¿Que te apetece leer?
Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.
Reportaje central

Road trip por España a través de la literatura juvenil

El Templo #94 (junio-julio 2023)
Por Marcos Ramón
749 lecturas

Una de las primeras cosas en las que seguramente te fijarás al empezar un libro es el lugar donde se sitúa la historia. Ya se ubique en el mundo real —con o sin elementos mágicos incluidos— o en un mundo completamente inventado, la ambientación de una obra juega un papel fundamental en el transcurso de su argumento y repercute en la manera en la que los lectores nos implicamos en ella.

¿Alguna vez te has encontrado con un libro ambientado en tu ciudad? ¿Te has sentido como uno de los protagonistas de tu novela favorita al pasar por la misma calle que ellos en sus aventuras? Si rebuscamos entre la literatura juvenil nacional, encontramos numerosos ejemplos de descripciones de lugares emblemáticos de nuestro país que más de uno conocerá. En otras ocasiones, quizá los lugares no nos suenen, pero siempre existe la posibilidad de que su descripción nos cautive tanto que se convierta en nuestro próximo destino de vacaciones.

Es por eso que en este reportaje hemos decidido hacer las maletas y llevarte en un road trip literario (con todos los gastos pagados) por distintas partes de España. Este viaje, sin embargo, va a ser un tanto peculiar: aunque los libros son los mejores compañeros que se puede pedir, en esta ocasión también van a ser nuestro principal medio de transporte, y sus autores, los encargados de guiar nuestro camino.

¡Abróchate el cinturón, que empezamos!

Vigo

Nuestra aventura comienza en Vigo. Mucho antes que nosotros lo visitó Julio Verne, el célebre escritor de novelas de aventuras. Lo curioso es que, aunque el hombre estuvo en la ciudad en dos ocasiones —en 1878 y 1884—, ninguna fue de manera intencionada. Como sabemos muy poco de estas visitas, Ledicia Costas, escritora nacida en Vigo, juega a imaginar su paso por la ciudad en su obra Verne y la vida secreta de las mujeres planta, y nos traslada a su ciudad natal con estas líneas:

«Vigo es industria, calles, barcos, pescado, edificios antiguos de piedra, caballos, marineros arrastrando redes. Vigo es una criatura poliédrica y maravillosa. Una criatura que ha crecido hasta alcanzar la edad adulta…».

«Vigo es una ciudad con arterias, pulmones y una estructura ósea que la sostiene. Su corazón es azul y los antepasados le pusieron el nombre de Atlántico. Él es quien expande el aroma salado por toda la costa. Es como si albergase en el interior de sus aguas un artefacto manejado por misteriosos e incansables animales marinos, que nunca dejan de bombear con sus patitas mientras exhalan burbujas de aire. En una zona llamada Berbés el olor es tan denso que si cierras los ojos y te dejas llevar por un instante, casi consigues trasladarte a las bateas que visten los alrededores del puente de Rande…».

Mientras que estas palabras son atemporales y describen la esencia de Vigo, la historia se remonta, en palabras de la autora, a «un tiempo en el que todo estaba todavía por hacer». A finales del siglo XIX, Vigo no era exactamente lo que es ahora en cuanto a sus calles o sus barrios. Sin embargo, sí que destacaba por ser una vía de comunicación entre el continente europeo y el resto del mundo.

Aun situándonos en otra época, hemos mantenido estas descripciones, tanto por la belleza de la pluma de la autora como por la maestría con las que las usa para ambientar una historia con toques fantásticos en los bordes de la realidad, que le concedió el Premio Lazarillo en 2015. Si quieres saber más, dejamos a tu disposición la entrevista que le hicimos en 2018.

Antes de finalizar, hay muchos más detalles en el tintero sobre Vigo. ¿Sabías que Verne introdujo la ría de Vigo en su novela 20.000 leguas de viaje submarino? Lo más curioso de todo es que, para ese momento, el hombre aún no había visitado la ciudad. En homenaje a él, si algún día paseas por la zona del Náutico, junto a los jardines de Montero Ríos, encontrarás una estatua suya sentado sobre los tentáculos de un calamar gigante.

Los Pirineos

«Un sueño. Una pasada. Él y yo solos en medio de la montaña compartiendo noches de luna llena, cielos estrellados, tienda y purés de patatas [...]. Nos bañaríamos en lagos, escalaríamos montañas y yaceríamos en prados mullidos de césped, con las manos bajo la cabeza, siguiendo el vuelo majestuoso de las águilas sobrevolando las crestas de los Pirineos».

Nuestro próximo destino no va a ser una ciudad o un pueblo concreto, sino una de las cordilleras más destacadas de todo el mundo, que hace de barrera natural entre Francia y España. Los Pirineos destacan por su naturaleza y su inmensidad y son el escenario perfecto para una novela de intriga, misterio y romance como Caminos de libertad, de Maite Carranza, de la cual hemos sacado estas líneas.

La ambientación, en este caso, juega un papel muy importante, no solo para situar sino para desarrollar la propia trama. Por un lado, veremos algunos lugares donde transcurre esta historia, como el pueblo Alórs d’Isil, el refugio del Fornet, el Río Nogueira o el pico Aneto, y podremos deleitarnos con sus bonitos paisajes y su fauna y flora. Pero, conforme avanza la trama, indagaremos en la historia de los habitantes del Pirineo y los exiliados españoles en época de guerra y represión, dejándonos claro que la elección de escenario no ha sido arbitraria.

No importa si en tu próxima visita a los Pirineos coincides o no con los pasos de la protagonista de esta obra; la lectura de esta novela probablemente te descubrirá una nueva faceta de estos paisajes naturales tan frecuentados por los turistas.

Barcelona

Después de hacer senderismo nos movemos a Cataluña, adentrándonos en los recovecos de Barcelona junto a Abril y Marina, protagonistas de Los días que nos separan, de Laia Soler, que fue galardonada con el I Premio La Caixa/Plataforma por esta novela. Como podrás ver a continuación, sus páginas contienen referencias, bromas y hasta curiosidades que quizá no sepas:

«Los turistas acudían a Barcelona para visitar los edificios y ver los recuerdos arquitectónicos que había dejado el modernismo en la Cataluña de principios del siglo XX. Esos conocimientos estaban al alcance de cualquiera».

«Eres fan incondicional de los Beatles. Si lo eres, sabrás que en este hotel se hospedaron la única vez que estuvieron en Barcelona en 1965. Aún conservan la que llaman “The Beatles Suite”, lo que no deja de ser un poco raro y morboso, ¿no crees? […]. En la calle València, esquina con rambla de Catalunya. Dos portales hacia la derecha. Nos vemos ahí a las siete de la tarde».

Lo cierto es que esta novela aúna pasado y presente: por un lado, Abril es una chica que vive en la Barcelona actual. Sin embargo, tras su encuentro con un misterio chico en la biblioteca, comienza a soñar, de manera muy vívida, con Marina, una obrera de la Barcelona del siglo XX que comparte edificio con Víctor, un burgués idéntico al chico que vio en la biblioteca.

Cada noche, recorremos también la Barcelona del siglo XX, lo que nos permite comparar los cambios acaecidos, así como apreciar la sociedad de la época y la diferencia entre las clases sociales que hubo en el pasado. La historia tiene una ambientación cuidada al detalle, que influye notoriamente en el desarrollo de una trama que, además de en el romance, también se adentra en la crítica social.

Zaragoza

¿Sabías que el nombre actual de la ciudad procede de Caesaraugusta, nombre que recibió en honor al emperador romano? Hacemos nuestra siguiente parada en una ciudad plagada de vestigios de la cultura romana: murallas, anfiteatro, mosaicos… Y precisamente lo mencionamos porque esto también tiene mucha relevancia en Donde surgen las sombras, la novela policiaca y de suspense ganadora del Premio Gran Angular en 2006, escrita por David Lozano.

La historia empieza con la desaparición de un joven llamado Álex y un grupo de amigos dispuesto a remover cielo y tierra con tal de averiguar su paradero, un pretexto perfecto para llevarnos de paseo por los lugares más característicos de Zaragoza, como la plaza del Pilar o la calle Mayor. Pero, a medida que la trama se vuelve más tensa, también lo hacen sus escenarios, y conforme exploramos el casco histórico (o «casco viejo») de la ciudad, veremos que en las profundidades de su alcantarillado, bajo el Callejón de las Once Esquinas, se esconde una red de túneles provenientes de la época romana en los que se está llevando a cabo un oscuro complot.

A continuación, te dejamos algunos fragmentos:

«Con rostro serio, Gabriel tomó la iniciativa y los demás le siguieron caminando por el Coso y bajando por el lado izquierdo de la calle Alfonso I, hasta llegar al escondido rincón donde nacía, casi invisible, el Callejón de las Once Esquinas».

«...una ruta que pocos conocían: recorría un pasadizo que acababa desembocando en la ribera del río Ebro, junto al Puente de Piedra. En realidad, un arco completo de aquel puente romano se hallaba enterrado bajo el pavimento del paseo de Echegaray y Caballero. Los secretos de Zaragoza».

También es cierto que a veces los autores se toman ciertas licencias y, tal y como David Lozano aclaró, hay puntos donde la novela se aleja de la realidad (sí, existen restos de las antiguas cloacas romanas en Zaragoza, pero solo algún tramo excavado que se puede visitar en el Museo del Foro Romano). Si quieres saber más, siempre puedes echarle un ojo a esta entrevista que le hicimos en 2009.

No podemos terminar de hablar de esta ciudad sin resaltar otra parte del libro que, en esta ocasión, hace un homenaje a una de las vistas más bonitas de Zaragoza:

«Terminó apoyado en las barandillas del Puente de Hierro, contemplando la imagen de la Basílica del Pilar reflejada en las apacibles aguas del Ebro».

                                  

Madrid

Dejamos atrás Aragón, rumbo al suroeste, y no detenemos nuestro camino hasta llegar a la capital de España. Madrid es mundialmente conocida, y sus numerosos monumentos, museos, parques y plazas han sido escenario de múltiples historias a lo largo de los años. En este caso, el libro que vamos a presentar a continuación también ha marcado a toda una generación. Memorias de Idhún, de Laura Gallego, es una trilogía de fantasía que, si bien terminó en 2006, ha vuelto a nosotros de muchas formas, tanto en formato cómic, como con una enciclopedia de su mundo e incluso con una serie de animación.

Si bien el peso de la acción y la magia aparecen con mayor frecuencia en el mundo de los tres soles y las tres lunas, el argumento de su primer libro, Resistencia, también nos lleva por diversas zonas de Madrid, incluyendo una escena de persecución que tiene como escenario la red de metro. Te dejamos un fragmento a continuación:

«Victoria trepó por las escaleras y se precipitó pasillo arriba. Estaba en la estación de la Puerta del Sol, donde confluían tres líneas de metro distintas y, cuando desembocó en la intersección, corrió hacia cualquier parte, sin importarle la dirección a tomar. Oyó el ruido de un tren acercándose a la estación y, casi sin darse cuenta de lo que hacía, eligió el pasillo del que llegaba el sonido salvador. Casi tropezó al bajar con precipitación las escaleras, pero llegó al andén a tiempo de coger el tren. Entró con un numeroso grupo de gente, y, en cuanto lo hizo, se agachó y anduvo rápidamente hacia la siguiente puerta, a gatas, para que no se la viera desde fuera. La gente la miraba, pero nadie dijo nada».

Desde Sol cogemos la línea 1 y, si te fijas bien, verás que pasamos a toda velocidad sin detenernos por una estación que parece congelada en el tiempo. Es la estación fantasma de Chamberí, donde se oculta el cuartel general de CIRCE, una organización secreta que secuestra a niños con poderes. O eso nos cuentan Iria G. Parente y Selene M. Pascual en su novela Antihéroes. Esta novela de fantasía urbana se ambienta de manera tan realista que incluso en su portada podemos ver una parte de la ciudad: el Edificio Metrópolis. Sus páginas tampoco se quedan atrás, y nos permiten explorar diferentes zonas de la ciudad, como el Retiro:

«Aparezco en El Retiro, en el monumento a Alfonso XIII; cuando era más joven, solo se trataba de "las escaleras al lado del lago" [...]. Uno en el que en mis tiempos pasé muchos buenos ratos, paseando y descubriendo nuevos lugares o tumbándome en la hierba, a la sombra, esas largas tardes de verano, con un helado o un refresco en la mano. El Palacio de Cristal vio cómo me daba mi primer beso; pasé días enteros recorriendo la Feria del Libro que ocupaba el Paseo de Coches».

Si te ha picado curiosidad, te interesará saber que la Estación de Chamberí es real y, aunque ahora ya no esté en uso, se ha convertido en un museo y se puede visitar.

Málaga

Prepárate, porque en la última parada de este viaje nos desplazamos al sur de España de la mano de Patricia García-Rojo. De todas las bellas provincias de Andalucía, Málaga fue la elegida como escenario principal de su saga Alfas. En concreto, vamos a repasar juntos unas líneas de la primera parte de la trilogía, El asesino de Alfas, que además fue ganador en la categoría de mejor novela nacional perteneciente a saga en los Templis de 2020:

«La música cambia y Daniel le pide que suba el volumen mientras cogen la autovía en dirección a Marbella. Han quedado temprano para poder aparcar cerca del castillo Sohail [...]. El sol se ha ocultado ya tras las montañas de Mijas y, cuando toman la salida hacia el castillo, Kate puede ver cómo la noche comienza a remontar sobre el mar, morada y líquida…».

La historia nos habla de Kate, una perceptora Alfa (denominada así por tener los cinco sentidos superdesarrollados) fuera del sistema, que intenta mantenerse al margen de una sociedad jerarquizada y liderada por familias que luchan por ostentar el poder.

La obra repite un esquema que ya hemos visto: el argumento se sitúa en el mundo real y cotidiano, pero contiene múltiples elementos de fantasía. Tal y como se aprecia, el libro nos lleva a lugares como Mijas, Fuengirola, Marbella y Málaga capital. De hecho, las dos familias más poderosas de la provincia reflejan sus propias diferencias en la cultura y sus residencias: la familia Galán, que vive en Marbella una vida de lujo, y los Beltrán, que prefirieren la sencillez de una residencia más humilde en uno de los barrios de la capital, El Limonar.

Aunque nos detenemos a hacer un descanso, el viaje no acaba aquí, puesto que siempre quedan lugares que visitar, y, desde luego, muchísimos libros por destacar. En nuestro catálogo de próximos destinos tenemos, por ejemplo, Benidorm, un lugar donde se ambientará una novela de próxima publicación que están escribiendo Nando López, Begoña Oro, Roberto Santiago y Belén Gopegui, en la que nos llevarán de viaje al mítico Benidorm Fest.

Como habrás podido notar, a lo largo de este viaje hemos visto novelas muy variadas, desde históricas, realistas y románticas hasta puramente fantásticas; desde algunas que buscan la exactitud en sus descripciones hasta otras que rozan lo metafórico; algunas que reflejan con fidelidad la realidad y otras que añaden sus invenciones… La literatura juvenil nacional, al igual que nuestro país, es rica en cultura y variedad. Sin importar el género o la manera en la que la novela esté escrita, siempre buscaremos lo mismo, esa sensación de transportarnos al interior de sus páginas. Al fin y al cabo, hasta el callejón más recóndito tiene su historia, y descubrir cada uno de sus detalles es, sin duda, uno de los placeres de la lectura.