¿Que te apetece leer?
Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.
Reportaje central

Recomendaciones literarias para estas Navidades

El Templo #91 (Diciembre 2022 - enero 2023)
Por Carlota Bouwmans
783 lecturas

Lectores, ha llegado diciembre. Declaramos inaugurado el mes en el que las calles se llenan de luces y olor a castañas asadas, se hiela el cristal del coche por las noches, y comenzamos a percibir el fin de las clases y el inicio de unas deliciosas vacaciones. También es época de regalos, y qué mejor ocasión que la Navidad, tiempo de magia, reflexión y sueños cumplidos, para zambullirse en una buena novela.

Aunque, con la cantidad de libros que se publican cada año, decidir cuáles pedir (o regalar) es cada vez más difícil. Si es tu caso, estás de suerte, porque hemos preparado unas cuantas recomendaciones para ayudarte a elegir.

Imprescindibles para los más fans

Es bien sabido que a los lectores nos gusta coleccionar todas las posibles variantes de nuestros libros favoritos. Las ediciones especiales son como diamantes extraños e infrecuentes, que capturan toda la atención cuando salen a la luz. Este año encontramos, por ejemplo, Invisible, de Eloy Moreno.Portada de Invisible, de Eloy Moreno. El fondo es dorado y está cubierto con una capa de gotas de agua de color azul. En el centro hay una silueta coloreada de azul de un chico con una lágrima dorada en el pecho. Encima de él se encuentra el título en letras azules, y sobre este, el nombre del autor.

Esta historia llena de metáforas nos hace ver el mundo desde los ojos de un chico tan acostumbrado a pasar desapercibido que ya nadie le ve, y ha tenido tal éxito que ya va por su quincuagésima edición. Para celebrarlo, se ha lanzado una preciosa edición limitada en tapa dura de color dorado.

Portada de El chico de las estrellas, de Chris Pueyo. El fondo es blanco, y en el centro hay un dibujo de dos chicos besándose, ligeramente pintados con acuarelas. Solo se les ve la cabeza y los hombros. Uno de los chicos está dibujado en color azul, y bajo él hay un caballito de mar. El otro está pintado en rojo. Hay estrellitas esparcidas por el fondo.Quizá también te suene El chico de las estrellas, de Chris Pueyo. Este libro rompió barreras por su delicadeza, su inconformismo, su mensaje de resiliencia para los que sufren por ser diferentes y su sorprendente prosa poética, que difumina el límite entre poesía y narrativa. El debut de Chris Pueyo cuenta a partir de ahora con una edición ilustrada por Jorge García, ideal para los que amaron esta historia y aún más para los que todavía no la conocen.

Portada de la novela gráfica de La Pirámide Roja, de Rick Riordan. El fondo es marrón con la silueta de una pirámide de color rojo. Cuatro personajes aparecen en primer plano: un chico negro con un sable, una chica blanca y pelirroja con una pluma mágica, la diosa Bastet (con piel de color marrón oscuro, ojos amarillos y manchas de leopardo) y un hombre fornido y también de piel oscura con un traje y sombrero azules, un monóculo y guantes blancos.Hablando de ediciones ilustradas, ¿hay algún fan de Rick Riordan en la sala? Si es así, quizá te interese este libro: la novela gráfica de La Pirámide Roja, el pPortada de La última descendiente, de Rick Riordan. Una nave sumergida en el mar está atrapada entre los tentáculos de un pulpo gigante de color naranja rojizo. Dos personas vestidas como buzos observan de espaldas y flotando la nave cautiva.rimer tomo de Las crónicas de Kane. El ilustrador, Orpheus Collar, trae a la vida a los hermanos Kane y sus aventuras por el mundo de la mitología egipcia con viñetas a color llenas de acción. Tampoco te puedes perder su última novela, La última descendiente, una historia de ciencia ficción con tintes a 20.000 leguas de viaje submarino que nos gustó tanto que quedó finalista en los Templis 2021.

Ahora, queremos mencionar a una Portada de Heartstopper. El álbum, de Alice Oseman, ilustrada y coloreada por ella misma. El fondo es azul con siluetas de hojas amarillas cayendo, y en el centro hay una fotografía con el borde amarillo y pegada con celo por las esquinas. En la foto aparecen Darcy, Tara, Nick, Charlie, Tao y Elle. Sobre la fotografía han pintado con un rotulador rosa unos cuernos para Darcy, un halo sobre la cabeza de Tara, unas rayitas en las mejillas de Tao, un corazón sobre la mano de Charlie, que está haciendo el símbolo de la paz, florecitas alrededor de Nick y unas rayas sobre la cabeza de Tara. Bajo la fotografía aparece el título en rosa y amarillo. escritora que, al igual que Riordan, es famosa por la diversidad de sus libros. Nos referimos a Alice Oseman, autora de novelas como Nací para esto, Sin amor o Radio silencio, y de las novelas gráficas de Heartstopper, cuya fama ha alcanzado un nuevo nivel desde que se estrenó su adaptación en Netflix. Si eres fan de Nick, Charlie y toda su pandilla, entonces te interesará Heartstopper. El álbum. En este libro ilustrado totalmente a color por la autora encontrarás fichas de los personajes, minicómics inéditos, las primeras ilustraciones de Nick y Charlie y numerosas curiosidades sobre la historia y el proceso creativo.

Portada de Los crímenes de Chopin, de Blue Jeans. El fondo es una imagen de una chica con el pelo rubio, un jersey negro y un dedo sobre los labios en símbolo de silencio. En el centro, en letras mayúsculas blancas, aparece el nombre del autor, y entre las dos palabras (Blue y Jeans), aparece el título de la novela, en letras negras mayúsculas sobre una cinta amarilla.Portada de Pétalos de papel, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual. El fondo es blanco con pétalos rosas difuminados flotando. En el centro hay una ilustración de un chico y una chica espalda contra espalda. El chico es más alto que ella, y mira hacia arriba con aire triste. La chica tiene los ojos cerrados, y el viento revuelve su pelo castaño. La tipografía del título se asemeja a la de un pincel fino.Volviendo al ámbito nacional, Blue Jeans parece haber encontrado su sitio en el género del thriller, porque este año ha publicado una nueva novela de misterio, Los crímenes de Chopin, que nos narra el caso de un ladrón de Sevilla, y del joven polaco que, de repente, se convierte en el principal sospechoso. En el género del romance y la fantasía, te recomendamos Pétalos de papel, la ópera prima de Iria y Selene, que ahora ha sido reeditada por la editorial Molino. Esta novela autoconclusiva narra la historia de Dani, una chica que queda atrapada en el interior de un libro y aterriza en un mundo en el que solo un chico tiene el poder de devolverla a casa.

¿Del papel a la pantalla o de la pantalla al papel?

Hace años que las productoras apuestan por adaptaciones literarias de libros que han gustado al público, y cada vez es más frecuente descubrir novelas a través de sus adaptaciones, y no al revés. Quizá sea tu caso con Enola Holmes; la saga de libros protagonizados por esta joven e intrépida detective pasó bastante desapercibida hasta que Netflix estrenó una película protagonizada por Millie Bobbie Brown basada en el primer tomo. Las novelas de Nancy Springer empezaron a publicarse en 2006, pero ha sido ahora cuando han llegado a las librerías para quedarse.

Imagen que muestra los cinco libros de la saga de Enola Holmes en fila, y a la izqueirda del todo, el poster de la película de Netflix.

Otro ejemplo es La escuela del Bien y del Mal, la exitosa saga de Soman Chainani que ahora cuenta con una adaptación cinematográfica. Si te gustó la película, te alegrará saber que la historia de Sophie y Agatha está formada por nada menos que seis libros. Y si ya los has leído, te proponemos El origen de la escuela del Bien y del Mal, una precuela llena de giros inesperados y publicada este mismo año que nos remonta a los inicios de esta escuela que acoge a los futuros protagonistas —héroes y villanos— de los cuentos de hadas.

Portadas de los seis libros de la saga de La escuela del Bien y del Mal. Portada de la precuela de La escuela del Bien y del Mal.

Precuelas, spin-offs y antologías

Hablemos ahora de libros que amplían universos, retoman cabos sueltos o profundizan en personajes secundarios con trasfondos interesantes. En todas las sagas hay libros solitarios y a menudo poco conocidos que nos devuelven a los mundos ficticios o reales de nuestras novelas favoritas.

Portada de El demonio en el bosque. Fondo blanco con siluetas grises de abetos, y en el centro un chico de pelo negro y vestido de azul oscuro que está de espaldas con la cabeza vuelta hacia el lector. A ambos lados de él surgen corrientes de humo negro, morado y añil, y por debajo hay una maraña de ramas violetas y salmón.Una precuela publicada en 2022 es El demonio en el bosque, una novela gráfica sobre el pasado del mayor villano de la trilogía de Sombra y hueso. En ella, la escritora Leigh Bardugo y la ilustradora Dani Pendergast se alían para transportarnos a la juventud del OscuPortada del libro Las vidas de los santos. El fondo es rojoe imita una tapa de cuero. Tiene un marco dorado decorado con motivos vegetales. E el centro aparece el título en ravkano, y cuenta con una faja de color azul en la que aparece el título en español y una pegatina que anuncia la adaptación de Netflix de Sombra y Hueso.ro, cuando este solo era un chico con un poder demasiado grande en sus manos.

OPortada del libro El lenguaje de las espinas. Fondo negro enmarcado con una red de ramas espinosas azules. En cada esquina hay un símbolo dorado: arriba a la izquierda, un animal con cuernos; a la derecha, un ave fénix; abajo a la izquierda una caracola, y a la derecha, un zorro.tras novelas que profundizan en la ambientación del Grishaverso son El lenguaje de las espinas (2018), una colección de relatos cortos envueltos en misterio, peligro y magia y ambientados en diferentes partes del continente; y Las vidas de los santos (2020), una hagiografía que recoge las hazañas y martirios de los santos de la religión ravkana, aquellos que juegan un papel muy importante en la trilogía de Sombra y hueso y la bilogía de El rey marcado, y a los que Inej reza y venera en Seis de cuervos.

Siguiendo el camino de la fantasía y los cuentos, no podemos evitar nombrar a Holly Black, cuya famosa trilogía, Los habitantes del aire, llena de intrigas políticas y giros argumentales, alterna Portada de Cómo el rey de Elfhame aprendió a odiar los cuentos, de Holly Black. Fondo blanco con dibujos de ramas de árboles y arbustos espinosos en los bordes. En la parte superior, sentado sobre una rama, se encuentra Cardan leyendo un libro. En la esquina inferior izquierda aparece Jude apuntando una espada hacia el suelo. En la parte inferior derecha aparece una criatura azul vestida con un denso abrigo negro.entre el mundo real y un inusual mundo de hadas. Si te gustó El príncipe cruel, te recomendamos Cómo el rey de Elfhame aprendió a odiar los cuentos (2020), una historia corta en tapa dura y con ilustraciones de Rovina Cai que nos desvela fragmentos de la infancia de Cardan y pequeñas historias con retorcidasEstuche de los Cuentos de hadas modernos, que contiene Tributo, Valor y Hierro. En el lateral del estuche aparece una mariposa violeta con una espada detrás y ramitas con hojas en los laterales. moralejas, así como alguna aparición de Jude y Cardan en el presente.

Si eres amante del estilo de Black, échale un vistazo también a los Cuentos de hadas modernos, reeditados por la editorial Hidra en 2022; estas historias cortas fueron las primeras incursiones de la autora en Faerieland, y a través de personajes singulares e incomprendidos, capturan la discordancia entre lo humano y lo feérico, a la vez que muestran la crudeza e imperfección de ambos.

Libros premiados en 2022

Si aún no has encontrado tu libro ideal, quizá deberíamos buscar un enfoque distinto. ¿Qué tal si repasamos algunos de los libros nacionales y extranjeros que han recibido un premio literario este año? Los libros premiados por un jurado tienen calidad asegurada, y generalmente tratan temas de actualidad que te harán reflexionar o descubrir puntos de vista de otras partes del mundo.

Portada de La rama seca del cerezo. De fondo, una calle de Hiroshima, pero sobre todo, el cielo azul claro. En primer plano, una chica con camisa blanca y pelo corto y liso marrón que se halla frente a una persona de perfil que viste un abrigo de invierno con la capucha puesta. Solo se le ve la nariz.Empezando por premios españoles, encontramos La rama seca del cerezo, de Rafael Salmerón, que obtuvo el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil de 2022. Esta novela aúna el siglo veinte y el veintiuno y nos traslada a Hiroshima, combinando las historias de los adolescentes Ichiro y Masuji antes de caer la bomba atómica que partió el mundo, y la de Sakura en la actualidad, una chica que se aferra a los sueños para ignorar la soledad, hasta que conoce a dos personas que darán un giro a su vida.

Portada de El mar detrás. Fondo azul tirando a oscuro, con una mano negra pintada como con lápices de madera. Abajo, dos alambres con espinas. El título y nombre del autor aparecen en la parte superior, pintado con lápiz amarillo.El Premio Gran Angular lo ganó Ginés Sánchez con El mar detrás, que narra la historia de Isata y sus amigos en un campo de refugiados, y nos abre una ventana hacia la situación que miles de personas de nuestra edad están viviendo a solo unos kilómetros de distancia de nosotros.

Portada de La liebre mecánica, de Ledicia Costas. Es de noche en una calle de una ciudad, y un chico está mirando el móvil (el brillo de la pantalla le ilumina el rostro). En la esquina hay un salón de juego, de él sale un hombre con sombrero. Detrás del chico hay una chica de piel blanca y pelo negro recogido en dos moños que le mira con sospecha.La última edición del Premio Lazarillo de Creación Literaria galardonó a Ledicia Costas por su novela La liebre mecánica, que aborda la ludopatía y su impacto en la vida de adolescentes como Cuervo, que, hipnotizado por el giro de una ruleta, se halla cada vez más lejos de la realidad.

