¿Que te apetece leer?
Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.
Reportaje central

Montreuil o el sueño de todo amante de la LIJ

El Templo #91 (Diciembre 2022 - enero 2023)
Por Irene Vílchez Sánchez
538 lecturas

Como cada año desde 1984, la primera semana de diciembre tiene lugar en Montreuil, una ciudad colindante con París, el Salon du livre et de la presse jeunesse (SLPJ, ‘Salón del libro y de la prensa infantil y juvenil’). Este último año, en el que ya llegaba a su 38.ª edición, en El Templo no nos lo quisimos perder y, con una maleta llena de libros y muchas ganas de hincharnos a cruasanes y crepes, nos dirigimos hacia la capital francesa. Antes de que empecéis a leer el reportaje, os avisamos: una vez descubráis el Salón, os será imposible no moriros de ganas de ir.

Los mundos que nos descubre la LIJ

Antes de ni siquiera llegar al evento ya estábamos impresionadas: de camino, en el metro, las estaciones estaban plagadas de carteles del Salón; y una multitud de niños correteaba por los vagones. ¡Incluso al llegar a Montreuil había varios agentes del Salón manejando el tráfico!

Pero aún nos impresionó más al llegar: un pabellón enorme, el palacio de congresos Paris-Est Montreuil, acogía la feria. Y, en la entrada, justo antes de acceder al espacio, una exposición. La de este año se titulaba «Désirs de mondes» (‘Deseos de mundos’) y exponía seis álbumes infantiles: Leina et le Seigner des Amanites (de Myryam Dahman y Nicolas Digard, e ilustrado por Júlia Sardà), Monsieur Personne (de Joanna Concejo), L’oiseau en moi voleo ù il veut (de Sara Lundberg), Pirates bric-à-brac (de ATAK), Sauvage (con texto de Layla Zarka e ilustraciones de Salah Elmour) y L’Univers à l’envers (de Henning Wagenbreth). Como se puede ver en las fotografías, estaban montados en una especie de casitas, con algunas citas e ilustraciones del álbum, y con este dentro para consultarlo. En palabras del propio Salón, es una exposición «volcada hacia Europa y el Mediterráneo», que «nos invita a abrir las ventanas de mundos abundantes a los que podemos transportarnos»1.

Cada año se realiza una exposición diferente, reuniendo a diversos ilustradores de alrededor del mundo. Desde 2020, a causa de la pandemia del COVID-19, se realiza en el exterioren lugar de en las salas del pabellón.

Por fuera… y por dentro

¡Nunca habíamos visto tanta LIJ junta! Las dos gigantescas plantas del pabellón estaban repletas de libros: 450 editoriales para todos los gustos tenían montada allí su parada, y unos 180.000 visitantes asistieron en los seis días que duraba el salón para cotillear un poco y, evidentemente, para conocer a sus autores preferidos. Fueron 1.600 los que acudieron (entre escritores e ilustradores) para conocer a sus lectores y presentar sus últimas novedades.

Desde El Templo no íbamos a ser menos: ¡pudimos conocer a algunos de nuestros escritores favoritos! Desvirtualizamos a la francesa Marie Aude Murail, flamante Premio Andersen 2022, que nos encandiló en 2012 con No somos los únicos que llevamos este estúpido apellido y a quien tuvimos el inmenso placer de entrevistar poco después; y nos reencontramos con Clara Duarte, que se llevó el Templi a mejor novela nacional independiente en 2021 por Cada seis meses, y con Victoria Schwab (también conocida como V. E. Schwab), que nos ha maravillado con libros como Una canción salvaje o La ciudad de los fantasmas y a quien entrevistamos hace unos años.

Pero admirar libros y conocer autores no es lo único que se hace en el salón. También hay una programación de charlas muy variada y paralela en dos salas diferentes, dirigidas a todas las edades: desde los más pequeños hasta una jornada entera dedicada a los profesionales del sector, pasando, claro, por los jóvenes. Pudimos asistir, por ejemplo, a la mesa redonda «Désirs de mondes : Prendre son envol» (‘Deseos de mundos: alzar el vuelo’), en la que las autoras Cécile Alix, Martine Pouchain y Muriel Zürcher presentaron sus últimas novedades; la conferencia «101 façons de lire tout le temps» (‘101 maneras de leer todo el tiempo’), en la que el ilustrador Benjamin Chaud dibujaba en vivo mientras el escritor Timothée de Fombelle (a quien descubrimos en 2015 con Entre cielo y tierra, primera parte de la saga Vango, novela ganadora del Templis a mejor novela extranjera perteneciente a saga) leía algunos fragmentos de su última obra, titulada precisamente como la conferencia; o la mesa redonda «Et si la Petite Sirène n’était pas une femme ?» (‘¿Y si la Sirenita no fuera una mujer?’), con la presencia del autor Benjamin Lacombe y el traductor literario Jean-Baptiste Coursaud, en la que descubrimos curiosidades de las versiones de este cuento tradicional y, particularmente, de la adaptación de Lacombe (¡incluso llegamos a ver algunas de las ilustraciones originales!).

Les pépites, o las perlas del año

Así mismo, el SLPJ organiza un premio anual a los mejores libros publicados durante el año. Un comité formado por nueve críticos literarios profesionales de la LIJ se encarga de seleccionar veinte obras, divididas en cuatro categorías diferentes: álbum ilustrado, narrativa middle-grade, cómic y narrativa juvenil. Después, cuatro jurados formados por niños y jóvenes de entre ocho y dieciocho años escogen la pépite (o ‘perla’) de cada categoría. Finalmente, el primer comité escoge un libro de entre los veinte que compiten para otorgarle el título de «Pépite d’Or» (‘Perla de oro’) como mejor libro del año. El anuncio de los ganadores se hace en el marco del SLPJ, durante el primer día.

Este año se han llevado el galardón Règlobus de Pierre Alexis a libro ilustrado, Les enfants de la legende (Maldoror, I) de Philippe Lechermeier a narrativa middle-grade, Furieuse de Geoffroy Monde y Mathieu Burniat a cómic, y Grand Passage de Stéphanie Leclerc a narrativa juvenil. La «Pépite d’Or» ha recaído en Hetla et Laki, un álbum infantil de Marine Schneider. Esperamos poder verlos todos pronto por las librerías españolas.

Constelaciones literarias

El SLPJ cuenta también con un premio a la trayectoria. De menos recorrido que las «Pépites», la «Grande Ourse» (literalmente, ‘Osa Mayor’) se creó en 2019 para distinguir «la obra de una creadora o creador francófono cuya escritura, gesto y creatividad, de singular alcance o audacia, haya dejado una huella duradera en la literatura infantil y juvenil»2. La apodaron así porque «invita a levantar los ojos al firmamento para destacar las numerosas estrellas que ya se han instalado y que juntas forman un camino de inspiración»2. Este año recayó en Marc Boutavant, ilustrador de libros como Perro Apestoso, La vuelta al mundo de Mouk, Nunca hagas cosquillas a un tigre o Mi gran amigo Barkous, entre muchos otros.

Aquí acabó el Salón para nosotras, aunque estamos seguras de que nos llevamos recuerdos que nos van a acompañar toda la vida. Si os habéis quedado con ganas de más… ¿Nos vemos en Montreuil del 29 de noviembre al 4 de diciembre de este año?

 

Referencias

1 Salon du livre et de la presse jeunesse (2022, 27 de octubre). L’exposition du Salon. Recuperado de https://slpjplus.fr/salon/lexposition-du-salon/
2 Salon du livre et de la presse jeunesse (2023, 6 de enero). La Grande Ourse 2022. Recuperado de
https://slpjplus.fr/salon/la-grande-ourse-2022/