El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

RESEÑAS

Las once vidas de Uria-ha Patricia García-RojoLa chica de tinta y estrellas Kiran Millwood HargraveWarcross (Warcross I) Marie LuEl corazón de la bestia Brie SplingerEl bosque de los mil farolillos Julie C. DaoUn mundo feliz Aldous Huxley
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 ENTREVISTA 

Verónica Murguía

El Templo #50 (febrero 2016) por Estefanía Moreno


Verónica Murguía ganó en 2013 el Premio Gran Angular con Loba, convirtiéndose así en la primera mexicana en obtener este galardón. Loba es una novela que le llevó más de diez años y que nos recuerda a las novelas de fantasía medieval de caballeros y dragones. Verónica es locutora de radio, profesora, ilustradora... y autora de varias novelas juveniles e infantiles, de las cuales recientemente SM ha reeditado El fuego verde. En esta entrevista repasamos su trayectoria y le preguntamos sobre su estilo y forma de trabajo.

En 2013 ganaste el premio Gran Angular con Loba. ¿El premio supuso algún cambio en tu vida como escritora?

Muchísimos. En primer lugar, aunque suene ingenuo, me dio una porción de seguridad en mí misma. Soy una escritora tardía, me he dedicado a temas que no son mexicanos y con un estilo poco comercial, lo cual me ha puesto en un lugar un poco apartado. Además, soy insegura desde siempre. Tengo una obsesión con la exactitud en el lenguaje, lo cual no está muy de moda: el mercado exige velocidad y yo, por más que me esfuerce, produzco con lentitud debido a mis obsesiones.

Gracias al premio ahora siento que los libros, tarde o temprano, encontrarán sus lectores. Además, y no es poca cosa, me permitió conocer Madrid. Yo había estado cuatro días en Barcelona y tenía muchas ganas de ver un poco más de España. Fueron pocos días, pero inolvidables. Los libros suelen ir antes que yo, llevándome por la vida.

Confesaste que Loba te llevó diez años de trabajo. ¿Cómo fue el proceso desde que surgió la primera idea hasta la finalización de la obra?

Estaba en Canadá, en un residencia para artistas escribiendo otro libro, este para adultos pero igual de temas medievales. Era invierno, estuve dos meses muy fríos. Una tarde, al ver el sol ponerse en el bosque, imaginé que las copas de los árboles se incendiaban. Esa fue la primera aparición de Tengri, el dragón, en mi mente. En ese mismo viaje conocí a los cuervos, aves inteligentísimas. El cuervo es el dios travieso de los mitos de los indígenas canadienses, el Loki de esas mitologías. Yo ya los amaba, por ser los consejeros de Odín, por su identificación con la memoria y la inteligencia: Hugin y Munin. Munin se llama el padre de mi Cuervo. Bran, el fundador mítico de Inglaterra es un cuervo blanco. En Canadá conocí en persona, si se puede decir así, a coyotes —en lugar de ver lobos, que es difícil—, con el pelaje plateado; martas; alces. Vi ciervos, un río que se congelaba poco a poco. La escenografía de mi historia. Luego me puse a leer e imaginar. Se me cruzaron los mongoles, los halcones. Moriana, Tarkán y Alosna se fueron poblando poco a poco.

Volver arriba

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

Joan en Frankenstein o el moderno Prometeo: Estamos ante uno de los grandes e imprescindibles clásicos que no... Leer comentario

alonso en Mecanoscrito del segundo origen: Me enteré de que esta novela existía por intercambio de vídeos pi... Leer comentario

Anónima en Fangirl: Este libro me pilló en una etapa delicada/adolescente en la que s... Leer comentario

angela en La colina de Watership: La colina de Watership es uno de los mejores libros que me he lei... Leer comentario

Tomas en La casa de los mil pasillos: Hola, ¿qué tal? He buscado el libro por todas partes, pe... Leer comentario

arturo en La guerra de los mundos: Excelente reseña.... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO