Último número
Entrevistas
Costa Alcalá, autores de La Segunda Revolución.
Margaret Stohl, coautora de Hermosas criaturas y guionista de La Capitana Marvel.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Entrevista a...

Tonya Hurley

El Templo #14 (febrero 2010)
Por Javier Ruescas, Carlota Echevarría y Alba Úriz
5.501 lecturas
¿Sabías qué...?

♦ Tiene una hermana gemela que se llama Tracy.

♦ Vive en Nueva York con su hija, Isabelle Rose, y su marido, Michael.

♦ Ha escrito y dirigido sus propias películas independientes, y también creó series de televisión antes de empezar a escribir novelas.

♦ Cuando se mudó a Nueva York empezó a trabajar como publicista de mucha gente famosa. Fue una experiencia estupenda e hizo muchos amigos que aún mantiene. Algunos de ellos aparecen en las citas de sus libros.

♦ Sin música, libros y películas, moriría.

♦ En un principio, Ghostgirl era un guión que escribió para la productora de Robert De Niro, pero al final decidió convertirlo en una serie de libros.

♦ Actualmente se encuentra trabajando en una saga de fantasía urbana titulada The blessed (Las bendecidas) que Alfaguara publicará en España y Latinoamérica.

♦ Tocaba la batería en una banda punk.

♦ Hace su propia animación stop-motion.

♦ ¡Tiene muchas ganas de volver a España!

 

 

¿Cómo se te ocurrió la historia de Ghostgirl?

Está basada en mi propia experien­cia en el instituto. Es el tipo de libro que me habría gustado leer. Además, mien­tras vivía en Los Ángeles, creé un par de series de televisión que hablaban de la fama y de sentirse invisible aunque estés rodeado de miles de personas.

En ambos libros hay personajes que es­tán demasiado preocupados por su as­pecto y es precisamente por eso por lo que mueren. ¿Crees que esa excesiva preocupación es algo habitual entre los adolescentes de hoy en día?

Yo creo que el instituto es una es­pecie de microcosmos, una reproducción en miniatura del mundo real. Siempre hay alguien que va a emerger como lí­der, alguien que se va a sentir como un extraño, al­guien que va a se­guir al líder… Creo que ocurre lo mis­mo en el mundo de los adultos, pero en el instituto la gente está más in­teresada en saber lo que no eres (y no lo que eres), porque así es más fácil separar a las personas por cate­gorías, y lo que la gente piense de ti te importa más.

Es la popularidad, se podría decir, lo que mata a Char­lotte. ¿Crees que es eso lo que hay actualmente en la cabeza de todos los jóvenes? ¿Piensas que a lo que más aspiran muchos de ellos es a hacerse famosos, sin impor­tar el cómo ni el porqué, ni las conse­cuencias?

Sí, creo que en la so­ciedad actual hay muchos adolescentes que quieren ser famosos a cual­quier precio. Nor­malmente la gente se hacía famosa por­que cantaba o bailaba muy bien, pero ahora me da la sensación de que la idea es «quie­ro hacerme famoso, sea como sea. Si a la gente le gusta cómo canto, canta­ré, y si les gusta cómo bailo, bailaré». Odio generalizar porque es injusto, pero de verdad creo que en muchos casos es así, y cada vez más.

¿Esperabas que Ghostgirl tuviera tanto éxito? ¿Cómo te ha afectado a ni­vel personal?

Jejeje. Fantasea­ba con ello, pero no lo esperaba de ver­dad. Estoy muy agra­decida.

Soy básicamente la misma persona. Contesto personal­mente a todos los correos que me man­dan los fans, el face­book, myspace… Me divierte hacerlo.

¿Hasta qué punto estás involucrada en la promoción de Ghostgirl por inter­net?

Totalmente. Cuando un fan me manda un e-mail, no creo que quiera que otra persona le conteste de mi par­te. No me parece justo: se están toman­do la molestia de escribirme, así que yo debería responderles. Dedico una parte del día a escribir, y otra a contestar mis e-mails, a mi blog, etc.

Tú creaste la web de Ghostgirl y eres quien la mantiene y la actualiza. ¿Ha­bías hecho webs antes?

Sí, creé la de Mary Kate y Ashley Olsen, pero la de Ghostgirl es muy di­ferente. Trabajaba en ella en mis ratos libres, me ha llevado años conseguir que sea como es hoy. Constantemente se me ocurren cosas para la web: hay una par­te donde puedes dibujar, otra para de­jar mensajes como en una pizarra y otra para vestir a Charlotte, como esas muñe­cas recortables.

¿Imaginaste Ghostgirl desde el principio como una saga o al terminar el primero te diste cuenta de que la historia podía continuar y que te quedaban cosas que contar? ¿De cuántos libros aproximada­mente estamos hablando?

Firmé un contrato de dos libros, pero luego decidí escribir Lovesick, el tercero. Acabo de terminarlo, así que me voy a tomar unas semanas de descanso.

 

¿Nos puedes contar algo acerca de Lo­vesick?

¡Me gustaría contároslo todo! La frase promocional es «Romance is Dead» (el romance ha muerto). Quién sabe, a lo mejor Charlotte encuentra el amor, des­pués de todo.

¿El estilo y los dibujos de Ghostgirl sur­gieron antes o después de terminar la historia?

