El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

ENTREVISTAS

Leigh Bardugo, autora de Sombra y Hueso y Seis de cuervos
Carlo Frabetti, autor de Malditas matemáticas y Calvina
Leer más...

RESEÑAS

Paper Girls Brian K. Vaughan, Cliff Chiang, Matt WilsonMás allá del mar de las Tinieblas Antonio ÁlamoBuenas noches, Punpun Inio AsanoCarta a la reina de Inglaterra Vicenç Pages JordaCalla, Cándida, calla (Cándida II) Maite CarranzaLas lentes fragmentadas (Alcatraz IV) Brandon Sanderson
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 ENTREVISTA 

Patricia García-Rojo

El Templo #51 (abril 2016) por Natalia Aróstegui


Patricia García-Rojo lleva abriéndose paso en el mundo de la literatura juvenil desde 2007. Empezó ganando el premio Andalucía Joven de Narrativa con La fábrica Creátor, y en la actualidad es un nombre fundamental de las listas del Gran Angular: quedó finalista con Lobo. El camino de la venganza en 2013, y dos años más tarde ganó con El mar, su obra más reciente. Nominada dos años consecutivos al Templi, Patricia charla con nosotros de literatura, de poesía y de la felicidad que le aportan estas dos disciplinas.

 
Sabemos que, en la actualidad, la literatura desempeña un papel fundamental en tu vida: has trabajado durante años enseñándola a alumnos de secundaria, escribes poesía… ¿Cómo fueron tus primeras andanzas en este mundo?
 
Quizá mis primeras andanzas fuesen los cuentos que escribía en los diarios con llave o los que encuadernaba yo misma con ilustraciones que narraban las aventuras de una familia de hormigas. ¿Nos estamos remontando demasiado? Creo que no diferencié la escritura de cualquier otra actividad artística (dibujar, cantar, bailar, hacer teatro…) hasta que no llegué al bachillerato y mi profesor de Lengua y Literatura me animó para que me presentase a algunos concursos.

 

Una vez supiste que querías dedicarte a la escritura, ¿qué es lo que te hizo inclinarte hacia el público juvenil?

Seguramente mi pasión por la fantasía, la magia y los mundos descabellados. En España, desgraciadamente, todo esto se relaciona con los niños y, en todo caso, con los jóvenes, pero no se considera una literatura de adultos, como ocurre en el mundo anglosajón, por ejemplo. Empecé escribiendo para jóvenes porque escribía para mi prima Marina, que tenía doce años cuando empecé a publicar, y me he quedado aquí porque me permite adentrarme en escenarios en los que lo mágico está permitido. Además, el lector joven es el lector más intenso que conozco, para bien y para mal. ¡Y eso me encanta!

Pasaste mucho tiempo escribiendo versos en tu blog, Ridícula Calamidad, y después publicaste un poemario titulado Amar es aquí. Asimismo, en 2014 vimos en las librerías El hombre, la casa, la luz. ¿Cómo afecta la poesía a tu faceta de novelista?

Soy una gran lectora de poesía. Tengo en casa una estantería entera dedicada a los poetas. Comencé a escribir poesía en la adolescencia, como nos ha pasado a todos, cuando la lírica era el único lenguaje que me permitía hablar de mis sentimientos con propiedad. Después, con el tiempo, descubrí que esa voz lírica podía aparecer también en mis novelas —sutilmente, porque si no resulta un tostón pedante— y construir ambientes más poderosos que los que ofrece la simple descripción. ¡Los recursos líricos son divertidísimos! Alguien puede tener cara de pimiento o mirarte como si estuviese inventando el mundo.

Ganadora del Premio Andalucía Joven, finalista del Premio Gran Angular en 2013 con Lobo. El camino de la venganza y ganadora del mismo premio en 2015 con El mar. Nos gustaría saber qué han supuesto para ti estos reconocimientos, qué importancia tienen y cómo los has vivido.

¡Lo han supuesto todo! Soy demasiado cobarde para acudir a las editoriales directamente y mostrarles mis manuscritos. Me moriría de la vergüenza… Así que los concursos eran el único camino posible si quería publicar mis novelas. Gracias al Premio Andalucía Joven publiqué La fábrica Creátor, que es mi primera obra. Como formaba parte de una tetralogía, pude publicar los demás. ¿Pero cómo colocar el resto de mis novelas? Puse las miras en el Premio Gran Angular porque me parecía un reto imposible. Cuando Lobo quedó finalista y me dijeron que iban a publicarlo, ya fue como tocar el cielo. ¡Publicar con SM! No me lo podía creer. Ganar con El mar ha sido espectacular. Conseguir el Premio Gran Angular era un objetivo a largo plazo, así que todavía estoy intentando asimilarlo. ¡Y ha pasado un año!

Volver arriba

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

Adriana en Quantic Love: A mi sí me gustó el libro, aunque a veces se me hizo aburrido he ... Leer comentario

Aless en Mentes poderosas (primera parte de la saga): Vale, el libro me ha encantado. No lo voy a negar, me ha atrapado... Leer comentario

Pola en El teorema Katherine: No me gustó para nada. Me quedé toda una noche despierta leyéndol... Leer comentario

sissi en Mañana azul (Amanecer rojo III): Gran reseña, es exactamente la misma opinión que tengo, y sí: ser... Leer comentario

Cocoa en La ladrona de libros: Muy, muy sentimental. Este libro es genial, de verdad; la ... Leer comentario

Miscret en La Emperatriz de los Etéreos: Este es un libro que por más que lo leo y lo releo, nunca me hart... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO