El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

ENTREVISTAS

Laia Soler, autora de Los días que nos separan.
Daniel Handler, autor de Todos somos piratas o Y por eso rompimos.
Leer más...

RESEÑAS

Cuando me veas Laura GallegoEn la piel de Erica Michelle PainchaudEl chico que nadaba con las pirañas David AlmondLos niños de la viruela María SolarEl mono del asesino (Sally Jones II) Jakob WegeliusLa temporada de los accidentes Moïra Fowley-Doyle
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 EN CASA DE 

Paloma Bordons

El Templo #20 (febrero 2011)


Este es mi estudio, mi “palomar”. Es un pequeño cuarto en el ático de mi casa. En la foto se ven mis dos mesas, la de escribir, a la izquierda, y la de dibujar, a la derecha. Cuando me harto de escribir, o me bloqueo, me cambio de silla y me convierto en ilustradora por un rato.

 

Ahí estoy, mirando a las musarañas en mi sillón de pensar. Ese sillón tiene una historia. Cuando nos mudamos a esta casa el sillón ya estaba allí, en el cuarto que decidí convertir en mi estudio. Decidí sacarlo para tener más sitio y me resultó imposible. El sillón no cabía ni por la ventana ni por la puerta. ¿Cómo había llegado hasta allí? ¿Acaso ese cuarto había sido construido a su alrededor, sólo para alojarlo? Me resigné a compartir mi espacio con el misterioso sillón. Empecé a sentarme en él cuando me atascaba en mi trabajo y el ordenador saltaba una y otra vez al salvapantallas.
Podría decir que se me han ocurrido grandes ideas allí sentada. Pero lo cierto es que hay sitios que me inspiran más. El mejor de ellos, la ducha. Bajo el chorro de la ducha, por la mañana, a veces tengo pequeñas iluminaciones. Se ve que mi cerebro ha estado trabajando por la noche sin decirme nada y de pronto me ofrece una nueva pista para seguir una historia, o para resolver una trama. Pero claro, fotografiarme en la ducha no me ha parecido oportuno. Un sillón siempre es más literario y decoroso. Mi sillón de pensar. O de mirar a las musarañas.

Volver arriba

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

gabriel sofia gordillo sandoval en Ciudad de hueso (Cazadores de sombras I): Super cool.... Leer comentario

María Ángeles en Tengo tanto que contarte: Me ha encantado esta historia. Está narrada en primera persona p... Leer comentario

Massiel gongora cervantes en Divergente (primera parte de la saga): Me encantó, está muy bueno. ... Leer comentario

SHADRYCK en Cuando me alcances: Me encantó el libr0, lo leí en dos días de tan entretenido que se... Leer comentario

Vanessa en Forbidden: Estuve cerca de tres meses con el libro en la computadora sin que... Leer comentario

Eva Castillo Carón en El violín negro: Al principio gusta, con el tiempo decepciona. Las escenas supuest... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO