Último número
Entrevistas
Nando López, autor de Las redes del miedo, Nadie nos oye y El reino de las tres lunas.
Victoria Álvarez, autora de la saga Dreaming Spires y Helena Lennox.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Noticias literarias

Un año más, la editorial Edelvives ha convocado sus premios anuales: el Premio de Literatura Infantil Ala Delta, dotado con doce mil cien euros, y el Premio de Literatura Juvenil Alandar, dotado con la misma cantidad. En esta ocasión, ambos ganadores repiten: Ignacio Sanz, premio Ala Delta por El hombre que abrazaba a los árboles, ya había recibido este galardón en 2010 y Ricardo Gómez, premio Alandar por Juegos inocentes juegos, había ganado el mismo premio diez años atrás.

La novela juvenil de Ricardo Gómez está protagonizada por Sebastián, un chico con un don para la informática. «El dinero que gana probando prototipos, especialmente de videojuegos con drones o aviones de vuelo autónomo, completa la magra economía familiar. En ocasiones, los combates y escenarios son tan reales que comienza a sentir escrúpulos. ¿Es legítimo, como se pregunta su madre, matar, aunque sea en un juego de ordenador? En un mundo tan interconectado y tecnológico como en el que vivimos, la ficción se parece demasiado a la realidad. ¿Hasta dónde podemos distinguir una y otra?»

El hombre que abrazaba a los árboles, la novela ganadora del premio infantil, narra la historia de Felicidad y Marcial, un viejo leñador. En palabras del autor, «lo que late en la historia es una mirada hacia la naturaleza y hacia la gente solitaria y desvalida que no se da por vencida y tiene por aliada una imaginación prodigiosa».

Un premio más que se suma a los entregados a principios de este año, y que hará crecer nuestra pila de libros pendientes. ¡Nuestra enhorabuena a Ignacio Sanz y a Ricardo Gómez!

Categorías actualidad literaria
2.279 lecturas

Para muchos supersticiosos este 2013 puede resultar un año de mala suerte, pero no para Jordi Sierra i Fabra. Si hace unas semanas anunciábamos que el autor catalán había sido galardonado con el quinto Premio La Galera Jóvenes Lectores, ahora nos complace informar que ha sido el ganador de la décima edición del Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil con la novela Parco.

El jurado, que este año ha contado con la colaboración de un miembro de nuestra revista, R. A. Calle Morales, estuvo presidido por la última ganadora, la autora Blanca Álvarez, y compuesto por distintas personas del mundo literario, como Concepción Pardo (ayudante de las Bibliotecas Municipales de Fuenlabrada), Pilar Pérez (librera de El Dragón Lector), María Luisa Blanco (asesora de Literatura Infantil y Juvenil de Anaya) y Pablo Cruz (editor de Anaya Infantil y Juvenil). Decidieron, por unanimidad, conceder este galardón a Parco por «la originalidad de la estructura, que muestra el mundo interior del protagonista y sus luchas internas».

El premio, dotado con dieciocho mil euros, recibió noventa y cuatro originales de distintos países como España, Alemania, Bélgica, Estados Unidos, México y Argentina.

La obra, dirigida a jóvenes de quince años, no saldrá a la venta hasta abril. Y a falta de una sinopsis oficial, tenemos las palabras de su creador, que la define así: «Parco es un grito. Parco es una historia diferente, al límite, afilada, cortante como una cuchilla, contundente, directa, un pulso en tiempos oscuros, en el que las voces de los indignados se elevan por encima del miedo. Y es también la historia de uno de nosotros, marginal, real, situada en el extremo de una vida. Una historia que arranca en un reformatorio, con un joven asesino, un misterio y una esperanza que solo se presenta al final, en el último suspiro, la última voz. Por el camino, el miedo, la angustia de un mundo desesperado que busca sin encontrar, con un personaje cuyo nombre no aparece en ningún momento. Porque Parco es uno y son muchos».

Categorías actualidad literaria
2.833 lecturas

Fernando Lalana y César Mallorquí ya pueden pasar el testigo Edebé porque ya se han anunciado los ganadores de la presente edición: David Cirici y Pilar Molina, ambos escritores veteranos, se alzan con uno de los premios más relevantes del panorama infantil y juvenil de nuestro país, al que este año se han presentado cuatrocientas cincuenta obras.


En la modalidad infantil ha sido premiada la obra Molsa (Musgo), escrita originalmente en catalán, de David Cirici. Molsa es el nombre de un perro que se ha quedado solo por culpa de la guerra y que intenta rastrear a las personas que más quiere: Janinka y Mikel. El autor ha intentado reflejar a través de Musgo sus ideas sobre la inutilidad de las guerras, y ha descrito su libro como una «historia de pérdida, desconcierto, y de voluntad de reconstruir».

La madrileña Pilar Molina Llorente, con su novela Tesa, se lleva el premio juvenil. La obra de Molina nos presenta a Tesa, una chica de quince años que acaba de mudarse al viejo piso que su abuela comparte con su bisabuela. Este piso, situado en la plaza Oriente de Madrid, es donde la protagonista vivirá una aventura con aires góticos donde los altos techos, las puertas chirriantes y los suelos crujientes esconden misterios.

Nuestra más sincera enhorabuena a los ganadores, cuyas novelas saldrán a la venta en marzo.

Categorías actualidad literaria
2.061 lecturas
¿Qué dicen nuestros lectores?
maria en El hilo de oro (Reckless III): Me muero por leerlo....
mateo en Después de la nieve: No me gusto el final pero bueno, después el libro fue excelente, ...
Oriol en Operación Antártida: ¡Este libro me encantó! Uno de los mejores libros de ficción. Lo ...
POl en 13 días a medianoche (primera parte de la saga): A mí me divierte y me hace mucha gracia. ...
laura en Crepúsculo. La novela gráfica: Me encanta esta película, porque es de amor y es muy romántica. M...
Victor en Kip Parvati: Esta obra literaria me parece muy entretenida. Gracias, Migue...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras