¿Que te apetece leer?
Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Los Flood: ¡Qué vecinos!
Colin Thompson

Alfaguara
Libros olvidados El Templo#91 (Diciembre 2022 - enero 2023)
Por Elena Romero
749 lecturas

Todo el mundo merece buenos vecinos. Incluso Los Flood, una familia de brujas y magos. Hace un tiempo, Nerlín y Mordonna se mudaron con sus siete hijos a una casita adosada de un barrio normal para integrarse en la vida de los humanos. Sin embargo, la práctica está resultando más difícil de lo que pensaban.

Es complicado mantener en secreto todo lo que ocurre en el hogar de los Flood. Quizá se deba a las mascotas de la familia (un dodo llamado Clarissa, un puñado de anguilas nocturnas y el buitre Leach). O quizá al ruido de la Máquina-Para-Resucitar-Muertos-Con-Un-Montón-De-Electroshocks, el último invento de Merlinmary, una de las hijas medianas. O al improvisado cementerio que no han tenido más remedio que montar en el jardín con las tumbas de algunos familiares. O al intrincado sistema de túneles y sótanos que se extiende por ese tramo de la avenida y por el que la familia campa a sus anchas.

Puede que los Flood sean muchas cosas, muchas de ellas relacionadas con la criminalidad y lo monstruoso, pero ni siquiera ellos se merecen unos vecinos como los Dent. Sin embargo, los problemas de verdad aparecen cuando los miembros de la familia Dent comienzan a desaparecer misteriosamente.

Los Flood 1: ¡Qué vecinos! es la primera entrega de la saga que sigue a esta peculiar y oscura familia desde la huida de su país natal hasta sus intentos por integrarse en una vida normal. En este tomo, el autor, Colin Thompson, nos presenta a los nueve miembros de la familia a la vez que nos muestra lo que son capaces de hacer por preservar sus secretos.

Si algo destaca por encima de todo, son los personajes. Encabezan la comitiva Nerlín, un mago algo desastroso, y Mordonna, una bella bruja perteneciente a la realeza. Valla, el hijo mayor, es un esqueleto de veintidós años. Satanella, de dieciséis, tiene el aspecto de un perro escuálido y peludo, pero esto se debe a cierto incidente con una gamba y una varita mágica. Luego llegó Merlinmary, de quince, cuyo rasgo distintivo es que produce electricidad. Y qué decir de Winchflatt, de catorce; aunque tiene pinta de llevar muerto mucho tiempo, su cabeza funciona tan bien que lo convierte en un genio. Morbid y Silent, dos gemelos de once años, son los más silenciosos: se comunican por telepatía entre ellos y con el resto del mundo nunca han estado muy interesados en comunicarse. Por último, Betty, de diez, es la única que posee un aspecto completamente normal y adorable… Aunque eso no significa nada, claro.

La ironía, el humor negro y una inesperada brutalidad inundan las páginas de la novela. Las ocurrencias de los Flood son capaces de poner los pelos de punta y revolver los estómagos de niños y adultos: las truculentas muertes de los vecinos, donaciones de sangre que salen mal, profanaciones de tumbas…

En sus primeras ediciones en España, este tomo de Los Flood 1: ¡Qué vecinos! se vendía en una bolsa de sangre falsa. Además de la historia, el libro también incluye los archivos de la familia. En español solo pudimos disfrutar de las tres primeras entregas de la saga, aunque en inglés podemos encontrar hasta trece tomos.

En Los Flood 1: ¡Qué vecinos! el terror y la comedia más negra se entrelazan para estimular las mentes de los lectores que empezaron (quizá demasiado pronto) a interesarse por las historias siniestras. Aunque Alfaguara descatalogó la saga hace algunos años, si te interesarte adentrarte en los entresijos de esta familia siempre quedan los ejemplares de segunda mano.