¿Que te apetece leer?
Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

1984
George Orwell

DeBolsillo
#PostureoClásicos El Templo#95 (Agosto-Septiembre 2023)
Por Alicia D. Carballeira
477 lecturas

George Orwell es conocido por su narrativa política y social. Tanto Rebelión en la granja, que ya se reseñó en esta sección, como 1984, son claros ejemplos de la capacidad narrativa del autor. Se trata de uno de los mayores exponentes del género distópico y de la ciencia ficción.

Publicada en 1949, pocos años después del final de la II Guerra Mundial, 1984 narra la vida de Winston Smith, un hombre de bajo rango de «El Partido» que trabaja en el Ministerio de la Verdad manipulando noticias, libros y todo tipo de información para que cuadre con la versión que el Gran Hermano, el dirigente del partido, quiere dar al resto de los habitantes. Ahogado por la constante vigilancia y la falta de libertad, Winston comienza una rebelión silenciosa a través de un diario donde escribe sus pensamientos más secretos, que representan una traición en sí mismos. De enterarse el gobierno, la Habitación 101 y un castigo ejemplar lo esperarían al final de su juicio.

La narración de Winston, pese a describir una sociedad atrapada en una dictadura donde siempre se es observado, mantiene mucha de su humanidad; en las interacciones con sus vecinos, en las observaciones sobre sus compañeros de trabajo o en el simple hecho de rebelarse a través de la palabra escrita. El propio lenguaje es una parte esencial del control del Gran Hermano, que haciendo uso de la «neolengua» trata de reescribir la historia y la forma en que las personas piensan y reflexionan. Rebelarse narrando sus secretos y deseando algo mejor para el futuro es el acto más humano que Winston Smith podría haber llevado a cabo.

Pese a haber sido escrita hace casi 75 años, 1984 no deja de ser extremadamente relevante. Junto a Rebelión en la granja, ambas novelas retratan la dureza de las dictaduras y las maneras en que tratan a los ciudadanos, la historia e incluso las noticias que ya han sido publicadas, pero ya no cumplen con las exigencias del líder. Compañeros de trabajo que se miran unos a otros con desconfianza, en busca de un traidor que nunca saben si es amigo o enemigo. La esperanza de que las siguientes generaciones puedan saber lo que es la libertad. Se habla de la lealtad, de la manipulación, y del peligro de confiar en la persona equivocada.

No importa si es como lectura obligatoria del instituto, por simple curiosidad o para tener una lectura durante las noches de otoño que cada día están más cerca, 1984 es un clásico que siempre vale la pena leer.