveniles y adultos para acercar la ciencia a todos los públicos.

¿De pequeño te considerabas de ciencias o de letras? ¿Crees que es una división a la que se da demasiada importancia en el colegio?

Creo que de pequeño, como la mayoría de los niños, no ponía etiquetas a las cosas que me llamaban la atención. Me resultaba igual de increíble que hubieran existido los egipcios o que hubiera millones de galaxias. Me lo sigue pareciendo. Las categorías ayudan a organizar el conocimiento, pero creo que tampoco hay que hacerles demasiado caso.

¿Cuándo empezaste a escribir?

Pues tendría ocho años. Sobre todo escribía historias de misterio. Me encantaban los crímenes que ocurrían en cuartos cerrados o los enigmas que parecían imposibles de resolver, pero luego tenían una solución perfectamente racional, como El misterio del cuarto amarillo, de Gaston Leroux. Creo que, de algún modo, en esos libros estaba el germen de la mezcla de ficción y ciencia que tanto me interesa.

¿Tuvo algo que ver tu interés por la ciencia ficción con que decidieras estudiar Física?

Tuvo todo que ver. En mi casa se leía muchísimo, pero no podías encontrar un solo libro científico y en clase la ciencia tampoco es que presentara su mejor cara. Aunque soy un físico vocacional, los problemas con poleas o planos inclinados me daban ganas de saltar por una ventana. La ciencia ficción convertía la ciencia en un espectáculo. Allí las leyes de Newton se utilizaban para escapar de un agujero negro y las matemáticas eran la llave que abría la puerta a dimensiones desconocidas.

Volver arriba

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

Leli en El Juego infinito (La Doctrina de la Mortalidad I): Maravilloso. Diossss hizo que me intrigara muchísimo hasta el fin... Leer comentario

ANONIMO en La lección de August (Wonder I): Tengo un hijo con el mismo síndrome que August, es un libro que e... Leer comentario

Elenaysamuel en El secreto del César: Me parece muy aburrido.... Leer comentario

Beatriz en Silber. El primer libro de los sueños (Silber I): LO AMO. Es el mejor libro del mundo, lo tiene todo: Amor, int... Leer comentario

zulay arismendi en La ladrona de libros: Es una historia que me hace llorar cada vez que la veo, me hubies... Leer comentario

Hannie Garcia en La lección de August (Wonder I): Es un gran libro, ¡¡¡claro que lo recomiendo!!!... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO