Último número
Entrevistas
José Antonio Cotrina, autor de La deriva, La noche del espectro y La canción secreta del mundo.
Marissa Meyer, autora de Renegados, Sin corazón y Las crónicas lunares.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

En casa de...

Laura Gallego García

El Templo #1 (diciembre 2007)
Por Javier Ruescas
5.587 lecturas

Mi despacho es muy pequeño, está atiborrado de cosas y suele estar bastante desordenado. Mucho más de lo que parece en las fotos, debo decir.

 

Este es mi escritorio. El ordenador lo utilizo sobre todo para el e.mail, la web y el foro; para escribir uso un ordenador portátil que no está conectado a internet. Como veis, tengo muchos peluches; la mayoría de ellos son regalos de lectores. Encima del escáner tengo el mapa de Idhún, junto con la ilustración de las guardas de La emperatriz de los etéreos. En esa estantería que hay sobre la mesa está mi colección de libros de caballerías. La tengo un poco olvidada, pero volveré a consultar esos libros a menudo cuando retome la tesis. En la otra parte de la estantería (se ve un poco, pero está cortada) tengo todas las cartas pendientes de mis lectores. Las contesto todas, pero son tantas que me resulta imposible responder en un plazo prudencial de tiempo. Normalmente tardo meses.

 

Esta es una de las estanterías del despacho. Aparte de las enciclopedias, de los peluches, las figuritas y los posters (podéis ver arriba del todo un miniposter de uno de mis actuales proyectos: Sara y las goleadoras), tengo ahí una balda con todos mis libros publicados, incluidas las ediciones extranjeras. Es la tercera balda empezando por arriba. Donde está esa escultura en la que pone AEEPP, y que es el premio que me dio la Asociación Española de Editores de Prensa Periódica por contribuir al fomento de la lectura. Las carpetas de abajo contienen material que he ido recopilando para mi tesis doctoral. Y la balda de abajo del todo es la que contiene mis manuscritos. Todos ellos.

 

  

Esta es la balda donde guardo los originales de todas mis obras, algunos a ordenaror, otros a máquina y otros manuscritos. Ahí está la mayor parte de lo que he escrito a lo largo de mi vida, desde Zodiaccía, mi primer libro (la carpeta marrón que aparece en primer término, horizontal) hasta las libretitas donde escribí La emperatriz de los etéreos, que deberían estar ahí, pero que ahora mismo no están porque las saqué para hacerles una foto para la web y aún no las he colocado en su sitio. Como curiosidad: la libreta de color morado contiene todas mis notas sobre Panteón. La carpeta roja del fondo es el dossier de Las hijas de Tara.

¿Qué dicen nuestros lectores?
Sandra en La colina de Watership: Yo vi primero la película de animación hace muchos años, y me fas...
HDP en Seis horas y unas gotas de sangre: Una grosería. El libro es muy grosero y nada educativo. ...
Luis en Se vende mamá: No he podido encontrar el libro....
Sara en Muerte en el Priorato: Al principio no engancha, pero conforme pasan las páginas se va v...
Mayté Vega en El Chico de las Estrellas: Es lo mejor, ayuda a las personas a superarse por sí mismas....
Enara en Al final de la calle 118 (La calle 118 I): El final de este libro es una de las cosas más dolorosas que vais...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número