Después. Primero pensé la historia, y luego los dibujos de los personajes y la página web antes de que los libros salie­ran.

¿Crees que, hoy día, la portada y la edi­ción del libro son tan importantes como el contenido?

Supongo que sí. Me gustaría pensar que no es así, que el contenido del libro es más importante, pero creo que aho­ra mismo una portada atractiva es igual de importante, porque hay mucho con lo que competir. Si no tienes una historia, no tienes nada, pero además necesitas marketing.

¿Qué opinas de la edición española?

Me encanta. Es parecida a la ame­ricana, pero tiene más cosas. Estoy muy contenta con ella.

¿Tus libros han sido traducidos a más idiomas? ¿Has visto sus ediciones?

Sí. En Japón, en Corea, en China… tienen una estética más manga. También son muy bonitas. La alemana se parece mucho a la americana. No he visto la italiana. La francesa es muy bonita tam­bién. Todas son similares, pero la espa­ñola realmente destaca.

¿Planeas el argumento de principio a fin y luego comienzas a escribir o la his­toria la escribes según surge?

Sí, desde luego. Aunque sólo planeo el argumento principal, y luego a veces la historia me lleva por caminos que no esperaba.

¿Has escrito algo más, aparte de Ghost­girl?

He escrito para la tele y guiones de películas y de videojuegos, pero estos son mis primeros libros y por ahora voy a seguir escribiendo novelas.

¿Lo prefieres?

Me gusta hacer un poco de todo. Escribir una novela es muy diferente de escribir un guión de cine. En los guiones tienes que decirlo todo con pocas pala­bras, mientras que en los libros puedes extenderte, con­tar los detalles, los sentimientos… Además, en el mundo de la tele­visión lo habitual es trabajar en equipo, aunque haya una persona que sea el guio­nista o el creador de la serie. En un libro estás tú solo. Tomas las decisio­nes y luego ves qué le parece a tu editor.

 

¿Por qué de­cidiste que Ghostgirl fuese un libro y no un guión de cine?

Cuando enseñé el guión de Ghostgirl en la productora de Robert De Niro me dijeron que les gustaba mucho y que la quería hacer… si cambiaba el argumento y la chica no se moría. Obviamente, no podía cambiar eso.

Luego encontré a un editor en Litt­le Brown a quien le encantaba mi idea. Al principio no me lo podía creer.

¿Y ahora que ya ha salido el libro y es un éxito, habrá película? 

Ahora mismo hay algunos directo­res interesados. Sería de personas, no de dibujos. Yo siempre lo he imaginado en dibujos animados, pero estaría dirigida a un público juvenil, que prefiere las pelí­culas de imagen real.

¿Vas a participar en el guión?

No lo sé. Si fuera un guión para la tele, sí que lo haría. Pero yo sería uno de los productores, así que mi opinión se tendría en cuenta.

¿Te atrae la idea de escribir para adul­tos o por el momento sólo piensas es­cribir para jóvenes? ¿Tienes algún nue­vo proyecto, ahora que has acabado Ghostgirl 3?

Por ahora voy a seguir escribiendo juvenil y, sí, tengo otro proyecto, pero aún no puedo decir nada de él.

La verdad es que cuando me pongo a escribir no pienso que esté escribiendo un libro para jóvenes o para adultos.

¿Planeas visitar otros países además de España para promocionar Ghostgirl?

No, voy a estar tres días aquí en Madrid, luego iré a Barcelona y después tengo que volver a Nueva York para hacer un montón de cosas que tengo planeadas para Halloween. No sé lo que pasará des­pués de eso.

¿Te gusta leer literatura juvenil?

La verdad es que no leo mucha por­que no quiero verme influenciada. Creo que es más fácil ser original cuando no lees el trabajo de los demás.

Leo un montón de poesía y auto­biografías.

En los dos libros de Ghostgirl la muer­te está más que presente. La historia gira en torno a ella y siempre desde un punto de vista con humor, a diferencia de muchos otros libros juveniles que lo tratan de manera muy seria. ¿Así imagi­nas tú que será?

A mí la muerte me da muchísimo miedo. Cuando era pequeña, recuerdo que murió un chico joven y todo el mun­do en su funeral decía las cosas que ya nunca podría hacer. Pero, ¿cómo lo sa­bes? No sabemos lo que pasa después de que muramos, así que ¿quién sabe? A lo mejor la muerte no es tan distinta de la vida.

La vida es una mierda, luego mue­res... y la muerte es igual. Me gusta la idea. Es reconfortante.

¿Qué dicen nuestros lectores?
El dador de recuerdos en Si decido quedarme (Si decido quedarme I): Un libro que nos enseña mucho sobre la vida, y no solo en situaci...
Laia en La lección de August (Wonder I): Me encantó el libro, me he leído el libro y también he visto la p...
Jonathan en La historia interminable: Considero La historia interminable un libro imprescindible...
iker alvarez en La Casa del Miedo: Me ha gustado el libro....
txatxe en Insu-Pu: la isla de los niños perdidos: Me mandaron comprarlo para la clase en Mercedarias y lo que no en...
Nepe en La lección de August (Wonder I): El libro me encantó, lo recomiendo mucho y muy buena reseña. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras