El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

ENTREVISTAS

Phillip Pullman, autor de La materia oscura y El libro de la oscuridad.
Gema Bonnín, autora de La dama y el dragónArena roja.
Leer más...

RESEÑAS

El bestiario de Axlin (Guardianes de la Ciudadela I) Laura GallegoLa puerta del bosque Melissa AlbertBajo nuestra piel Josu Lorenzo GilliLa guardiana perdida (Mystical II) Marta ÁlvarezOlga de papel Elisabetta GnoneKuroko no basket Tadatoshi Fujimaki
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

Jerebeque NOTICIAS LITERARIAS Jerebeque

El Celsius, ¡excelsior!

Aunque los templarios nos hallemos repartidos por todos los rincones de la península, solo hay un lugar al que todos podemos llamar hogar, y ese es la ciudad asturiana de Avilés. No (solo) por la sidra y el cachopo, sino por el festival de fantasía y ciencia ficción Celsius 232, al que acoge todos los años por estas fechas.

Entre el 11 y el 14 de julio Avilés se llenó de vida y de amantes de la literatura con motivo de su séptima edición, una cita a la que no pudimos faltar. Con su extenso y completo programa no es de extrañar que cada año atraiga a más visitantes, y es que el Celsius es ese lugar donde podemos charlar con nuestros autores favoritos, asistir a sus presentaciones, ver una exhibición de esgrima y disfrutar de una película al aire libre en un mismo día, por nombrar unas pocas actividades. Hay algo para todos y nunca falta la buena compañía.

Este año sus más de cien invitados acapararon todos los titulares. Tesoros nacionales como Ana Campoy, David Lozano, Costa Alcalá, Victoria Álvarez e Iria y Selene, pero también joyas internacionales como Elisabetta Gnone, Margaret Stohl, Blake Crouch y Kameron Hurley.

Javier Ruescas, Margaret Stohl y Diego García

Cuando la protagonista era la literatura juvenil siempre había templarios entre el público. Nos estrenamos la tarde del miércoles con Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina, que acompañados de nuestra reportera Marta Álvarez nos presentaron su próxima novedad La noche del espectro. Se trata de la disparatada secuela de El día del dragón, desternillante novela middle–grade que en su día llegó a ser finalista en nuestros Templis. Como esperábamos, no faltaron los chistes malos: de la mano de los miembros del público aprendimos valiosas lecciones, como que el César no llevaba sandalias… porque era Julio, claro.

Ana Campoy y Marta Álvarez

Marta apenas tuvo tiempo para descansar, porque poco tiempo después volvía a coger el micrófono para hablarnos de Mystical, su saga de magical girls con la que debutó como autora. Si algo nos han enseñado sus novelas es que la unión hace la fuerza, y que con amigas a tu lado ningún aberrante es imposible de derrotar. Por eso estuvo acompañada de Ana Campoy, aunque no tenemos muy claro si luchaban en el mismo bando, pues la hizo enfrentarse a su primera ronda relámpago. No fue la única sorpresa del evento. La autora se encontró con dos de sus personajes entre el público (ni confirmamos ni desmentimos, pero confirmamos, que hemos tenido algo que ver) y nos confirmó el título de la tercera parte de la saga, que saldrá a la venta a finales de este año: El reflejo oscuro.

El festival no había hecho más que comenzar, y el jueves continuó con muchas más presentaciones. Laura Tárraga fue la primera en enfrentarse a sus lectores para presentar su novela El imperio del sueño junto a Jorge Iván Argiz. Ellos no han perdido la capacidad de soñar, como sí lo han hecho los personajes de su historia, en la que los pocos que conservan esa capacidad se ganan la vida comerciando con sus sueños.

También este fue el primer Celsius de Josu Lorenzo, autor de Bajo nuestra piel que, en compañía de Javier Ruescas, relataba con pasión la historia de tres chicas con sueños misteriosos y secretos inconfesables. A lo largo de su presentación compartió su experiencia al escribir y publicar su primera novela, así como el arduo proceso de corrección por el que tuvo que pasar antes de llegar a nuestras manos.

A estas alturas no creemos que Victoria Álvarez necesite presentaciones. En su evento con Germán Menéndez hicieron un breve repaso de toda su obra, desde Hojas de dedalera hasta La ciudad de las sombras, pasando por saga más conocida: Dreaming Spires. También quedó tiempo para mirar al futuro y desvelar un poco más sobre El príncipe de los prodigios, la segunda parte de la saga de Helena Lennox, que estará ambientada en Nápoles y saldrá a la venta este otoño.

Ana Campoy volvió a llenar la carpa de actividades, esta vez como autora, presentando su primera incursión en la literatura juvenil en compañía de Javier Ruescas. Hablamos de Todo eso que nos une, una novela que definen como una suerte de retelling moderno de Heidi protagonizado por una joven Anne Rottenmeier. No nos digáis que no es una premisa la mar de interesante.

Cerramos la jornada con una de nuestras actividades preferidas de este Celsius 2018: el encuentro con Margaret Stohl en el auditorio de la Casa de la Cultura. La conoceréis por ser una de las autoras detrás de Hermosas criaturas (escrita a cuatro manos con Kami García), pero también por ser guionista de videojuegos y de los cómics de la Capitana Marvel. No estuvo sola en el escenario. La acompañaron Javier Ruescas y el incansable intérprete Diego García, aunque bastaba con la fuerza de sus palabras para llenar todo el auditorio. Tanto disfrutamos que no pudimos esperar a solicitarle una entrevista, que podréis leer en el próximo número de la revista.

Gema Bonnín y Alba Quintas

Pasado el ecuador del festival volvimos a la carga el viernes con Lo que el bosque esconde, la última novela de Gema Bonnín. La autora la presentó junto a Alba Quintas, y con ellas nos adentramos en las tierras de Rodian, un lugar en el que la magia está prohibida, aunque a Neriabeth Rosaleal no parece importarle.

Apenas tuvimos tiempo de cambiar el chip para introducirnos de lleno en El otro lado, la novela debut de Samuel Estepa, que se estrenaba en el festival. Por la tarde le tocó el turno a Patricia García Ferrer, compañera de editorial y también primeriza. De la mano de Virginia de la Fuente, aportaron un soplo de aire fresco, lo que agradecimos en tal calurosa tarde, al hablarnos de La cúpula de hielo

Cualquiera diría que congelaron el tiempo, pues también pudimos asistir a la charla sobre novedades de Javier Ruescas, un asiduo al festival que nos habló de sus últimos lanzamientos en compañía de otra abonada, Ana Campoy.

  

Cuando quisimos darnos cuenta ya era sábado, y el principio del fin comenzaba con Costa Alcalá; Geòrgia Costa y Fer Alcalá, el dúo detrás de la trilogía de La Segunda Revolución que llegaba con su segunda entrega recién salida del horno. Su maestra de ceremonias, Virginia de la Fuente, condujo una presentación tan divertida como los propios autores y tan apasionante como suslibros. No en vano Heredero, la primera parte de la saga, se hizo con un premio en la última edición de los Templis, así como con uno de los Premios Kelvin que otorga el festival Celsius. También a ellos los encontraréis como protagonistas de una entrevista en el próximo número de la revista.

  

Justo después, y sin darnos tiempo a cambiar de canal, daba comienzo la presentación de La ciudad de los ladrones, de la mano de su autora África Vázquez y su compañera de profesión Alba Quintas. Aunque se centraron en la ambientación de la novela y en la dificultad de caracterizar a once narradores diferentes, también hubo espacio para las anécdotas. Pocas autoras pueden presumir de ser tan osadas como África, que envió una manuscrito sobre desahucios a un certamen patrocinado por un banco.

David Lozano y Ana Campoy no son precisamente unos desconocidos para la literatura juvenil nacional, aunque sí lo es la última novela del autor zaragozano: Desconocidos. ¿Te atreverías a tener una relación con alguien a quien no has conocido en persona? Esa y otras muchas fueron las preguntas que plantearon al público, aunque David lo tiene claro: a él le va lo desconocido.

Iria G. Parente y Selene M. Pascual tampoco necesitan presentación. Junto a nuestro compañero Sebas G. Mouret charlaron sobre sus últimas publicaciones (que no son pocas) y de aquellas que están por venir: Jaulas de seda, cuarta entrega de la saga Marabilia, y Despedidas, novela con la que cierran la trilogía de Secretos de la luna llena, con la que se iniciaron en el mundo de la publicación. El acto terminó con la revelación de la portada de Despedidas, que sortearon entre los asistentes en forma de póster.

Nos despedimos del festival con Patricia García-Rojo, que presentaba su última novela: Las once vidas de Uria-ha. Presentada por una hilarante pareja, Ana Campoy y David Lozano, la autora habló de las reencarnaciones, una parte muy importante de esta novela, de sus próximos proyectos y fue víctima de no una, sino de dos rondas relámpagos simultáneas.

Sintiendo todavía los efectos de la resaca pos-Celsius, pero con las pilas cargadas, los templarios ya tenemos la mirada puesta en la próxima edición, que se celebrará del 17 al 20 de julio de 2019. Ya podemos contar con la presencia de Rachel Hartman, autora de Seraphina, y muchas más autoras se irán uniendo a la lista a lo largo del año.

Nos despedimos con el recordatorio de que para leer más sobre el festival y sobre todos los libros juveniles que se presentan en él, seguro que en El Templo hay una puerta para vosotros.

Categorías: eventos literarios
393

Cereales e Incorpóreos

Hace unos días recibimos en el correo una misteriosa invitación que nos citaba el 21 de junio en un enclave muy especial: el Cereal Talent Café ubicado en Ópera, en pleno centro de Madrid. Con el reclamo de unos cereales para merendar y la mención a Ana Alonso y su último libro, decidimos acudir al encuentro.

Oxford University Press nos había convocado allí para presentarnos una nueva saga: Luna y los Incorpóreos. El evento contaba con la presencia de Ana Alonso, la autora; Miriam Vázquez, editora del proyecto; Cristina Escobar, responsable de marketing, y el desarrollador de la parte transmedia.

Luna y los Incorpóreos, al igual que Odio el rosa, cuenta con un sistema digital que complementa la historia que nos cuentan las novelas. En este caso, se trata de una aplicación para Android e iOS (JamChat) donde el lector puede escanear unos símbolos secretos esparcidos en sus páginas, que le permitirán acceder a chats entre los protagonistas y llamar por teléfono a alguno de ellos.

La saga cuenta la historia de Luna, una joven cuyo mejor amigo tiene una peculiaridad: es un fantasma. Al misterio de descubrir el pasado del personaje se suma el hecho de que cada volumen revisita un momento histórico. Los tres primeros títulos son Las máscaras de Omega, La rosa de cristal y El árbol sagrado, donde se muestran tres lugares espectrales del pasado: respectivamente, una polis griega, la Escuela de traductores de Toledo y el Tenochtitlán del final de la civilización azteca.

Además, los allí presentes pudimos participar de una elección muy particular: la del nombre del protagonista de un futuro libro de la saga. Con la pista de saber que ocurriría en la prehistoria, propusimos varios nombres de los que la propia autora eligió tres para nuevos personajes.

    

Tras una emotiva despedida donde el equipo editorial le regaló a Ana un ramo de girasoles (por las metas y sueños que se cumplen), la autora pudo firmarnos Las máscaras de Omega y desearnos una buena lectura de esta nueva aventura.

518

Transbook, literatura infantil en movimiento

En El Templo hay puertas que conducen a universos paralelos, pero también las hay que abren paso a lugares de nuestro mundo. El 11 de junio cruzamos una de las segundas; una que olía a pan recién hecho, a revolución y, según el olfato de los más románticos, también un poco a amor. París, la ciudad de la luz, acogió la semana pasada la conferencia de cierre de Transbook, un proyecto que lleva cuatro años trabajando para conectar a personas relacionadas con la literatura infantil en toda Europa.

Nada más recibir la invitación, nuestras corresponsales, Natalia Aróstegui y Nuria de Andrés Masa, se pusieron en marcha, dispuestas a aprender todo lo posible sobre el proyecto (y a probar algún que otro cruasán por el camino, claro). La conferencia tuvo lugar en el Hotel de la Industria, situado a menos de quince minutos del emblemático Museo del Louvre, y en ella participaron los embajadores de los países implicados. 

El proyecto Transbook nace motivado por diversos aspectos. De entre ellos, cabe destacar, en primer lugar, el interés de los especialistas por analizar el papel que desempeña el arte dentro de la literatura infantil con los nuevos soportes digitales. Para ello, uno de los principales objetivos del proyecto ha sido darles oportunidades a los artistas y proporcionarles los medios necesarios para que su trabajo traspase las fronteras de su país y para que tengan la posibilidad de intercambiar experiencias con otros expertos. En este sentido, el carácter europeo del proyecto ha sido especialmente importante. Por otro lado, también se ha fijado la meta de crear una red de contactos sólida que se preocupe especialmente por el enfoque digital de la literatura infantil. De este forma, Transbook se presenta como un conjunto de iniciativas y de proyectos que busca analizar la figura de la literatura digital destinada a los niños dentro de un contexto europeo.

La jornada comenzó con Céline Bodin, coordinadora del proyecto, presentando a cada uno de los países participantes y explicando cuál había sido su papel a lo largo de estos cuatro años. Durante los minutos de bienvenida, se insistió en que el principal motor que había unido a todas estas personas es la pasión por la literatura infantil de calidad. Una vez hechas las presentaciones, los representantes de cada país abordaron juntos la estructura, motivaciones y finalidad del proyecto en torno a tres bases: las cuestiones económicas del mismo, la carrera de los creadores (y, sobre todo, cómo impulsarla con nuevos proyectos relacionados con lo digital) y la mediación entre todas las partes del sector.

  

Francia, país anfitrión, desempeña un papel fundamental en el desarrollo de Transbook, y ha estado representado a lo largo de todo el proyecto por la feria del libro infantil de Montreuil. Sylvie Vassallo, la directora del Salon du livre, fue la encargada de explicar todas las acciones impulsadas por el país galo durante los cuatro años de desarrollo de Transbook. Por parte de Alemania, el proyecto ha contado con el apoyo de la Europäische Kinder-und Jugerndbuchmesse, que impulsa actividades como The European Children’s Book Fair y que destaca por tender puentes entre la literatura infantil alemana y la francesa. Gerhard Jäger fue el representante belga, que acudió a la conferencia para explicarnos el proyecto ABC (Art Basics for Children), centrado en la vertiente educativa: gestiona actividades artísticas destinadas a bibliotecas, colegios, centros culturales, prisiones y campos de refugiados.

España es otro de los países implicados, y ha estado representado a lo largo de estos cuatro años por la revista Tantágora. Su directora, Roser Ros, explicó las acciones más significativas impulsadas por esta revista e incidió en la importancia de los laboratorios creativos, que ponen en contacto a profesionales del sector con estudiantes o con artistas que están empezando su carrera. La participación de Italia, por su parte, viene dada por la asociación cultural Hamelin, que, tal como explicó Ilaria Tontardini, una de sus integrantes, está muy vinculada a la feria del libro de Bolonia y actuó de intermediaria entre esta y el proyecto Transbook. Respecto a Eslovaquia, Miroslava Vallova fue la encargada de representar al Literárne informaçné centrum, un organismo creado por el ministerio de cultura eslovaco que gestiona proyectos de investigación centrados en la literatura del país con el objetivo de favorecer la proyección internacional de su producción literaria. Por último, Reino Unido estuvo representado por la editorial Nobrow, especializada en cómic y novela gráfica. Sam Arthur, uno de sus cofundadores, explicó las particularidades de su catálogo y los proyectos que respalda la editorial.

El objetivo de esta conferencia de cierre ha sido echar la vista atrás para estudiar de manera conjunta el camino recorrido, comenzando por las cuestiones económicas del proyecto. Sam Arthur fue el encargo de explicar cómo se percibe el enfoque creativo de lo digital desde el punto de vista de las editoriales. Para ello, centró su intervención en la importancia que tiene el paso del libro en físico al formato digital y en el papel que pueden desempeñar en el futuro las apps basadas en libros. Según Arthur, uno de los factores que se deben tener en cuenta tiene que ver con la captación de lectores y, por tanto, el diseño tiene una función clave tanto en los libros físicos como en formatos digitales. Al hilo de ello, el cofundador de Nobrow nos puso un ejemplo muy claro de las diferencias que puede suponer un formato digital: mientras que un libro físico tiene un plazo limitado para estar en librerías y, por tanto, captar la atención de un comprador, lo digital puede despertar el interés del lector a largo plazo.

El segundo punto de la jornada abordó las diversas estrategias adoptadas por Transbook para impulsar la carrera de jóvenes artistas en el ámbito europeo de la literatura infantil. La primera intervención de este bloque corrió a cargo de Roser Ros, de Tantágora, que nos habló del interés que ha mostrado el proyecto Transbook y la revista Tantágora por el aspecto académico y educativo de los creadores y cómo se puede enriquecer esta vertiente a través de la creación de laboratorios creativos destinados a jóvenes artistas. Esta idea se materializa, por ejemplo, en el FLIC Festival de Barcelona, un encuentro de literaturas y artes infantil y juvenil organizado por Tantágora que se encarga de poner en contacto a estudiantes y artistas jóvenes con editores de distintos países a través de presentaciones o concursos. Ilaria Tontardini, por su parte, centró su intervención en la relevancia del papel de la feria de Bolonia, que desde 2016 incluye en su programa los encuentros organizados por Transbook. Eslovaquia, por su parte, mostró un ejemplo de cómo esta iniciativa se ha materializado en resultados reales a través de la carrera de la ilustradora Daniela Olejnikova. Miroslava Vallova, la representante eslovaca, además de enseñarnos parte del trabajo de Daniela, nos explicó que la ilustradora se incorporó al programa de movilidad impulsado por Transbook a través del Lit Centrum eslovaco. Desde entonces, el trabajo de Daniela ha despertado el interés de editores de distintos países europeos gracias a su presencia en distintos eventos del sector en lugares como Londres, Saarbrücken o Bolonia. Gracias a la relevancia que ha tenido su trabajo, muchos otros ilustradores eslovacos han conseguido incorporarse a esta red de contactos. La ilustradora Julie Stephen Chheng, que intervino personalmente en la conferencia, supone otro de los ejemplos de resultados reales de este bloque de iniciativas. La ilustradora, además de enseñarnos parte de sus proyectos, como el libro-app La pluie à midi, nos ofreció el punto de vista de los artistas y nos explicó su experiencia personal contando con el apoyo de Transbook durante años.

Por último, el tercer punto de interés se centró en la mediación entre todos los agentes que intervienen en el proceso. Para empezar, se insistió en que la literatura siempre ha sido un acto de comunicación muy interactivo, incluso antes de la llegada de las tablets. Por esta razón, es importante no descuidar el factor comunicativo del proceso. A modo de ejemplo, Gerhard Jäger, representante de Bélgica, compartió con nosotros algunas de las iniciativas impulsadas por ABC, muy centradas en determinar el público objetivo de un tipo de libro y buscar los medios idóneos para dirigirse a ellos además de subrayar la vertiente comunicativa de la literatura a través de proyectos de fomento de la lectura en bibliotecas, colegios o campos de refugiados. Una de las reflexiones a las que se llegó en este bloque es que la tablet, a pesar de la posible reticencia por parte de los padres, debe actuar como una herramienta para fortalecer la interacción en la lectura.

Para concluir la conferencia, se pidió a cada uno de los embajadores que destacaran un aspecto de Transbook que, después de estos cuatro años, consideran especialmente importante. Para Miroslava Vallova lo más relevante ha sido concienciarse acerca de las particularidades de las tradiciones artísticas de cada uno de los países que han intervenido en el proyecto y, sobre todo, conocer los medios que se han de emplear para enriquecer el intercambio entre ellas. Sam Arthur también insiste en el concepto de intercambio; esta vez aplicado a las distintas ideas que se planteen con el objetivo de generar otras nuevas. Roser Ros, por su parte, cree que compartir y conocerse los unos a los otros ha sido algo clave en el desarrollo de Transbook; para ella, es importante ver cómo conciben los demás el mundo editorial, así como hacerse preguntas, pero, sobre todo, encontrar respuestas. Illaria Tontardini coincide en la importancia de plantear preguntas, y añade que también es muy enriquecedor plantear respuestas distintas a las mismas preguntas. También de esta opinión es Gerhard Jäger, que incide en la necesidad de recolectar las ideas particulares de cada uno para dar la mejor respuesta posible a las preguntas que nos planteamos. Para Sylvie Vassallo, lo más importante ha sido haber creado un espacio que tenga relevancia tanto en el ámbito de la literatura infantil como en el contexto europeo en el que se enmarca. Pietro Fatrini acudió también a la conferencia en representación de la Comisión Europea, órgano que respalda Transbook, y se encargó de cerrar el acto destacando la calidad del proyecto e incidiendo en lo mucho que merece la pena que Europa invierta en este tipo de proyectos. 

El punto final lo puso un agradable catering en el que los asistentes pudimos intercambiar impresiones y opiniones antes de volver a nuestros países de origen. Desde El Templo queremos agradecer a Transbook la oportunidad de asistir a un evento tan enriquecedor que, de nuevo, demostró una de nuestras verdades preferidas: la literatura no entiende de fronteras de ningún tipo.

206
123... 36 »
¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

Alice en El sótano: Personalmente, el libro me pareció interesante porqué desde el pr... Leer comentario

Yo mismo en La música del viento: Poco interesante.... Leer comentario

Rylin en Mentes poderosas (primera parte de la saga): El libro me encantó. La verdad es que tiene la mezcla ideal de ro... Leer comentario

Paqui en El bosque de los corazones dormidos (El bosque I): Me leí esta trilogía y me encantó, es preciosa y se la recomiendo... Leer comentario

Michael en Si decido quedarme (Si decido quedarme I): Lo leí gracias a que en mi colegio se hizo una venta de diversas ... Leer comentario

Tania en María: ¡Hola! ¿Alguien sabe dónde puedo conseguirlos, por favor?... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO