¿Que te apetece leer?
Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Todos quieren a Daisy Jones
Taylor Jenkins Reid

Blackie Books
¿Solo para adultos? El Templo#93 (abril-mayo 2023)
Por Gemma Cáceres
983 lecturas

Todos conocen a Daisy Jones and The Six por su final: el grupo se disolvió en plena gira nacional el 12 de julio de 1979 tras dar uno de sus mejores conciertos en Chicago. Durante décadas, sus integrantes no dieron explicaciones del porqué de su separación, pero ahora están dispuestos a contarle su historia a quien quiera escuchar. 

Antes de que The Six se convirtieran en The Six, fueron los Dunne Brothers, y eran solo cinco. Y antes de ser una banda, solo estaban Billy y Graham Dunne, sus dos guitarras y las canciones que componían juntos. Luego, ya como grupo, llegaron los bolos en pequeñas celebraciones que pasaron a ser actuaciones en los escenarios más importantes, su primer contrato discográfico, la primera gira, la preparación del segundo disco… Es entonces cuando Billy escribe «Honeycomb», su productor dice que esa canción necesita una voz femenina y aparece ella: Daisy Jones. 

Daisy lo tiene todo: viene de una familia rica, es hermosa, sociable y, a pesar de no tener formación musical, su voz llega a las notas más altas sin esforzarse. Aunque puede conseguir todo lo que quiere cuando quiere, no tiene a nadie, y desea desesperadamente conectar con la gente. Así que, harta de ser la inspiración de los que la conocen, empieza a escribir sus propias canciones y, tras lanzar su primer álbum, graba el single que llevará a The Six a lo alto de las listas para más tarde unirse a ellos y crear Aurora, uno de los álbumes más vendidos de la década de los 70. 

La fórmula para el éxito de Todos quieren a Daisy Jones radica en su estructura: en las entrevistas individuales transcritas por su autora, los protagonistas nos cuentan de primera mano todo lo que ocurre en una banda cuando la línea entre lo personal y la música se emborrona hasta desaparecer por estar todo el día componiendo juntos. Y siete personas viven de siete formas distintas, por lo que el lector percibe cada discusión y cada buena noticia de una forma u otra dependiendo de quién la cuente, hasta el punto en el que dudamos de si se está diciendo la verdad. 

Es esta narración en forma de documental la que además nos permite descubrir que todos los personajes distan de ser el perfecto icono de rock que conoce el público: cada uno tiene que hacer frente a sus adicciones, evitar las tentaciones a las que se exponen continuamente, superar sus enfados y amores no correspondidos, callar sus opiniones y resolver sus dudas por el bien del grupo.

Las canciones que escriben (y que podemos leer al final del libro o escuchar una versión diferente en la serie de Prime Video) reflejan cómo ser una joven estrella puede romperlos, pero también cómo son esas mismas melodías las que consiguen salvarlos, a ellos mismos y a las miles de personas que recuerdan su rocanrol fuera y dentro de la ficción.