¿Que te apetece leer?
Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Seda blanca, fuego malva
Marta Álvarez, Iguazel Serón

Minotauro
¿Solo para adultos? El Templo#96 (octubre-noviembre 2023)
Por Alicia D. Carballeira
410 lecturas

Después de visitar Galvania en Héroes de cobre (Nocturna, 2019), Marta Álvarez e Iguazel Serón nos llevan de vuelta a a este universo y, esta vez, en lugar de centrarse en el Continente, viajamos hasta el imperio de Losbias, un archipiélago cuyas islas cuentan con su propia dinastía y características inspiradas en diversos países asiáticos. Pero las cosas han cambiado desde que conocimos Galvania. En esta ocasión, se nos presenta una ambientación donde la magia no está al alcance de la mayoría: solo aquellos que pertenecen a las familias gobernantes o a los monjes que los protegen tienen derecho a usarla. Por supuesto, con personajes como Conreth en la trama, que viene del Continente, los choques y discusiones no tardan en llegar. Además, mientras el grupo lleva a cabo su viaje, se nos presentan diferentes formas de vivir las islas, y de conocerlas a través de ojos de nativos y extranjeros.

Los protagonistas son, cuanto menos, dispares. Jisoo, el príncipe de la dinastía Beongae poco acostumbrado a que le lleven la contraria; Aiya, una monje de una dinastía rival que ha terminado jurándole lealtad a Jisoo para ayudarle a encontrar a su hermana, Jisun; Dharani, una bailarina que sabe mucho más sobre la princesa de lo que deja ver; y Conreth, un extranjero que se ha colado donde no debía y ahora tiene que aceptar las consecuencias de su decisión. A lo largo de su viaje por las diversas islas no solo descubrimos el origen del fuego malva que aparece en cada atentado y las razones detrás de la desaparición de la princesa Jisun, sino también la vida de los lugares que cruzan y las personas que conocen. Así, proporcionan al lector la oportunidad de ver el mundo en el que viven los personajes y que las autoras han creado con mimo.

Pese a la cantidad de hilos que la conforman, Seda blanca, fuego malva tiene una trama bastante fácil de seguir. De la misma manera, pese a que su ambientación parece amplia y confusa al principio, según se avanza se puede comprobar que se entiende a las pocas páginas de empezar. Sus personajes mantienen el interés del lector a lo largo de los capítulos, sobre todo al tener la oportunidad de explorar los diferentes puntos de vista que aparecen a lo largo de la novela. Destacan las cortas pero interesantísimas apariciones de Bian, un personaje aparentemente desconectado del resto de la novela, pero que, a través de entradas de diario, nos muestra cómo viven los habitantes de Losbias el no tener acceso a la magia. Y lo que estarían dispuestos a hacer por tenerlo.

En conclusión, pese a estar publicado como adulto, de la mano de Minotauro, este libro es la perfecta continuación para aquellos que disfrutaron de Héroes de cobre y quieren seguir explorando este universo. O para los que sienten debilidad por un mundo amplio y accesible con personajes entrañables. En cualquier caso, el fuego malva estará esperándote para atraparte entre sus páginas.