¿Que te apetece leer?
Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.
finalista
finalista
MEJOR NOVELA
extranjera
perteneciente a saga
perteneciente a saga
Templis
2016

Escamas (Seraphina II)
Rachel Hartman

Nocturna
Reseña inédita
Por Marta Álvarez
3.523 lecturas

¡Cuidado! Esta reseña contiene spoilers de Seraphina.

La situación de Goredd es inestable: su anciana reina ha sido envenenada, su regente tiene solo dieciséis años, y su palacio acoge al ardmagar Comonot, que se ha convertido en exiliado de su propio reino. En Tanamoot, el Antiguo Ard ha tomado el mando, y no tiene una actitud muy buena hacia sus vecinos los humanos.

Con los dragomaquitas casi extintos, los saarantrai como Seraphina parecen ser la única esperanza de plantar cara a los dragones. Por ello, nuestra protagonista deberá encontrar a todos los mestizos que pueblan su jardín de grotescos. Sabe que, en la vida real, están repartidos más allá de Goredd, en los reinos de Samsam, Ninys y Porphyria. Pero, ¿estarán todos dispuestos a ir con ella? Aunque teme fallar a su reina y amiga, Glissenda, Seraphina sabe que debe andarse con cuidado. De hecho, hay una grotesca a la que no piensa buscar, no después de lo que pasó la última vez que confió en ella.

Rachel Hartman ha cautivado a El Templo. Estuvo nominada a un Templi como Mejor novela extranjera perteneciente a saga gracias a Seraphina, y con Escamas ha hecho doblete. Esta segunda parte nos da lo que nos faltó en la primera: una visión más amplia de este mundo fantástico. Gracias al viaje de Seraphina, conocemos nuevos reinos, cada uno con su intrincada cultura propia; un ejercicio de ambientación digno de admirar.

Aunque nunca nos separamos de la protagonista, en Escamas también encontramos muchos más personajes que en Seraphina, personajes que destacan tanto física como psicológicamente; un ejemplo más de la gran imaginación de Rachel Hartman.

Cada nuevo escenario trae consigo nuevos problemas para Seraphina, y son desafíos de todo tipo. Hay acción, hay conspiraciones, alguna que otra traición… pero lo más interesante son las luchas que tienen lugar dentro de la propia mente de la protagonista.

Se dice que «segundas partes nunca fueron buenas»… pero Escamas es una flamante excepción a esa regla.