¿Que te apetece leer?
Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Agencia Lockwood
Jonathan Stroud

Hidra
Del papel a la pantalla El Templo#92 (febrero-marzo 2023)
Por Alicia D. Carballeira
1.473 lecturas

Cada vez más fantasmas, apariciones y espíritus están haciendo acto de presencia en Londres, y solo los jóvenes dotados con capacidades psíquicas pueden detectarlos y deshacerse de ellos. La sociedad ha tenido que adaptarse a esta nueva situación, con todo tipo de objetos antifantasmas y agencias de adolescentes, normalmente supervisados por adultos, que se encargan de dar caza a las criaturas. Lucy Carlyle junto a Anthony Lockwood y George Karim conforman la Agencia Lockwood, conocida por deshacerse de los Visitantes... y por la destrucción que dejan a su paso.

Basada en las novelas de la saga homónima de Jonathan Stroud (al menos las dos primeras), Agencia Lockwood es una serie llena de acción y bastante fiel al material original. Netflix ha decidido adaptar para su primera temporada La escalera de los gritos y La calavera de los susurros, las dos primeras entregas de las cinco que conforman la colección. Conocemos a los protagonistas, Lucy, Anthony y George, y vemos a la trama y la ambientación asentarse para poder contar la historia de forma cuidada. El Londres que nos presenta la serie se parece mucho al que conocemos, pero hay un nuevo mundo de palabras y conceptos relacionados con los fantasmas y su aparición que no dominamos y, por tanto, los diálogos y los personajes deben esforzarse en explicar cómo funciona esta realidad alternativa.

Sin embargo, el gran peso de esta serie, estrenada en enero de 2023, descansa sobre los actores del trío protagonista. Capturar el carisma de Anthony, la valentía de Lucy y la prudencia de George es un trabajo difícil que, si sale mal, puede afectar a toda la historia. Por suerte, no ha sido el caso. Cameron Chapman, Ruby Stokes y Ali Hadji-Heshmati respectivamente hacen un gran trabajo al dar vida a los protagonistas y, sobre todo, a la relación romántica que va fraguándose entre los dos primeros. Aunque en los libros esta tiene un ritmo mucho más pausado; el centro de la saga son los fantasmas y la posible conspiración detrás de ellos, pero la amistad entre los tres agentes y en especial de Lucy y Anthony es de tremenda relevancia cuanto más se acerca uno al final. Aunque en la serie hayan decidido adelantarlo, lo han hecho de manera natural y teniendo presente que, en el fondo, todos ellos son adolescentes. El resto de elenco, tanto otros equipos de jóvenes agentes como los adultos que pululan por la sociedad intentando mantenerlo todo bajo control, consiguen crear un grupo de personajes cohesionado, de los cuales muchos son racializados, lo cual da aún más profundidad a la trama.

Por otro lado, el argumento de esta primera temporada está repleto de acción. En tan solo ocho capítulos necesitaban adaptar dos tramas que originalmente estaban en libros diferentes, que todo tuviera sentido y, además, ir dejando migas de pan por si les concedían una temporada más y, así, desarrollar el trasfondo social y político que da lugar a conflictos muy interesantes de este Londres fantasmagórico. Algunas escenas han de ser sacrificadas para alcanzar el tiempo que está a la disposición de los directores y productores, pero otras muchas consiguen hacerse un hueco. Entre ellas, el icónico duelo de espadas del segundo libro entre Lockwood y su antiguo compañero Quill Kipps, que desemboca en una peligrosa apuesta: la próxima vez que ambas agencias compitan en un encargo, los perdedores no solo deberán admitir la derrota, sino también dejar el trabajo de agentes. Momentos como este, donde el peligro no es una aparición sino otro humano de carne y hueso, consiguen mantener el aire realista y juvenil que, de vez en cuando, parece querer perderse dentro de la trama.

Agencia Lockwood tuvo bastante éxito en Netflix durante las semanas posteriores a su estreno, pero aún no se ha confirmado si será renovada para una segunda temporada en los que se retomen los flecos sueltos de la primera. Esperemos que no le ocurra como a otras series de la plataforma, canceladas después de solo su primera temporada. En caso de que eso suceda, siempre puedes averiguar cuál es el final de la historia en los libros. Montena abandonó su publicación en 2015, pero Hidra la ha retomado y ya están disponibles los tres primeros.