El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

RESEÑAS

El valle oscuro Andrea ToméWarcross (Warcross I) Marie LuEl único recuerdo de Flora Banks Emily BarrEl corazón de la bestia Brie SplingerEl bosque de los mil farolillos Julie C. DaoEl túnel del tiempo (La Cronopandilla I) Ana Campoy
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 ENTREVISTA 

Lois Lowry

El Templo #13 (diciembre 2009) por Uyulala y Sandman


Lois Lowry es una veterana autora estadounidense que se dio a conocer en 1977 con Un verano para morir. Sin embargo, la fama le llegó en 1993 con su obra El Dador, un original relato fantástico que presentaba una sociedad distópica en la que nada era tan bonito como parecía. El libro levantó ampollas entre algunos de los sectores más conservadores de Estados Unidos, pero eso no le impidió escribir dos secuelas más: En busca del azul El mensajero. Estos libros, junto con varios títulos más, como la serie Anastasia Krupnik¿Quién cuenta las estrellas? Un verano para morir, fueron publicados hace tiem­po en nuestro país en colecciones escolares. Ahora, con el nuevo boom de la literatura juvenil, algunos de ellos están siendo rescatados del olvido. El caso más llamativo es el de El Dador, que Everest ha relanzado bajo el título de The Giver, en tapa dura y con una nueva cubierta. No hay duda de que Lois Lowry sigue estando de moda, quizá porque el mensaje que transmiten sus libros no tiene fecha de caducidad.

Se puede decir que su obra, con las nue­vas reediciones y el lanzamiento de El Da­dor en tapa dura, está de moda en España. ¿Qué le parece esto?

Me siento muy contenta de llegar a un público juvenil, y pien­so que el hecho de que personas de diferentes ciudades, que hablan diferentes idiomas, es­tén leyendo los mismos libros, fomenta una camaradería y un entendi­miento valiosos.

Un verano para morir está basada en la te­rrible experiencia per­sonal de la pérdida de su hermana. Pensamos que escribir esa nove­la no debió resultarle fácil. ¿Le sirvió como manera de enfrentarse a ese hecho? ¿Cree que la literatura tiene una función tera­péutica? ¿Es una manera de exorcizar los demonios internos?

Comunicarse sobre asuntos problemáticos siempre es terapéuti­co. Shakespeare dijo, en MacBeth: «Dad palabra al dolor». Escribir sobre los problemas es un buen camino para afrontar tus miedos y tus penas.

Ese tema, la pérdida de una hermana, también aparece como subtrama en ¿Quién cuenta las estrellas? ¿Cómo se do­cumentó sobre la ocu­pación nazi y la resis­tencia danesa? ¿Viajó a Dinamarca? ¿Habló con supervivientes?

Hice una gran cantidad de trabajo de investigación, y sí, fui a Dinamarca para ha­blar con gente que vivió esa época.

Volver arriba

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

Joan en Frankenstein o el moderno Prometeo: Estamos ante uno de los grandes e imprescindibles clásicos que no... Leer comentario

alonso en Mecanoscrito del segundo origen: Me enteré de que esta novela existía por intercambio de vídeos pi... Leer comentario

Anónima en Fangirl: Este libro me pilló en una etapa delicada/adolescente en la que s... Leer comentario

angela en La colina de Watership: La colina de Watership es uno de los mejores libros que me he lei... Leer comentario

Tomas en La casa de los mil pasillos: Hola, ¿qué tal? He buscado el libro por todas partes, pe... Leer comentario

arturo en La guerra de los mundos: Excelente reseña.... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO