Último número
Entrevistas
Costa Alcalá, autores de La Segunda Revolución.
Margaret Stohl, coautora de Hermosas criaturas y guionista de La Capitana Marvel.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Noticias literarias

Estamos locos.

Así rezaba el lema que podía leerse en los carteles del Teatro Nuevo Apolo el pasado 31 de mayo. Con motivo de la entrega de los premios Edelvives 2018 se reunió a más de mil personas entre colaboradores, editores, autores y otros integrantes del mundo literario. Seguramente ninguno de ellos esperaba lo que ocurriría en el interior del teatro.

La velada comenzó al modo tradicional: Rosa Luengo, directora de creación editorial, ejerció como presentadora y recibió en el escenario al director de la Fundación Edelvives, Juan Pedro Castellano, responsable de la campaña contra el abuso sexual infantil. Se proyectó un vídeo en el que numerosos rostros conocidos apoyaban dicha campaña, bajo el lema #notecallescuentalo.

A continuación, se procedió a la entrega de premios. El XVIII premio Ala Delta recayó en Patxi Zubizarreta por la obra ¡Corre, Kuru, corre!, una fábula moderna con una jirafa como protagonista. En cuanto al XVIII premio Alandar, fue la novela El bloc de las edades, de Manuel J. Rodríguez, la vencedora. Plasma la cruda realidad de las relaciones abusivas y machistas en la adolescencia vista desde el lugar de la mejor amiga de la víctima. En la categoría de álbum ilustrado, los galardonados fueron Bruna Valls, ilustradora, y Javier Sobrino, escritor, con La colección del abuelo, una reinvención del personaje del lobo.

  

Cuando llegó el momento de los discursos de agradecimiento, comenzó la locura. La ceremonia se precipitó y solo se dio un minuto a cada autor. Rápidamente se despidió a los presentes y se encendieron las luces. Parecía que la gala había terminado. Pero aún no habíamos visto nada.

El público asistió divertido a una suerte de espectáculo de las excentricidades presentado por Alex O’Dogherty: mientras los cantantes de ópera interpretaban Nessun dorma o el Toreador hasta un total de siete piezas, un grupo de bailarines los acompañaba. Lo insólito es que bailaban break dance. Para completar la escena, una orquesta y un coro ponían la música en directo.

Entre las actuaciones se intercalaban monólogos de O’Dogherty y la presentación, ahora en profundidad, de las obras premiadas. Los autores contaban con más tiempo para explicar sus historias, el proceso de creación o lo que suponía el premio para ellos. Así, descubrimos que las ilustraciones de Bruna surgen de unas viejas fotografías familiares o que la persona que inspiró a Patxi para crear su obra podría encontrarse en la sala (no llegamos a conocer el desenlace). Incluso se interpretaron canciones inspiradas en las novelas galardonadas, con gran maestría por parte del presentador.

    © Edelvives   

En el acto final, este enloquecía y, en camisa de fuerza, ponía el punto final a una noche de locos. Por supuesto, en un minuto, al ritmo de Chopin y su Vals de un minuto.

El brindis final sirvió como colofón para la ceremonia y como enlace perfecto para el cóctel en el que pudimos dar la enhorabuena a los premiados. Desde aquí queremos extender dicha felicitación a todo el equipo que hizo posible aquella locura.

315 lecturas

El Museo ABC de Dibujo e Ilustración fue testigo el pasado jueves de uno de los proyectos más ambiciosos de los últimos años en el campo de la literatura juvenil: Aurora o nunca.

La editorial Edelvives había lanzado la convocatoria para la presentación de una novedad que llevaba meses apareciendo misteriosamente en perfiles de diferentes autores. En sus redes, se podía ver el armazón de un barco abandonado y unas palabras que conducían a un lugar: Aurora.

Así pudimos conocer Aurora o nunca, una novela escrita por la mano de diez de los autores españoles con más premios en su haber: Ana Alcolea, Jesús Díez Palma, David Fernández Sifres, Alfredo Gómez Cerdá, Jorge Gómez Soto, Paloma González Rubio, Daniel Hernández Chambers, Rosa Huertas, Gonzalo Moure y Mónica Rodríguez.

Y por si los prestigiosos nombres que firman la novela no impresionaran de entrada, la editorial se animó a reunir a los diez el pasado jueves para presentar el libro en Madrid. Así, acompañados del pianista Miguel Huertas, fueron subiendo al escenario mientras leían algunas de las palabras que nos introducían como espectadores en Aurora. La música ambiental, las olas que se oían de fondo y la penumbra de la sala crearon la atmósfera perfecta para a presentación.

La novela se centra en Aurora, un pueblo costero en el que sus habitantes a veces vislumbran un misterioso navío que surge de las profundidades del mar, en torno al que se ha creado una leyenda muy trágica. Como pudimos saber, la historia no es una simple compilación de relatos, sino que es en realidad una especie de juego literario al más puro estilo del «cadáver exquisito». Daniel Hernández Chambers fue quien tuvo la idea original y fue tratando de embaucar a las distintas personas involucradas. Pudimos enterarnos de la existencia de las llamadas reuniones aurorianas y saber que los autores fueron cambiando desde que se concibió el proyecto. En un inicio, por ejemplo, contaban con David Lozano, a quien tuvieron que echar del proyecto, nos contaban entre risas, porque había asesinado a toda la población de Aurora al comienzo de la novela, mientras que Ana Alcolea se unió en los últimos momentos de la concepción del proyecto.

A través de una ronda de preguntas cortas donde todos participaron, los diez afirmaron haber disfrutado de la experiencia y concluyeron que Aurora se había convertido en un lugar común para ellos, un espacio literario al que quizá volvieran de alguna forma en el futuro.

Tras una dilatada charla, se sirvió un cóctel para que los asistentes pudieran compartir impresiones con los autores, momento en el que algún intrépido templario se propuso llenar su ejemplar con las firmas de los diez escritores.

394 lecturas

El Premio Literario La Caixa / Plataforma es de sobra conocido entre los jóvenes escritores de nuestro país. Muchos esperaban con ansia el fallo de su sexta edición, que se anunció ayer: esta vez, la afortunada ha sido Mónica Baños, gracias a su novela Donde desaparecen las estrellas. La obra ha sido premiada por «la sensibilidad y la dulzura a la hora de hablar de temas como la familia, el amor y la amistad, pero también de la muerte, la frustración y la búsqueda del equilibrio entre el apego a la familia y la necesaria independencia».

El premio tiene una dotación de 3.000 euros e incluye también la publicación de la novela, que llegará a las librerías a partir del 4 de junio. Dentro de poco podremos viajar a Melia, la ciudad Donde desaparecen las estrellas, y conoceremos a su protagonista, Gala, que tendrá que enfrentarse a los fantasmas de su pasado. De momento, no podemos sino felicitar a Mónica Baños, ¡estamos deseando disfrutar de su historia!

 Foto: David Campos Fotografía

Foto: David Campos Fotografía

 

301 lecturas
¿Qué dicen nuestros lectores?
Sir Peryc en Las crónicas de Narnia: Me parece vergonzoso hablar en estos libros de machismo o racismo...
noelia en El quinto mago: Me encantó, es el mejor libro que he leido en mi vida....
El dador de recuerdos en Si decido quedarme (Si decido quedarme I): Un libro que nos enseña mucho sobre la vida, y no solo en situaci...
Laia en La lección de August (Wonder I): Me encantó el libro, me he leído el libro y también he visto la p...
Jonathan en La historia interminable: Considero La historia interminable un libro imprescindible...
iker alvarez en La Casa del Miedo: Me ha gustado el libro....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras