¿Que te apetece leer?
Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.
finalista
finalista
MEJOR NOVELA
nacional
perteneciente a saga
perteneciente a saga
Templis
2022

La ambición de los mitos (Dark Mystical II)
Marta Álvarez

La Galera
Reseñas de novedades El Templo#92 (febrero-marzo 2023)
Por Víctor Heranz
487 lecturas

¡Eh! Si la mandíbula no se te desencajó con el final de Dark Mystical I, no sigas leyendo por tu propia seguridad.

En Umbria acechan todos los males. Monstruos aterradores, un escenario de pesadilla y los Mystical del Caos, tan poderosos como letales. Pero nunca había habido una criatura tan peligrosa como la que ahora recorre los pasillos del antiguo castillo de Crisis. Loca de dolor y arrastrando un corazón destruido. Creyéndose capaz de retar a la propia muerte. Porque ella es la más poderosa de todas las criaturas a un lado y al otro de la Puerta.

Ella es Luna, la Mystical esencial. La que le devolverá la vida a Gala. La que no descansará hasta cobrarse su venganza.

En la Tierra, las cuatro Mystical restantes deben encontrar la manera de llegar a Umbria y rescatar a Luna, a la que creen perdida y en peligro. Ni en sus peores sueños se imaginan que el destino les tiene preparada la batalla más difícil de todas: enfrentarse a la que hasta ahora fue su amiga.

Y, mientras tanto, un mal ancestral espera a que llegue su momento para conseguir aquello que siempre ha deseado.

La ambición de los mitos es una novela llena de acción y batallas, una de esas obras que tienen su propio cronómetro interno y donde el lector llega al final con 120 pulsaciones por minuto. ¿Y cómo no hacerlo? La autora culminó el tomo anterior con un cliffhanger irresoluble y un nuevo tablero de juego para la saga. Álvarez lo maneja con pericia, cerrando todos los cabos sueltos que podría ocasionar. Además, elige a Luna como la gran protagonista de la novela y profundiza en su megalomanía regalándonos una villana carismática y enloquecida por el dolor, digna de cualquier cuento clásico. Por otro lado, los momentos en la Tierra que comparten Leo y Chris son pequeñas treguas entre tanta lucha monstruosa, y es en esas escenas donde aparece el humor tan reconocible de la autora.

Es verdad que la acción deja de lado una de las características más identitarias de la saga: las relaciones entre las chicas. Quizá se echa en falta algunas escenas más cotidianas y donde reine la amistad (donde suele brillar, especialmente, Hana, que queda relegada a un papel secundario en esta segunda parte), pero no podemos sino alabar el riesgo que Álvarez toma en cada nueva novela. La conclusión de la trilogía promete ser inolvidable.