Portada de De la boca de un león. Fondo amarillo con la silueta negra de una persona abriendo mucho la boca. De ella emerge el título en letras también negras; el títutlo se encuentra torcido ligeramente a la derecha. El nombre de la autora se encuentra en la parte superior.Inés Garland, autora argentina, se alzó con el Premio Alandar de 2021 con su obra De la boca de un león, que nos habla de Tadeo, un joven acostumbrado al silencio y la asfixia de su hogar que, conforme avanza en la adolescencia, descubrirá nuevas formas de vivir y percibir el mundo.

Portada de Un ewok en el jardín, de Pedro Ramos. Imagen de un chico de espaldas en un túnel, avanzando hacia la luz. El título y el nombre del autor aparecen en letras mayúsculas blancas en la parte superior izquierda.Y, por último, Pedro Ramos es el galardonado con el Premio Edebé de este año. Su novela, Un ewok en el jardín, está protagonizada por David, un adolescente al que se le han agotado las ganas de vivir y que, sin embargo, descubrirá que todos tenemos al menos un motivo para seguir intentándolo.

Pasemos ahora a premios literarios extranjeros. Los más conocidos son estadounidenses (si te interesan, en el reportaje del número 75 te contamos todo sobre ellos). Uno de los más populares es el Premio Michael L. Printz. Portada de Hija del Guardián del Fuego. Fondo de color salmón con dos rostros enfrentados formando las alas de una mariposa. Entre ambos rostros (uno tiene piel más morena que el otro, por lo demás son idénticos) se encuentra el cuerpo de la mariposa. Tras ellas, un círculo amarillo que parece un sol. Bajo  los rostros, una especie de llamas rojas y azules. Abajo se encuentra el título y el nombre de la autora.Este año, la ganadora ha sido Hija del Guardián del Fuego, de Angeline Boulley, que también ha ganado el Premio Morris. Se trata de un thriller ambientado en una comunidad indígena de Estados Unidos, cuya protagonista, Daunis, es elegida por el FBI para ayudarles a encontrar el motivo del aumento del tráfico de drogas en su tribu. Llena de acción y suspense, también nos muestra el día a día de una cultura que nació en el corazón de América y que sigue viva tras siglos de persecución y colonialismo.

Portada de Lore Olympus volumen 1. La portada se divide en dos. Abajo hay un campo rosa, con el cielo del mismo color, en el que Perséfone (también de color rosa) montada a caballo (azul oscuro) mira hacia arriba. Arriba se encuentra Hades (azul con el pelo blanco), invertido, mirando hacia abajo. Se encuentra en el inframundo, que es de color azul, así como el cielo, que se fusiona con el rosa a mitad de la portada. El título se encuentra en el medio, y el nombre de la autora en la parte superior.En la lista del Premio Alex, que selecciona diez libros para adultos que también pueden interesar a los lectores de juvenil, encontramos Lore Olympus, una novela gráfica que reinterpreta el mito de Hades y Perséfone y entrelaza numerosos episodios de la mitología griega con destreza, humor y una buena dosis de romance bajo un foco de actualidad.

Portada de All my rage, de Sabaa Tahir. Fondo de color salmón con letras que van del morado (arriba) al rosa (en el centro), luego al rojo y finalmente al naranja (abajo del todo). Arriba se encuentra el título, y, separado por dos semicírculos entrelazados (uno rosa y otro rojo) se encuentra el nombre de la autora.Y, si no te importa leer en inglés, también te recomendamos el ganador del Premio Nacional de Literatura Juvenil de Estados Unidos: All My Rage, de Sabaa Tahir. Esta novela nos cuenta la historia de Noor y Salahudin, dos adolescentes de un pueblo de California, hijos de inmigrantes pakistaníes, que luchan por mantenerse a flote aunque sus situaciones familiares amenacen con ahogarlos.

Para terminar, no podemos dejar sin mencionar los premios literarios de El Templo: los Templis. La edición que galardona los libros publicados en 2022 aún no ha sido anunciada, pero puedes inspirarte en la del año pasado.

 

Esperamos que esta larga lista de recomendaciones te haya ayudado a encontrar tus próximas lecturas. Recuerda que también tenemos un magnífico Recomendador siempre a tu servicio, donde encontrarás decenas de libros ajustados a tus gustos.

Desde El Templo te deseamos unas Navidades llenas de anécdotas, risas y libros debajo del árbol, y que el Año Nuevo te pille con nuevas historias entre manos. Porque —y en esto los lectores tenemos suerte— así es como funciona para nosotros, ¿verdad? El tiempo pasa, pero las historias nunca se acaban: se multiplican.